Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

Archivo para Kadosh

EL VALOR DE LA OBEDIENCIA


DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

EL VALOR DE LA OBEDIENCIA

Leer: Proverbios 2.1/6 – 2:1 Hijo mío, si recibieres mis palabras, Y mis mandamientos guardares dentro de ti, 2:2 Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría; Si inclinares tu corazón a la prudencia, 2:3 Si clamares a la inteligencia, Y a la prudencia dieres tu voz; 2:4 Si como a la plata la buscares, Y la escudriñares como a tesoros, 2:5 Entonces entenderás el temor de HaShem, Y hallarás el conocimiento de Di-os. 2:6 Porque HaShem da la sabiduría, Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.

INTRODUCCIÓN: A pesar de la vasta experiencia de Kéfa/Pedro como pescador, regresó de una noche de trabajo sin nada que mostrar por sus esfuerzos. Es muy posible que la petición de Yeshúa de que echara las redes una vez más le pareciera poco razonable; después de todo, Pedro y sus compañeros eran los profesionales. No obstante, el pescador obedeció, y su obediencia bendijo a muchos.

La Biblia demuestra que los planes divinos a menudo desafían la lógica humana. Por ejemplo, ¿quién haría un plan de batalla que implicara solo marchar y gritar? Di-os le dijo a Josué que conquistara Jericó de esa manera, y al hacerlo tuvo éxito (Josué 6.1/5).

Moshé/Moisés es otro ejemplo. Cuando se sintió inseguro de su potencial como líder, el Elohim Eterno lo tranquilizó de una manera insólita, diciéndole que arroja su vara al suelo. Cuando Moshé/Moisés obedeció, Di-os confirmó de una manera admirable que lo había escogido como líder (Éxodo/Shemót 4.1/3).

Nuestro Abba Kadosh/Padre Santo puede pedirnos que hagamos algo que parece ilógico, como tal vez aceptar una mayor responsabilidad cuando teníamos la esperanza de reducir nuestra cantidad de trabajo; o dejar una posición que él nos había dado recientemente; o asumir una tarea para la que nos sentimos mal equipados. Pero debemos seguir adelante con obediencia, sin importar cuán ilógica pueda parecer su petición.

CONCLUSIÓN: Para comprender la importancia de obedecer, piense en los niños que reciben instrucciones de sus padres o maestros. Es necesario que los escuchen con atención para hacer correctamente la tarea. Algunos pasos pueden parecer sin sentido, pero su justificación se hace clara después.

REFLEXIÓN: Es mejor obedecer a HaShem antes que a los hombres, el obedecer a HaShem trae su recompensa, en el Olám Haba/Mundo por venir (Vida Eterna).

Anuncios

EL AMOR DE ELOHIM & SU JUSTICIA

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER

(COSTA RICA) 

EL AMOR DE ELOHIM Y SU JUSTICIA 

Leer: Salmo/Tehilim 33.4/5-Porque recta es la palabra de HaShem. Y toda su obra es hecha con fidelidad. El ama justicia y juicio; De la misericordia se HaShem está llena la tierra. 

INTRODUCCIÓN: Algunas personas rechazan el mensaje de salvación porque se sienten ofendidas por lo que dice la Biblia sobre la ira de Di-os. Incluso hay creyentes que tienen problemas para reconciliar el amor del Eterno con su justicia.

¿Cómo puede él ser, al mismo tiempo, perfectamente misericordioso y perfectamente justo? En un intento por conciliar este dilema, a menudo tratamos de suavizar el mensaje de juicio, y subrayar más bien el amor de Di-os. Pero el amor y la justicia no son términos contradictorios. En realidad, no se puede tener uno sin el otro.

El amor de Di-os trae bien a nuestra vida. Pero si no hay justicia, el pecado se vuelve incontrolable, y causa dolor y sufrimiento. Nadie piensa que un juez es amoroso cuando se niega a castigar a un criminal. Dejarlo libre no es saludable para el culpable ni para la comunidad. De la misma manera, nuestro Abba Kadosh/Padre Santo no puede permitir que el pecado quede sin castigo.

Pero esto presenta un dilema aun mayor para la humanidad. Todos somos culpables delante del Dios santo. Es por eso que Yeshúa Ha Mashiaj vino a la Tierra. Mashiaj llevó sobre sí la ira divina por todos nuestros pecados, para que el Abba Kadosh/Padre Santo pudiera ser justo y al mismo tiempo perdonador.

Su justicia fue satisfecha por el mayor acto de amor: la muerte de Yeshúa en la cruz. Así que, quienes aceptan por fe la oferta de salvación del Elohim Eterno, por medio de su hijo nunca experimentarán el castigo eterno.

