Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

Archivo para Santo

EL VERDADERO CRECIMIENTO ESPIRITUAL

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

EL VERDADERO CRECIMIENTO ESPIRITUAL

TEXTO: SANTIAGO (IAAKOV) 1.17/27

INTRODUCCIÓN: Si usted quiere madurar de verdad espiritualmente, no basta con solamente ser instruido por la Palabra de Di-os. Es posible que le encante ir a la keiláh o escuchar programas de radio para los creyentes. Puede hablar de todo lo que oye y dar por sentado que está creciendo, porque su conocimiento está aumentando.

Sin embargo, si no se une en realidad más a Di-os dejando que su Palabra le transforme interiormente, su mente simplemente seguirá llenándose de información.

Es posible que, incluso, parezca una persona espiritual que es admirada por la capacidad de citar capítulos y versículos de la Biblia. Pero si no da el paso siguiente y permite que Di-os toque la vida de otros por medio de usted, no ha captado la idea.

El crecimiento espiritual es el resultado de poner en práctica la verdad que usted recibe de Di-os. El Santo Bendito Sea quiere que regale lo que Él le da, es decir, amando y sirviendo a otros, y compartiendo la verdad del evangelio.
Nuestro ejemplo Yeshúa, quien dijo que no vino para ser servido, sino para servir, incluso a los más desechados en su sociedad (Mateo/Mattityahú 20.28). Él pudo haberse exaltado a sí mismo, pasando todo su tiempo predicando y enseñando.
CONCLUSIÓN: Pero Yeshúa hacía solamente la voluntad del Padre, que era revelar su amoroso corazón a un mundo arruinado. El Mashiaj se involucró abnegadamente en las vidas de las personas, y nos llama a seguir su ejemplo, sus pisadas.
El plan de Di-os es alcanzar a todo el mundo por medio de usted. Si no fuera así, él lo habría llevado al cielo tan pronto como fue salvo.

REFLEXIÓN: Pero usted está aquí con un propósito: compartir la vida de Mashiaj con los que sufren, y necesitan con desesperación experimentar el amor de Di-os.

Anuncios

ANDAR POR FE

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA) 

ANDAR POR FE 

Leer: 2ª.Corintios 5.6/8 – 6 Así que vivimos confiados siempre, y aunque sabemos que estando presentes en el cuerpo, estamos ausentes del Adón 7 continuamos andando por fe obediente, no por vista; 8 aunque en confianza, preferimos el tiempo cuando estemos ausentes de este cuerpo, y presentes al Adón. 

INTRODUCCIÓN: Todos nosotros percibimos nuestro mundo por medio de la vista, el oído, el olfato, el gusto y tacto, y respondemos de acuerdo con la información obtenida por estos cinco sentidos. Pero Di-os nos dice que hay una realidad superior, a pesar de lo que parece ser verdad a nuestra percepción. Y nuestro Abba Kadosh/Padre Santo nos ordena que andemos por fe, no según lo que vemos.

¿Qué es, entonces, la fe del creyente en Di-os y en Mashiaj? Es la convicción absoluta de que Di-os es todo lo que Él dice ser en su Palabra. La verdad de quién es Él solo depende del Todopoderoso; no se basa en nuestras opiniones, circunstancias o sentimientos. Tampoco es algo que pueda medirse científicamente. Recordemos que la fe es un don de HaShem, no algo que nosotros creamos (Efesios 2.8 “ Porque por gracia os aseguró vuestra parte en el mundo por venir, a través de fe obediente; y esto no de vosotros sino una habilidad gratuita dada por Di-os). Por tanto, podemos pedirle su ayuda si titubeamos en la fe.

Andamos por fe mediante nuestra conducta, estilo de vida y decisiones. El Espíritu Santo guía nuestros pasos, y nosotros obedecemos resueltamente. Es importante pedir su dirección y sabiduría, esperar que Él contestará y suplirá nuestras necesidades, y confiar en que Él sabe lo que es mejor.

A veces, por supuesto, cometeremos errores. Pero Dio-s siempre estará allí para perdonar nuestros corazones arrepentidos y ayudarnos a volver al buen camino. Al crecer en una relación más profunda con Elohim, nos centramos más en Él, y nuestra confianza crece.

CONCLUSIÓN: Si tratamos de manejar la vida por nuestra cuenta, el estrés puede ser abrumador. ¡Qué maravilloso es que nuestro Creador nos ofrece descanso y paz cuando confiamos en que Él dirigirá todo lo que hacemos!

