Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

Archivo para Kodesh

CÓMO SER UNA PERSONA PACIENTE

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

CÓMO SER UNA PERSONA PACIENTE

Leer: Hechos 24.1/16 – 24:1 Cinco días después, descendió el sumo sacerdote Ananías con algunos de los ancianos y un cierto orador llamado Tértulo, y comparecieron ante el gobernador contra Pablo. 24:2 Y cuando éste fue llamado, Tértulo comenzó a acusarle, diciendo: Como debido a ti gozamos de gran paz, y muchas cosas son bien gobernadas en el pueblo por tu prudencia, 24:3 oh excelentísimo Félix, lo recibimos en todo tiempo y en todo lugar con toda gratitud. 24:4 Pero por no molestarte más largamente, te ruego que nos oigas brevemente conforme a tu equidad. 24:5 Porque hemos hallado que este hombre es una plaga, y promotor de sediciones entre todos los judíos por todo el mundo, y cabecilla de la secta de los nazarenos. 24:6 Intentó también profanar el templo; y prendiéndole, quisimos juzgarle conforme a nuestra ley. 24:7 Pero interviniendo el tribuno Lisias, con gran violencia le quitó de nuestras manos, 24:8 mandando a sus acusadores que viniesen a ti. Tú mismo, pues, al juzgarle, podrás informarte de todas estas cosas de que le acusamos. 24:9 Los judíos también confirmaban, diciendo ser así todo. 24:10 Habiéndole hecho señal el gobernador a Pablo para que hablase, éste respondió: Porque sé que desde hace muchos años eres juez de esta nación, con buen ánimo haré mi defensa. 24:11 Como tú puedes cerciorarte, no hace más de doce días que subí a adorar a Jerusalén; 24:12 y no me hallaron disputando con ninguno, ni amotinando a la multitud; ni en el templo, ni en las sinagogas ni en la ciudad; 24:13 ni te pueden probar las cosas de que ahora me acusan. 24:14 Pero esto te confieso, que según el Camino que ellos llaman herejía, así sirvo al Di-os de mis padres, creyendo todas las cosas que en la ley y en los profetas están escritas; 24:15 teniendo esperanza en Di-os, la cual ellos también abrigan, de que ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos. 24:16 Y por esto procuro tener siempre una conciencia sin ofensa ante Di-os y ante los hombres. 

INTRODUCCIÓN: El Shaliaj Shaúl/Apóstol Pablo demostró el poder de la paciencia cuando fue llevado a juicio ante Festo. En vez de dejar que los falsos argumentos de sus acusadores turbaran su tranquila conducta, el apóstol enfrentó con paciencia el proceso legal permaneciendo fiel al HaShem.

Se abstuvo de atacar a sus opositores o de denunciar la injusticia de las acusaciones. Su pacífica actitud encontró aceptación por parte del gobernador, y le dio la oportunidad de tener después una audiencia para presentarle el evangelio (Hechos 24.24/25).

Debido a que nuestra “carne” se inclina hacia la impaciencia, necesitamos buscar al Eterno por medio de la oración, y pedirle que tome el control

  • Nuestras emociones. Si la Ruáj Ha Kodesh/el Espíritu Santo controla nuestras emociones y reacciones, nos sentiremos más calmados. Entonces él nos dará el poder para responder de una manera agradable a Di-os.
  • Nuestras palabras. Es vital que le pidamos al Elohim Eterno que nos ayude a controlar nuestras palabras. Una palabra adecuada puede calmar una situación; hablar en actitud defensiva o gritar airadamente puede empeorar la situación (Proverbios 15.18). La Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo responderá nuestras oraciones y nos dará lo que necesitemos.
  • Nuestras palabras. Es vital que le pidamos a HaShem que nos ayude a controlar nuestras palabras. Una palabra adecuada puede calmar una situación; hablar en actitud defensiva o gritar airadamente puede empeorar la situación (Proverbios 15.18). La Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo responderá nuestras oraciones y nos dará lo que necesitemos.

CONCLUSIÓN: La paciencia requiere de autocontrol y del deseo de agradar a Di-os. Shaúl/Pablo tuvo necesidad de ambos cuando compareció ante Festo y el rey Agripa. A pesar de la injusticia se mantuvo firme, sin perder el control.

REFLEXIÓN: Imagine lo que Di-os hará por medio de usted cuando crezca en la virtud de la paciencia.

Anuncios

EL ROL DE NUESTRA CONCIENCIA

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER

(COSTA RICA)

EL ROL DE NUESTRA CONCIENCIA

Leer: 1ª.Timoteo 1.18/20 – 1:18 Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia, 1:19 manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos, 1:20 de los cuales son Himeneo y Alejandro, a quienes entregué a Satanás para que aprendan a no blasfemar.

