Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

Archivo para Torah

¡ UNÁMONOS PARA ORAR POR ISRAEL Y EL PUEBLO JUDÍO!

Imagen

¡ UNÁMONOS PARA ORAR POR ISRAEL Y EL PUEBLO JUDÍO!

Leemos en el libro de Daniel que Di-os escucha las oraciones de cada individuo, no como recompensa por nuestras acciones, sino más bien como expresión de su infinito amor y compasión: “… No elevamos nuestros ruegos ante ti confiados en nuestras justicias, sino en tus muchas misericordias” (Daniel 9:18). No tenemos que ser perfectos para acercarnos a Di-os en oración; simplemente tenemos que clamar a Él, y podemos estar seguros de que Él nos escucha. Únase a los cristianos y judíos en todo el mundo y ore para que Di-os responda nuestras súplicas y traiga paz a Israel y al pueblo judío.

MOTIVOS DE ORACIÓN:

  • Ore por los millones de judíos en todo el mundo que recientemente celebraron Sucot y Simchat Toráh, que estos días santos profundicen su fe a lo largo del nuevo año. ”Yo te he invocado por cuanto tú, Di-os, me oirás; inclina a mí tu oído, escucha mi palabra” (Salmo/Tehilim 17:6).
  • Ore para que a las decenas de miles de sobrevivientes del Holocausto que pasan dificultades, se les provea alimentos, combustible para calefacción, medicamentos y otros suministros básicos que tan desesperadamente necesitan. “Si das tu pan al hambriento y sacias al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz y tu oscuridad será como el mediodía” (Isaías 58:10).
  • Pida por la paz de Jerusalén. “¡Sea la paz dentro de tus muros y el descanso dentro de tus palacios! Por amor de mis hermanos y mis compañeros diré yo: «¡La paz sea contigo!»” (Salmo/Tehilim 122:7/8)
  • Ore por la provisión de Di-os para ayudar a satisfacer las crecientes necesidades humanitarias del pueblo judío en Israel y alrededor del mundo. “El día que clamé, me respondiste; fortaleciste el vigor de mi alma” (Salmo/Tehilim 138:3).
  • Ore por el rabino Eckstein, que Di-os continúe dándole salud, fortaleza y éxito en su misión de tender puentes entre los cristianos y los judíos y de apoyar a Israel. “… Yo soy tu Di-os que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia” (Isaías 41:10).
  • Fuente: Fraternidad Internacional de Cristianos y Judíos.
Anuncios

CÓMO TENER UNA MENTE CLARA

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

CÓMO TENER UNA MENTE CLARA

Leer: Romanos 12. 1/2 – 1 Debido a esto, os exhorto, hermanos míos, por las misericordias de Di-os, que presentéis vuestros cuerpos cómo sacrificio agradable a Di-os, que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, apartado, agradable a Di-os, qué lógicamente, equivale al servicio en el Templo. 2 No os conforméis al estilo de vida de esta edad presente, sino transformaos por medio de la renovación de vuestra mente, para que veáis sin duda alguna, que la buena voluntad de Di-os es agradable y perfecta.

INTRODUCCIÓN: Muchas veces nuestra mente humana es muy finita, limitada para entender lo inescrutable y profundo de Di-os. La mente humana es una creación asombrosa de Di-os. Nada en la tierra puede igualar su capacidad o creatividad. Ella controla los sentimientos, los pensamientos, las palabras, las actitudes y la conducta. Lo que llegamos a ser y lo que logramos se deben en gran medida a cómo y qué pensamos. ¿No es lógico dejar que Aquél que nos creó guíe nuestra manera de pensar?

Una mente clara es la mente alineada con la Palabra de Di-os y controlada por su Ruáj/Espíritu. Cuando HaShem  tiene autoridad sobre nuestros pensamientos, el discernimiento guardará nuestra perspectiva. Él nos capacita para mirar más allá de la superficie y para ver las situaciones como son en realidad. Podemos distinguir no solo entre lo correcto y lo incorrecto, sino también entre lo bueno y lo mejor. El Eloah Eterno nos ha dado la capacidad de pensar rectamente, no importa qué problemas podamos enfrentar.