REFLEXIÓN: Nuestro infinitamente sabio, amoroso y soberano Abba Kadosh/Padre Santo  es perfectamente capaz de cuidar de sus hijos.

SED DE DI-OS

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA) 

SED DE DI-OS 

Leer: Salmo/Tehilim 68.1/8 – 68:1 Levántese Di-os, sean esparcidos sus enemigos, Y huyan de su presencia los que le aborrecen. 68:2 Como es lanzado el humo, los lanzarás; Como se derrite la cera delante del fuego, Así perecerán los impíos delante de Di-os. 68:3 Mas los justos se alegrarán; se gozarán delante de Di-os, Y saltarán de alegría. 68:4 Cantad a Di-os, cantad salmos a su nombre; Exaltad al que cabalga sobre los cielos. YAH es su nombre; alegraos delante de Él. 68:5 Padre de huérfanos y defensor de viudas Es Di-os en su santa morada. 68:6 Di-os hace habitar en familia a los desamparados; Saca a los cautivos a prosperidad; Mas los rebeldes habitan en tierra seca. 68:7 Oh Di-os, cuando tú saliste delante de tu pueblo, Cuando anduviste por el desierto, Selah (Silencio) 68:8 La tierra tembló; También destilaron los cielos ante la presencia de Di-os; Aquel Sinaí tembló delante de Di-os, del Di-os de Israel. 

INTRODUCCIÓN: Una relación personal con Di-os tiene el potencial de ser más satisfactoria que cualquier relación terrenal. El rey David escribió su experiencia en el Salmo 63. Nuestro Abba Kadosh/Padre Santo quiere tener un tierno vínculo con nosotros, como lo hizo con David.

El primer paso: Es comprometerse firmemente a conocerle, lo cual tiene prioridad sobre todos los demás asuntos. David describió como una sed intensa su pasión por conocer a Di-os (v. 1), la pregunta es tiene usted esa misma pasión por conocer a Di-os; el shaliaj Shaúl/el apóstol Pablo comparó con una carrera su dedicación a la búsqueda del Señor (Hebreos 12.1/2 “Por todo esto, nosotros también, teniendo alrededor nuestro tan grande nube de testigos, desprendiéndonos de todo peso y del pecado que nos persigue, corramos con paciencia la carrera que nos ha sido puesta delante, fijando nuestros ojos en Yeshúa, autor y máximo exponente de la fe que obedece, el cual, por el gozo puesto delante de sí, soportó el dolor del madero, menospreciando la vergüenza pública a la que fue expuesto y ha sido sentado a la diestra del trono de Di-os).

Si nos sometemos al señorío de Mashiaj y le buscamos con el corazón y la mente, nuestra alma quedará satisfecha.

Una vez que decidamos seguir con diligencia a HaShem, nuestro siguiente paso es dedicar tiempo a su Palabra. La Biblia es la revelación de Di-os de sí mismo y de su plan para el mundo.

Sacar tiempo para leer las Sagradas Escrituras y meditar en ellas, es esencial para todo creyente. Así es como aprendemos quién es Di-os, cómo trabaja, y lo que desea para nosotros y para la Keila/Congregación.

Si nos esforzamos por conocer y entender un pasaje bíblico, la Ruáj Ha Kodesh/el Espíritu Santo nos revelará su significado. A Elohim le complace que sus seguidores tengan como meta profundizar su relación con Él.

CONCLUSIÓN: Dedicar tiempo para conocer a Di-os, es un paso importantísimo para caminar con Él. Comience hoy con la promesa de buscar al Elohim Eterno con más diligencia, y de apartar tiempo para el estudio regular de la Biblia y la oración. El Abba Kadosh/Padre Santo está esperando reunirse con usted.

REFLEXIÓN: Sí el día tiene 24 horas ¿Cuánto diezma usted de ese tiempo para Di-os? Sí no lo ha hecho empiece hoy mismo.

LAS TORMENTAS DE LA VIDA

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA) 

LAS TORMENTAS DE LA VIDA 

Leer: Génesis/Bereshit 50:15/21- 50:15 Viendo los hermanos de Yosef que su padre era muerto, dijeron: Quizá nos aborrecerá Yosef, y nos dará el pago de todo el mal que le hicimos. 50:16 Y enviaron a decir a Yosef: Tu padre mandó antes de su muerte, diciendo: 50:17 Así diréis a Yosef: Te ruego que perdones ahora la maldad de tus hermanos y su pecado, porque mal te trataron; por tanto, ahora te rogamos que perdones la maldad de los siervos del Di-os de tu padre. Y Yosef lloró mientras hablaban. 50:18 Vinieron también sus hermanos y se postraron delante de él, y dijeron: Henos aquí por siervos tuyos. 50:19 Y les respondió Yosef: No temáis; ¿acaso estoy yo en lugar de Di-os? 50:20 Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Di-os lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo. 50:21 Ahora, pues, no tengáis miedo; yo os sustentaré a vosotros y a vuestros hijos. Así los consoló, y les habló al corazón. 