INTRODUCCIÓN: Di-os ha dado a cada persona una conciencia, que es como un radar que envía señales de alerta cuando una conducta o decisión puede ser perjudicial. Esto hace posible que las personas distingan entre lo moralmente bueno o malo, especialmente en lo que se aplica a sus propias vidas. Cuando ignoramos la conciencia, lo hacemos a nuestra propia cuenta y riesgo.

En un creyente, la conciencia es una herramienta de la Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo. Él la programa con los principios de la Palabra de Di-os, y la agudiza para que responda con rapidez.

Aun así, el único propósito de nuestro radar es enviar una señal; lo que suceda después dependerá de nosotros. Podemos ignorar la advertencia, o detenernos para escuchar lo que dice la Ruáj/el Espíritu sobre la situación. La Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo revela la voluntad de Di-os y nos recuerda sus principios, para que podamos tomar una decisión sabia.

CONCLUSIÒN: La carta del Shaliaj Shaúl a Timoteo habla de personas que habían rechazado la guía de Di-os en sus vidas; no habían hecho caso de la alarma de su conciencia (1ª.Timoteo. 1.19). El resultado fue el naufragio de su fe.

Si en el radar aparece algo que hable de desobedecer a Dio-s, tenemos que rechazar esa acción. De lo contrario, el dispositivo de detección se dañará y no funcionará bien. Si seguimos haciendo caso omiso de las alarmas, éstas finalmente dejaran de ser percibidas.

Es inevitable naufragar cuando el creyente no hace caso a su conciencia, y racionaliza o defiende la desobediencia.

REFLEXIÓN: Es mucho mejor que mantenerse en manos del gran capitán de nuestra alma, HaShem. Su Ruáj Ha Kodesh/Espíritu Santo nos guiará de la manera correcta.

¿PUEDE USTED CONFIAR EN SU CONCIENCIA?

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER

(COSTA RICA)

¿PUEDE USTED CONFIAR EN SU CONCIENCIA?

Leer: 1ª.Timoteo 1.5/7 – 1:5 Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida,  1:6 de las cuales cosas desviándose algunos, se apartaron a vana palabrería, 1:7 queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman. 

INTRODUCCIÓN: “Deje que su conciencia sea su guía”. Esta pizca de saber popular parece tener sentido, ya que nuestra conciencia está hecha para ayudarnos a discernir el bien del mal. Sin embargo, no se puede confiar siempre en el radar interno como guía; ése es el caso de los no creyentes, que no tienen el Espíritu Santo para que les indique la verdad y les guíe a tomar decisiones atinadas.

Y aunque los creyentes tenemos a la Ruáj de Elohim/ El Espíritu de Di-os morando en nosotros, debemos tener cuidado de no albergar pecado, ya que esto puede interferir con la manera de funcionar del sensor de nuestra moralidad.

Una conciencia digna de confianza es la programada con enseñanza bíblica. Los creyentes construyen un sistema de radar espiritual firme y sensible al aplicar la verdad de HaShem a sus vidas. Toman la resolución de pensar y actuar de maneras que honran y agradan al Eterno. Entonces, cuando aparezcan pensamientos o alternativas pecaminosas en ese radar, éste enviará una advertencia clara.

CONCLUSIÓN: La persona con una conciencia confiable tiene el deseo sincero de obedecer a Di-os. No se conforma con lo que parecer estar o verse bien, sino que busca la voluntad del Abba Kadosh. Es decir, no se basa únicamente en su conciencia, sino que incorpora todas las herramientas de la Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo a su vida diaria: la Biblia y la oración.

La conciencia no es nuestra guía; es una herramienta del Guía. La Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo no solo nos convence de pecado, sino que también trae a la mente los principios divinos, y nos lleva por el camino recto.

REFLEXIÓN: Él usa diversos instrumentos para conformarnos a la semejanza de Mashiaj (Romanos 8.29).

LA HABITACIÓN DE LA RUÁJ HA KODESH/EL ESPÍRITU SANTO

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA) 

LA HABITACIÓN DE LA RUÁJ HA KODESH/EL ESPÍRITU SANTO 

Leer: 1ª.Corintios 6.19/20 – 19 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo de la Ruáj Ha Kodesh, la cuál está entre vosotros, la cuál tenéis de Di-os, y que no sois vuestros? 20 Porque fuisteis comprados por precio; glorificad, pues, a Di-os en vuestro cuerpo. 