Pero hay que elegir y mantener con empeño esa manera clara y enfocada de pensar. Si no nos protegemos contra la influencia del mundo, pronto tendremos una mente fragmentada incapaz de enfocarse en las cosas espirituales, porque estará confundida y llena de pensamientos y preocupaciones mundanas.

CONCLUSIÓN: Debemos considerar cuidadosamente lo que dejamos entrar en nuestra mente. Pregúntese: ¿Me ayuda esto a ser la persona que Di-os quiere que yo sea, o está tratando de estorbar el proceso para algún propósito suyo?

Una mente renovada comienza con la entrega a HaShem. Cuando le damos a Eloah total autoridad sobre nuestros pensamientos, tenemos poder para limpiar la confusión que nos impide vivir en la plenitud de su voluntad.

REFLEXIÓN: Al llenar nuestras mentes con su Palabra: Toráh, TaNaK, Salmos/Tehilím, Código Real, Él transformará nuestras vidas y se glorificará aún más al cumplir y obedecer las mitzvot/los mandamientos.

EL DON Y LA GRACIA DE DAR

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

EL DON Y LA GRACIA DE DAR

Leer: 2ª.Corintios 8.1/7 – 1 Asimismo, hermanos os hacemos saber la gracia de Di-os derramada en las comunidades de Macedonia; 2 que en medio de gran aflicción con que fueron probados, y en medio de profunda  pobreza, la abundancia de su gozo sobreabundó en la riqueza de su generosidad. 3 Pues doy testimonio de que espontáneamente dieron según sus fuerzas, y aún más allá de sus fuerzas, 4 pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio el pueblo escogido. 5 Y no como lo esperábamos, sino que a sí mismos se dieron primeramente a YHWH, y luego a nosotros por la voluntad de Di-os; 6 de manera que exhortamos a Tito para que tal como comenzó antes, asimismo completará también entre vosotros esta gracia. 7 Por tanto, como en todo abundéis, en fe obediente, en palabra, en conocimiento, en toda solicitud y en vuestro amor para con nosotros, abundad también en esta gracia. 8 No les impongo esto como un mandamiento sino para provocar también por la solicitud de otros, la sinceridad de vuestro amor.

INTRODUCCIÓN: Hoy en día vivimos aparentemente bajo un nuevo pacto establecido por Di-os por medio de la sangre derramada por su Hijo Yeshúa Ben Yosef (“Por tanto, es mediador de una mejor alianza, para que habiendo interpuesto una muerte para la remisión de las transgresiones anticipadas en el primer pacto, los que han sido llamados recibieran la promesa  de la herencia eterna.”  Hebreos 9.15). Con base en lo que Yeshúa Ha Mashiaj hizo, Romanos 12.1 nos dice que nos presentemos “en sacrificio vivo, santo, agradable” al Eterno.

Si usted es hijo de Di-os, todas sus capacidades, tiempo y dinero son de Él. Él principio de la vida de sacrificio puede verse en la iglesia primitiva. Los nuevos creyentes vendían con entusiasmo sus propiedades para suplir las necesidades que había a su alrededor (Hechos 2.45).

En respuesta a su generosidad, Di-os los bendijo con corazones alegres, el favor del pueblo, y un número cada vez mayor de creyentes.

Las Comunidades de Creyentes de Macedonia entendieron también la prioridad de dar. Aunque los creyentes eran sumamente pobres, rogaron que les dieran la oportunidad de ayudar económicamente. La Biblia dice que abundaron en la “gracia de dar” (v. 7).

Bajo la Toráh del Antiguo Testamento, Di-os requería un diezmo (la décima parte de los animales y las cosechas) para apoyar al templo (Levítico/Vayikrá 27.30/32).

CONCLUSIÓN: Cuando el país se alejó de esta práctica, el Elohim Eterno envió a Malaquías para advertirles de las consecuencias de su desobediencia. Al no dar su diezmo, le robaban a Di-os lo que le pertenecía a Él, la pregunta es ¿porqué?