CONCLUSIÓN: Aunque en el cielo todos los creyentes compareceremos ante el tribunal del Mashiaj, no habrá razón para temer. Nuestro juicio tendrá el propósito de determinar las recompensas, no de recibir castigo. Por gratitud, debemos prepararnos ahora para ese momento, viviendo para HaShem cada día.

REFLEXIÓN: Cada día debemos de vivirlo cómo si fuera el último día de nuestras vidas para agradar a Hazme.

NUESTRO ENFOQUE CORRECTO EN TIEMPOS DIFICÍLES

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER

(COSTA RICA)

 NUESTRO ENFOQUE CORRECTO EN TIEMPOS DIFICÍLES 

Leer: Filipenses 1.12/20 – 1:12 Quiero que sepáis, hermanos, que las cosas que me han sucedido, han redundado más bien para el progreso del evangelio, 1:13 de tal manera que mis prisiones se han hecho patentes en Mashiaj en todo el pretorio, y a todos los demás. 1:14 Y la mayoría de los hermanos, cobrando ánimo en el Señor con mis prisiones, se atreven mucho más a hablar la palabra sin temor.
1:15 Algunos, a la verdad, predican a Mashiaj por envidia y contienda; pero otros de buena voluntad. 1:16 Los unos anuncian a Mashiaj por contención, no sinceramente, pensando añadir aflicción a mis prisiones; 1:17 pero los otros por amor, sabiendo que estoy puesto para la defensa del evangelio. 1:18 ¿Qué, pues? Que no obstante, de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Mashiaj es anunciado; y en esto me gozo, y me gozaré aún. 1:19 Porque sé que por vuestra oración y la suministración del Espíritu de Yeshúa Ha Mashiaj, esto resultará en mi liberación, 1:20 conforme a mi anhelo y esperanza de que en nada seré avergonzado; antes bien con toda confianza, como siempre, ahora también será magnificado Mashiaj en mi cuerpo, o por vida o por muerte.

INTRODUCCIÓN: El Shaliaj Shaúl/El Apóstol Pablo no se veía a sí mismo como una víctima. A pesar de su gran malestar físico y emocional, creía que estaba bajo la mano soberana de Di-os. Por eso, en vez de volverse un resentido y apartarse de la fe, el apóstol se volvía al Eterno y seguía madurando espiritualmente.

Podemos aprender mucho de Shaúl/Pablo; él estaba decidido a poner sus ojos en la soberanía de Di-os, no en su propia voluntad. Es fácil amargarse por el caos que otra persona ha causado en nuestras vidas, pero en el momento que comenzamos a pensar que nuestros enemigos tienen el control, estamos derrotados.

La Biblia dice que Di-os “estableció en los cielos su trono, y su reino domina sobre todos” (Salmo/Tehilim 103.19). Él tiene el control absoluto. Es posible que no entendamos razones para permitir el dolor o las dificultades en nuestras vidas, pero su plan es siempre para nuestro bien y para su gloria (Jeremías 29.11).

CONCLUSIÓN: Además, los creyentes pueden aprender del compromiso de Shaúl/Pablo, para enfocarse en los resultados positivos en vez de la angustia personal. El dolor, ya sea físico o emocional, muchas veces acapara toda la atención de una persona.

Pero no se logra ninguna victoria pensando en el sufrimiento. Di-os tiene un plan para nuestras angustias, y el Rav Shaúl/El Rabino Pablo es un buen ejemplo. Se regocijó cuando el evangelio se anunció en la Guardia Pretoriana —sus carceleros.

REFLEXIÓN: Las circunstancias difíciles son una encrucijada en la vida del creyente. Si tomamos el camino de culpar a Di-os por nuestra lucha, caeremos en el resentimiento y el negativismo. Pero si nos enfocamos en el amor y la ayuda del Abba Kadosh/Padre Santo, encontraremos confianza y esperanza al hacer su voluntad.

EL PROPÓSITO DEL QUEBRANTAMIENTO

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER

(COSTA RICA)

 EL PROPÓSITO DEL QUEBRANTAMIENTO

Leer: Juan/Yohanán 12.20/26 – 12:20 Había ciertos griegos entre los que habían subido a adorar en la fiesta. 12:21 Estos, pues, se acercaron a Felipe, que era de Betsaida de Galilea, y le rogaron, diciendo: Señor, quisiéramos ver a Yeshúa. 12:22 Felipe fue y se lo dijo a Andrés; entonces Andrés y Felipe se lo dijeron a Yeshúa. 12:23 Yeshúa les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo del Hombre sea glorificado. 12:24 De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. 12:25 El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará. 12:26 Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.

INTRODUCCIÓN: Quisiera hacerle una simple pregunta: ¿Desea usted lo mejor de Di-os para su vida? ¿Espera convertirse en la persona que Él quiso que fuera cuando le creó, con la capacidad de lograr todo lo que el Eterno ha planeado?