INTRODUCCIÓN: Cuando la vida se complica, tendemos a alterarnos y a preguntarnos cuándo va a terminar el problema. Pero Di-os quiere que nos concentremos en Él en tiempos de dificultades. Al hacerlo, descubriremos que HaShem está haciendo una obra importante durante las “tormentas”.

Las convicciones: En la Biblia está todo lo que necesitamos saber sobre nuestra vida cómo creyentes. Cuando las circunstancias estén fuera de nuestro control, lo que realmente creemos saldrá a la superficie.

La profundidad de nuestra fe en el carácter y las promesas de Di-os se harán evidentes, lo mismo que cualquier duda que podamos tener. Por ejemplo, Yosef demostró una fuerte convicción cuando reconoció que Di-os quiso que sus adversidades fueran para su bien (v. 20). Habrá tiempos en los que no tendremos éxito, —como el Shaliaj Kéfa/el Apóstol Pedro, cuyo temor lo llevó a negar a Yeshúa, pero debemos pensar en las pruebas como oportunidades para crecer y aumentar nuestra fe.

Consolación: Esta bendición no es solamente para nosotros, sino también para los demás. Nuestro Padre Santo nos consuela y pide que compartamos con los demás lo que hemos recibido (2ª.Corintios 1.3/4).

Transformación: Como hijos de Di-os, debemos vivir de tal manera que mostremos el carácter de Mashiaj. El Abba Kadosh/Padre Santo puede usar las tormentas de la vida para transformarnos a imagen de Mashiaj.

CONCLUSIÓN: Los tiempos difíciles pueden derivarse de nuestros propios errores, de las tretas del enemigo, o del daño que nos hagan los demás. Pueden, incluso, ser dispuestos por Di-os. Pero, cualquiera que sea la fuente, nuestro Padre Santo la utilizará para nuestro bien, y para bendecir a otros.

REFLEXIÓN: ¿Qué testimonio de Él puede dar usted a otros?

¿CÓMO ESPERAR LA RESPUESTA A NUESTRA ORACIÓN?

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

¿CÓMO ESPERAR LA RESPUESTA A NUESTRA ORACIÓN?

Leer: Salmo/Tehilim 33.20/22 –  33:20 Nuestra alma espera a HaShem;

Nuestra ayuda y nuestro escudo es él.33:21 Por tanto, en él se alegrará nuestro corazón, Porque en su santo nombre hemos confiado.33:22 Sea tu misericordia, oh HaShem, sobre nosotros, Según esperamos en ti.

 

INTRODUCCIÓN: La Biblia enseña claramente que nuestro Padre Celestial escucha y responde la oración. Sin embargo, todos tenemos momentos en los que, aunque le pedimos a Di-os que actúe de inmediato, no lo hace.

¿Cuáles son algunas de las razones?

A veces, el Elohim Eterno ve que nuestra atención está mal dirigida. Nuestra relación con él debe tener prioridad sobre cualquier asunto terrenal (Marcos/Meir 12.30). Pero la mente y la oración pueden estar tan concentradas en la necesidad, que nuestra mirada se aparta de Él.

Di-os puede demorar su respuesta hasta que nos reenfoquemos en Él.

En otras situaciones, Di-os se tarda porque el momento no es el adecuado para conceder nuestra petición.

También hay tiempos en los que el Shaddai Todopoderoso quiere ensanchar y desarrollar nuestra fe. Una de las maneras de lograrlo es hacernos estar a la expectativa de su respuesta.

La Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo obrará en esos tiempos de espera para madurarnos y producir el fruto de la santidad (Gálatas 5.22/23).

CONCLUSIÓN: Otras razones son la motivación equivocada al pedir (Santiago 4.3) y la práctica de un pecado constante. Ninguno de nosotros da la talla cuando se trata del patrón de santidad de Di-os, pero hay quienes persisten en un estilo de vida de desobediencia.

HaShem puede demorar su respuesta para poder impulsarlos a confesar sus pecados y volverse a él.