La respuesta es que muchos levitas que ministraban en el templo tuvieron que salir a trabajar y dejar de ministrar, porqué sino sus familias morirían de hambre, lo segundo es que habían sacerdotes corruptos y cambiaban las buenas ofrendas de animales que traían a Di-os, por animales defectuosos  (Malaquías 3.8). Seguramente a nosotros no nos gustaría ser culpables de quedarnos con lo que le pertenece a HaShem.

Al habernos designado como sus mayordomos, y provisto con recursos, Di-os espera que demos generosamente. Yeshúa alabó a la viuda pobre del templo por dar de manera sacrificial, nuestro Rebe Ha Kodesh no estaba sentado viendo cuánto dinero entraba en las arcas del templo, él lo que estaba viendo era la actitud con que daban. (Marcos/Meir 12.41/44).

REFLEXIÓN: Si confiamos en HaShem para nuestras finanzas, como lo hacía la viuda, abundaremos en el don y la gracia de dar.

LA DISCIPLINA DE MEDITAR EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

LA DISCIPLINA  DE MEDITAR EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS

Leer: Josué 1.6/8 – 6 Esfuérzate y sé valiente porque tu repartirás a este pueblo como heredad la tierra que juré dar a sus padres. 7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, cuidándote de obrar conforme a toda la Ley que mi siervo Moshé te mandó; no te apartes de ella ni a la derecha y a la izquierda, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 8 Nunca  se apartará de tu boca este libro de la Ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que está escrito en él, porque entonces harás prosperar tu camino y todo te saldrá bien.

INTRODUCCIÓN: Cuando Di-os le dijo a Josué que los israelitas tomarían posesión de la Tierra Prometida, incluyó una orden importantísima: meditar en su ley qué es “La Toráh” a todas horas, y obedecer todo lo que en ella decía. Esto les garantizaría el éxito.

La meditación en la Palabra sigue siendo crucial para los creyentes hoy. En nuestra cultura estamos inundados por valores mundanos y prioridades que dejan fuera a Di-os, y a menos que guardemos nuestros corazones, comenzaremos a aceptarlas.

Por tanto, debemos disciplinarnos para meditar en la Palabra de Di-os cada día. Esto implica leer la Biblia con una actitud de oración, guardar Selah/silencio delante del Elohim Eterno para poder escucharlo, y poner en práctica las verdades bíblicas en nuestras vidas.

Por supuesto, estas cosas no ocurren por accidente. Las distracciones nos quitan la capacidad de enfocarnos, por lo que es necesario apartar tiempo para meditar en la Palabra de Di-os.

Piense sus beneficios:

  • Agudiza nuestra conciencia de la presencia de Di-os.
  • Calma nuestro espíritu, y le da entrada a Di-os para purificar nuestros corazones.
  • Desarrolla hambre de su Palabra, para que podamos tener una comprensión más profunda de HaShem, y una mayor sensación de su poder.
  • Mejora nuestro discernimiento en cuanto a dirección para nuestras vidas.

CONCLUSIÓN: Meditar en la Palabra de Di-os puede requerir levantarse más temprano, o renunciar a momentos de ocio durante el día. Pero tener una vida llena de paz y de gozo, dependerá de nuestra decisión de centrar en HaShem la mente y el corazón.

REFLEXIÓN: ¿Está usted dispuesto a reservar un tiempo para Di-os cada día? ¿Le agradece por todas las bendiciones diarias que usted recibe?

CÓMO ESCUCHAR LA PALABRA DE ELOHIM

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

CÓMO ESCUCHAR LA PALABRA DE ELOHIM

Leer: Nehemías 8

INTRODUCCIÓN: Quisiera decirles que recibimos la palabra Rhema cuándo Di-os nos habla directamente a nuestro corazón. ¿Cómo es que dos personas pueden sentarse en el mismo banco de la congregación, escuchar el mismo sermón sobre la misma porción de las Sagradas Escrituras, y marcharse teniendo dos respuestas diferentes? Una está gozosa, y la otra no es tocada. Creo que la razón es que algunas personas no saben cómo escuchar la Palabra de Di-os.

Nehemías 8 es una escena estupenda del pueblo de Di-os reuniéndose para escuchar su Palabra. Recuerde que no tenían ejemplares personales de las Sagradas Escrituras para leerlas.