INTRODUCCIÓN: Cada vez que nosotros vemos en los programas de noticias informan sobre algún acto de vandalismo en una congregación, los creyentes se sobresaltan. Es difícil para nosotros soportar la idea de que alguien pinte con graffitis las paredes del santuario, o que dañe las ventanas, y más aún que le prendan fuego a un lugar de culto. ¡Es un sacrilegio! La congregación es un lugar sagrado.

Pero me entristece el hecho de que muchos creyentes no sientan la misma aprensión cuando se trata de dañar el templo de la Ruáj Ha Kodesh/el Espíritu Santo: sus propios cuerpos.

Algunos ponen chatarra en sus estómagos, debiéramos aprender de nuestros hermanos judiós a comer “Kasher o Kosher” no por religiosidad, sino por salud, otros ponen basura en sus venas o en sus pulmones.

Otros se desgastan físicamente por el peso del estrés o el agotamiento. Algunas personas justifican estos abusos como su derecho, diciendo: es mi cuerpo, y puedo hacer lo que quiera. Pero eso no es verdad.

1ª.Corintios 6 dice que los creyentes son propiedad de HaShem (v. 19). Él ha formado estos vasos de barro para servirle y llevar a cabo la tarea que ha dispuesto para nosotros.

CONCLUSIÓN: Di-os nos creó con una mente, un cuerpo y un espíritu; y de los tres, el cuerpo es el que nos permite interactuar con nuestro entorno. Las personas no pueden alcanzar todo su potencial si dejan de lado el cuidado de sus cuerpos. ¿De qué sirven la educación, el talento, y los dones si estamos demasiado cansados o enfermos para hacer bien nuestro trabajo?

En este mundo no podemos hacer nada sin nuestro cuerpo físico. Puesto que es el único que tendremos en esta vida, debemos esforzarnos por mantenerlo en buenas condiciones.

REFLEXIÓN: Debemos reconocer también nuestra responsabilidad de tratar el cuerpo terrenal como la morada sagrada y especial que es.

UN CORAZÓN LIMPIO PARA DI-OS

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

UN CORAZÓN LIMPIO PARA DI-OS 

Leer: Salmo/Tehilim 119.9/11 –  119:9 ¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.119:10 Con todo mi corazón te he buscado; No me dejes desviarme de tus mandamientos. 119:11 En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti 

INTRODUCCIÓN: Lograr nuestro máximo potencial comienza con un corazón limpio que ame a Di-os y desee obedecerle. Sin embargo, todos hemos nacido con la inclinación a apartarnos de Di-os. Jeremías 17.9 dice que el corazón es engañoso y perverso.

La salvación nos ha cambiado el corazón y la vida. La muerte de Yeshúa Ha Mashiaj en la cruz pagó el castigo por nuestro pecado, y destruyó su poder sobre nosotros. Al recibir al Mashiaj como Salvador, cada uno de nosotros se convirtió en una nueva creación, con un corazón sensible a la dirección de la Ruáj Ha Kodesh/el  Espíritu Santo, y una mente que desea intensamente conocer mejor al Abba Kadosh/Padre Santo.

También recibimos el poder de la Ruáj Ha Kodesh/el Espíritu Santo para negarnos a nuestros deseos egoístas y obedecer a Di-os. Con el corazón limpio, podemos comenzar a darnos cuenta de las capacidades que nos ha dado HaShem y obedecer así cómo lo hizo nuestro Rebe Ha Kodesh.

La mejor manera de mantener el corazón limpio, es cumplir y obedecer los mandamientos de Elohim y meditar en su palabra, ya que ella actúa como un espejo en el que nos vemos como Di-os nos ve.

Por medio de ella, descubrimos los aspectos en los que hemos sido fieles, y en los que no. Expresar arrepentimiento sincero nos limpia y nos concede el perdón de Di-os (1ª.Juan 1.9).

CONCLUSIÓN: El corazón dirige nuestra mente, voluntad y emociones. Si nos esforzamos por mantenerlo puro, nos será más fácil discernir el plan del Eterno, someter nuestra voluntad a la suya, y obedecerle.

Para llegar a ser la persona que Di-os quiere que seamos, es necesario relacionarnos con Él y desear obedecer Sus Mandamientos y Sú Palabra.

REFLEXIÓN: Aparte de Mashiaj, no podemos lograr nada de valor duradero, cooperar con la obra transformadora de la Ruáj Ha Kodesh/el Espíritu Santo nos ayudará a mantener el corazón limpio.

¿CÓMO ESPERAR LA RESPUESTA A NUESTRA ORACIÓN?