REFLEXIÓN: Esperar en HaShem no resulta fácil, pues la fe y la confianza son necesarias (He 11.1). Si la respuesta de Di-os a su petición tarda, verifique que:

1) Sí verdaderamente su enfoque esté puesto en Él.

2) Sí su motivación para pedir honra a Di-os.

3) Sí usted no está practicando un pecado constante.

EL PODER LA RUÁJ HA KODESH EN ACCIÓN

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA) 

EL PODER LA RUÁJ HA KODESH EN ACCIÓN 

Leer: Romanos 8.26/27 – 26 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues no sabemos como orar por esto de tal manera que sea lo más conveniente, pero el espíritu intercede a nuestro favor con gemidos indecibles. 27 Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del espíritu, porque intercede a favor de los apartados en común acuerdo con Di-os. 

INTRODUCCIÓN: La Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo mora en el creyente desde que éste es salvo; eso significa que su poder es asequible a partir de ese momento (Efesios 1.13). Di-os creó una manera sencilla para que tengamos acceso a ese poder cada día.

Primero: Debemos aceptar que nuestra naturaleza pecaminosa nos impide hacer la voluntad de Di-os. No importa qué tan capaces seamos, nuestras fuerzas y sabiduría no son suficientes. A veces, los creyentes se sienten orgullosos por el bien que han hecho o por el número de años que han sido salvos. Imagine cuánto más pudiéramos servir al Elohim Eterno si humildemente dejáramos que Di-os obrara por medio de nosotros.

Segundo: Debemos rendir toda nuestra vida a la guía y gobierno de la Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo. Es decir, conducir nuestro andar espiritual —y también nuestra profesión, finanzas, familia y relaciones— como Di-os quiere. La Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo de Di-os no liberará su poder sobrenatural en una vida que sigue en rebeldía.

Tercero: Debemos ejercer fe, lo que significa demostrar convicción y confianza en HaShem. La fe es el switch que libera el poder de la Ruáj/El Espíritu. Es como decir: “Creo que tienes un plan, Shaddai Todopoderoso, así que voy a creer en que me darás lo que necesito para hacer tu voluntad”. Entonces, él moverá cielo y tierra para satisfacer su necesidad, cualquiera que ella sea.

CONCLUSIÓN: Pero no es suficiente memorizar y revisar los pasos. Hay que hacer de estos principios un modo de vida. Acostúmbrese a pensar: “Yo no puedo, pero Di-os sí; me someteré a su voluntad, porque sus planes son para mi bien y para su gloria”. Esa es la clase de vida que brota con el poder de la Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo.

REFLEXIÓN: El poder de la Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo en acción es para traer cosas muy buenas a nuestra vida. 

DI-OS ES NUESTRO GUARDADOR

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

DI-OS ES NUESTRO GUARDADOR

Leer: Salmo/Tehilim 121. 3/8

INTRODUCCIÓN: Aprendimos que Di-os es nuestro protector. El canto de David en el Salmo/Tehilim 121 presenta también al Elohim Eterno como nuestro guardador.

“Ni se dormirá el que te guarda” (v. 3b). Muchos niños pequeños sienten miedo en la oscuridad. Si se despiertan cuando todos los demás están durmiendo, pueden sentirse solos y asustados. Nuestro Di-os no necesita dormir; Él está siempre alerta y atento a nuestro clamor, aunque nuestros sentimientos nos digan lo contrario.

“HaShem es tu guardador… El guardará tu alma” (vs. 5/7). Cuando los padres tienen que dejar a sus hijos, escogen a una persona de confianza para encargarla de su cuidado; se espera que ésta los proteja y alimente. ¡Cuánto más dedicado y capaz es nuestro Abba Kadosh/Padre Santo!

Además de preservarnos física y espiritualmente, controla los malos pensamientos, las palabras dañinas y el proceder incorrecto. Su Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo da advertencias para protegernos del mal, y también guía para que crezcamos en una dirección agradable a Di-os.

“HaShem  guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre” (v. 8). Di-os es el Amo y Creador del Universo.

CONCLUSIÓN: Él está con nosotros siempre nos está protegiendo, señalando el camino y enseñando. Nos acompaña y guía, aun en las tareas pequeñas que parecen insignificantes, en lo cotidiano y en lo sencillo está el Shaddai Todopoderoso.

Cuando crecemos, muchos sentimos tristeza y un poco de temor al dejar la seguridad del hogar de nuestros padres. Pero nunca dejamos el amor y el cuidado precioso de nuestro Abba Kadosh/Padre Santo.

REFLEXIÓN: Di-os es nuestro guardador, y Él cuida de nosotros mejor que cualquier madre o padre terrenales.