Durante generaciones, los hechos del Génesis hasta Deuteronomio (Toráh) eran transmitidos oralmente de padres a hijos.

Además, el pueblo había estado en cautiverio durante muchos años, esta era la primera vez que la mayoría de ellos escuchaban la Palabra leída. Imaginen su emoción al escuchar con atención lo que el Elohim Eterno les decía.

CONCLUSIÓN: Los israelitas, los judíos tenían hambre de la Palabra de Di-os. ¿Y usted? ¿Escucha con interés, y con mente y corazón expectantes? La duración del período de atención de una persona está directamente relacionada con la intensidad de su hambre de algo.

Si usted tiene ansias de saber más de HaShem, entonces su mente se fijará en lo que él le está diciendo por medio de su pastor o de su lectura personal. La verdad es que nada en el mundo es tan importante como lo que HaShem dice.

Son muchas las cosas que claman pidiendo nuestra atención, pero pocas la merecen, en realidad.

REFLEXIÓN: El Eterno es digno de nada menos que toda nuestra atención. Él quiere decir algo a cada persona. Por eso, cualquiera que escuche la Palabra de Di-os con un corazón y una mente abiertos, recibirá más de Él.

LA LIBERTAD VERDADERA

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

LA LIBERTAD VERDADERA

Leer: Juan/Yohanán 8.31/36 – 31 ¿Por qué no entendéis mi enseñanza? Porque no estáis dispuestos a obedecer mi palabra. 32 Vosotros sois del que os engendró: “Sorú Reshaim y los deseos de vuestro padre queréis hacer; él fue homicida desde un principio y nunca actúo legítimamente, porque jamás estuvo en la verdad, pues no hay verdad en él. Y cuando habla la mentira, habla su propia naturaleza, pues es mentiroso y su propio padre. 33 Y a mí, que os habló con la verdad, no me creéis. 34 ¿Quién de vosotros me reprocha haber violado algún mandamiento de la Toráh? Si os digo la verdad ¿por qué vosotros no me creéis’ 35 El que es de Elohim, oye y obedece a las palabras de Elohim; por esta razón es que vosotros no oís ni obedecéis, porque no sois de Elohim. 36 Respondieron aquellos yehudim y le dijeron ¿No decimos bien nosotros que tú eres samaritano y que estás loco de remate?

INTRODUCCIÓN: Cuando Yeshúa Ben Yosef nació, los israelitas estaban experimentando una gran opresión. Esperaban al Mesías prometido que les traería libertad y victoria.

Pero en vez de dominar a los romanos, el Mashiaj habló de respetar a las autoridades y amar a los enemigos. En vez de lograr la victoria solo para los judíos, trajo bendición incluso a los despreciados gentiles (Juan/Yohanán 4.4/30; Lucas/Hilel 7.6/10). La gente esperaba que venciera a la nación dominante por medio de una batalla, pero él dejó que las autoridades lo crucificaran.

Entonces algunos judíos rechazaron a Yeshúa. Pensaron que no era el Salvador prometido que liberaría al pueblo elegido. No entendieron que al Mashiaj le preocupaba más la libertad de nuestros corazones. Él vino a liberarnos de la esclavitud del pecado en nuestras vidas, a pesar de que no siempre nos libera de nuestras circunstancias actuales.

Muchas personas han experimentado cárcel, y hasta un vacío existencial en sus vidas, hasta con pensamientos homicidas y suicidas, pero aceptan a Yeshúa como su salvador personal y todo cambia en sus vidas. Ahora, la amargura y la ira se han ido, y está lleno de paz y gozo. Han sido liberados. Todavía enfrentan tentaciones y algunos siguen en la cárcel, pero ha experimentado la libertad verdadera.

CONCLUSIÓN: El Mashiaj Yeshúa vino por usted. Murió para pagar su deuda de pecado. ¿Ha aceptado su regalo de la salvación? Su poder puede resolver el pecado que hay en su vida, y su verdad puede vencer su manera de pensar dañina y equivocada. Caminar con Di-os y con el Mashiaj es andar en libertad; por tanto, apóyese en la fuerza de él, y elija el camino correcto.