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

¿CÓMO ESPERAR LA RESPUESTA A NUESTRA ORACIÓN?

Leer: Salmo/Tehilim 33.20/22 –  33:20 Nuestra alma espera a HaShem;

Nuestra ayuda y nuestro escudo es él.33:21 Por tanto, en él se alegrará nuestro corazón, Porque en su santo nombre hemos confiado.33:22 Sea tu misericordia, oh HaShem, sobre nosotros, Según esperamos en ti.

 

INTRODUCCIÓN: La Biblia enseña claramente que nuestro Padre Celestial escucha y responde la oración. Sin embargo, todos tenemos momentos en los que, aunque le pedimos a Di-os que actúe de inmediato, no lo hace.

¿Cuáles son algunas de las razones?

A veces, el Elohim Eterno ve que nuestra atención está mal dirigida. Nuestra relación con él debe tener prioridad sobre cualquier asunto terrenal (Marcos/Meir 12.30). Pero la mente y la oración pueden estar tan concentradas en la necesidad, que nuestra mirada se aparta de Él.

Di-os puede demorar su respuesta hasta que nos reenfoquemos en Él.

En otras situaciones, Di-os se tarda porque el momento no es el adecuado para conceder nuestra petición.

También hay tiempos en los que el Shaddai Todopoderoso quiere ensanchar y desarrollar nuestra fe. Una de las maneras de lograrlo es hacernos estar a la expectativa de su respuesta.

La Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo obrará en esos tiempos de espera para madurarnos y producir el fruto de la santidad (Gálatas 5.22/23).

CONCLUSIÓN: Otras razones son la motivación equivocada al pedir (Santiago 4.3) y la práctica de un pecado constante. Ninguno de nosotros da la talla cuando se trata del patrón de santidad de Di-os, pero hay quienes persisten en un estilo de vida de desobediencia.

HaShem puede demorar su respuesta para poder impulsarlos a confesar sus pecados y volverse a él.

REFLEXIÓN: Esperar en HaShem no resulta fácil, pues la fe y la confianza son necesarias (He 11.1). Si la respuesta de Di-os a su petición tarda, verifique que:

1) Sí verdaderamente su enfoque esté puesto en Él.

2) Sí su motivación para pedir honra a Di-os.

3) Sí usted no está practicando un pecado constante.

EL PODER DE LA RUÁJ HA KODESH/EL ESPÍRITU SANTO

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

EL PODER DE LA RUÁJ HA KODESH/EL ESPÍRITU SANTO

Leer: Efesios 4.14/21

INTRODUCCIÓN: Una vez en un seminario, en Costa Rica, llegó el grupo: “Palabra en Acción”, preguntaron ¿Qué sueñas en el ministerio?, Yo dije quiero llegar a cantar y ministrar como fulano de tal,  quiero decirte que no debes ser igual que él, sino llegar a ser mejor que él”.

Yo había creído creyendo una mentira: que los creyentes debían de fatigarse tratando de hacer lo bueno todo el tiempo. Por fortuna, este grupo no había terminado. “Di-os nunca tuvo la intención de que fueras mejor, porque tú no puedes hacer mejor tu carne”, dijo. “Pero la Ruáj Ha Kodesh/el Espíritu Santo, que vive en ti, te permitirá serlo”.

El Grupo tenía razón. Mi carne no ha cambiado una pizca. Pero la Ruáj Ha Kodesh/el Espíritu Santo libera su poder sobrenatural en mi vida, y me encuentro más allá de lo que es inherente a la naturaleza del hombre. Y es por esa razón que él habita en cada seguidor de Di-os.

Aunque las obras de la Ruáj Ha Kodesh/ Espíritu Santo son muchas, cuatro de ellas son básicas para la vida de fe:

*Capacita a la voluntad para que seguir hasta el fin haciendo lo correcto.

*Dinamiza los cuerpos físicos para servir a HaShem.

*La Ruáj/El Espíritu ilumina la mente para que los creyentes comprendan las cosas de Di-os.

*Vivifica las emociones para sentir y expresar el fruto del Espíritu (Gálatas 5.22/23).

CONCLUSIÓN: El grupo “Palabra en Acción”  me enseñó una verdad importante: la carne es deficiente. Solo la Ruáj Ha Kodesh/el Espíritu Santo que vive en nosotros tiene el poder y la sabiduría para vivir en victoria. Es por eso que Di-os nos lo dio a nosotros.

REFLEXIÓN: Por la Ruáj/el Espíritu cosechamos todos los beneficios de una vida recta y consagrada a Di-os, así como lo fue nuestro Rebe Ha Kodesh: Yeshúa Ha Mashiaj.