REFLEXIÓN: Lo que a veces para nosotros pareciera ser bueno para Di-os no lo es, debemos buscar continuamente hacer la voluntad de nuestro Abba Kadosh, así como lo hizo nuestro Rebe Ha Kodesh: Yeshúa Ha Mashiaj. La verdadera libertad está en HaShem y Sú palabra.

NUESTRA MEDIDA DE AMOR

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

LA MEDIDA DE NUESTRO AMOR

Leer: Juan/Yohanán 14.15/24 – 14:15 Si me amáis, guardad mis mandamientos. 14:16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 14:17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. 
14:18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros. 14:19 Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis. 14:20 En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros. 14:21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. 14:22 Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo? 14:23 Respondió Yeshúa y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. 14:24 El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió. 
 

INTRODUCCIÓN: Cuando estudiaba los versículos de hoy, me hallé culpable de no estar a la altura de las expectativas de Yeshúa Ben Yosef. Es fácil decir: “Elohim, yo te adoro”, pero ha habido momentos en los que he usado estas palabras oponiendo resistencia al mismo tiempo a algo que Él estaba tratando de grabar en mi corazón. Es cierto el viejo dicho: “las acciones hablan más fuerte que las palabras.”

La medida de nuestro amor es la obediencia a las ordenanzas y a los preceptos de Di-os. Obedecer sus instrucciones es tan importante, que nuestro Rebe Ha Kodesh hizo hincapié en este punto tres veces en el pasaje de hoy (vs. 15, 21, 23).

Tampoco era un concepto nuevo para los talmidim/discípulos.

Estaban familiarizados con la conexión bíblica entre el amor y la obediencia (Nehemías 1.5 Y dije: Te ruego, oh HaShem, Di-os de los cielos, fuerte, grande y temible, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos; Daniel 9.4 Y oré a HaShem mi Di-os e hice confesión diciendo: Ahora, Adonay, Di-os grande, digno de ser temido, que guardas el pacto y la misericordia con los que te aman y guardan tus mandamientos;).

Di-os ha subrayado siempre que la manera de mostrar nuestra devoción es haciendo lo que Él dice (Deuteronomio/Devarím 8.11 Cuídate de no olvidarte de HaShem tu Di-os, para cumplir sus mandamientos, sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy; Deuteronomio/Devarím 10.12 Ahora, pues, Israel, ¿qué pide HaShem tu Di-os de ti, sino que temas a HaShem tu Di-os, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a HaShem tu Di-os con todo tu corazón y con toda tu alma; Deuteronomio/Devarím 13.3/4 – 13:3 no darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños; porque HaShem vuestro Di-os os está probando, para saber si amáis a HaShem vuestro Di-os con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma. 13:4 En pos de HaShem vuestro Di-os andaréis; a él temeréis, guardaréis sus mandamientos y escucharéis su voz, a él serviréis, y a Él seguiréis.).

Yo podría predicar muchos sermones, ministrar, orar y no amar a Di-os, el compromiso a medias puede parecer muy apropiado a otros, pero el Shaddai, el Eloha Omnipotente sabe la diferencia. Los creyentes podemos levantar nuestras manos en adoración, servir con ahínco, apoyar a los ministros, e incluso hablar como todo un gigante espiritual.

CONCLUSIÓN: Pero si no estamos obedeciendo los mandatos de Di-os contenidos en su Santa Palabra, lo más que le estamos demostrando es amor tibio. Las obras sin fe no prueban nada. Amar a HaShem significa obedecerle.

Lo que voy a decirle puede que te vaya a doler: Si usted no obedece la Palabra de Di-os, no ama a Di-os, ni al Mashiaj. Él le dijo a Josué/Ieoshúa que meditara en la Toráh de día y noche (Josué 1.8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.).

REFLEXIÓN: Hoy tenemos la Biblia, yo leo la Biblia cada día, porque esta es la única manera de mantenerme fiel y de demostrarle mi amor al Padre Celestial, pero la leo con unas gafas judías para entenderla mejor.