Es muy probable que su respuesta sea afirmativa a ambas preguntas. Pero, ¿está dispuesto a que el Elohim haga lo que sea para que usted someta totalmente su vida a Él?

Esta tercera pregunta muchas veces no recibe un rotundo “sí”.

Sin embargo, para que podamos disfrutar de lo mejor de las bendiciones de Di-os y llegar a ser las personas que él quiere que seamos, tenemos que rendirle nuestra voluntad. Permítame ser el primero en reconocer que esto no es fácil.

Todos tenemos ciertos deseos y hábitos que, simplemente, no queremos dejar. El pasaje de hoy nos enseña que morir a nosotros mismos es necesario para poder vivir realmente para Di-os.

Como es de esperarse, eso es inevitablemente doloroso. Sería mucho más fácil si pudiéramos tomar la decisión de renunciar a nuestra terca voluntad.

CONCLUSIÓN: Pero, de acuerdo a la Palabra de HaShem, cuando nos convertimos en creyentes seguimos manteniendo patrones de conducta pecaminosos que pueden estar muy arraigados.

Di-os tiene que permitir muchas dificultades en nuestras vidas, para quebrantar las tendencias de nuestra mala inclinación, la vieja “carne”. Solo entonces podremos rendir nuestro corazón al Shaddai Todopoderoso sin reservas.

Aunque es difícil de entenderlo, nuestro Abba Kadosh/Padre Santo permite el dolor debido a su gran amor. Así como un padre no quiere que su hijo pase calamidades y sufra, Di-os no disfruta con nuestras dificultades.

 REFLEXIÓN: Pero desea tanto que tengamos una vida plena en Mashiaj, que permite que las dificultades nos moldeen.

 

HAMBRE & SED DE DI-OS

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER

(COSTA RICA) 

HAMBRE & SED DE DI-OS 

Leer: Salmo/Tehilim  63.1/5 – 63:1 Di-os, Di-os mío eres tú;
De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, En tierra seca y árida donde no hay aguas, 63:2 Para ver tu poder y tu gloria, Así como te he mirado en el santuario. 63:3 Porque mejor es tu misericordia que la vida; Mis labios te alabarán. 63:4 Así te bendeciré en mi vida; En tu nombre alzaré mis manos. 63:5 Como de meollo y de grosura será saciada mi alma, Y con labios de júbilo te alabará mi boca
 

INTRODUCCIÓN: El Eterno nos ha dado una diversidad de apetitos, que son esenciales para nuestra supervivencia física. Pero también ha creado en nuestros corazones hambre espiritual.

David era un hombre que reconoció y sintió este anhelo por HaShem. En los salmos lo encontramos meditando, ofreciendo alabanzas, o clamando a Di-os. Su mayor gozo era estar en comunión íntima con su Abba Kadosh/Padre Santo.

El hambre y sed de Di-os es el deseo de conocer y acercarse más a Él. Lamentablemente, este anhelo está aletargado en la vida de muchos creyentes. Son salvos, pero no tienen un firme deseo de aumentar su conocimiento de Di-os.

Uno de los problemas es que nuestra sociedad está llena de todo tipo de cosas que se apoderan de nuestros intereses y afectos. Estos placeres e intereses compiten con Di-os por nuestra atención, exigiendo nuestro tiempo y esfuerzos.

CONCLUSIÓN: La buena noticia es que el anhelo de Di-os puede ser despertado si estamos dispuestos a cambiar nuestras prioridades e intereses. Aunque cultivar el deseo de HaShem  toma tiempo, el gozo que experimentaremos es duradero, y las recompensas, eternas. Usted querrá tener una relación más rica con Di-os.

De hecho, cuando su hambre y sed de Di-os se despierte, Elohim le abrirá su corazón y su mente para que tenga mayor compresión y deseo de Di-os.

Si tenemos ansias del Shaddai, Él nos dará gozo y despertará un anhelo más profundo de Él en nuestra alma. A diferencia del hambre y sed  físico, el deseo de Di-os nos satisface, pero, paradójicamente, nos deja con hambre.

REFLEXIÓN: Cuanto más satisfechos estamos con HaShem, más queremos de Él.

UN CORAZÓN LIMPIO

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA) 

UN CORAZÓN LIMPIO 

Leer: Salmo/Tehilim 119.9/11 – 119:9 ¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.119:10 Con todo mi corazón te he buscado; No me dejes desviarme de tus mandamientos.119:11 En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti. 

INTRODUCCIÓN: Lograr nuestro máximo potencial comienza con un corazón limpio que ame a Di-os y desee obedecerle. Sin embargo, todos hemos nacido con la inclinación a apartarnos de Di-os. Jeremías 17.9 dice que el corazón es engañoso y perverso.

La salvación nos ha cambiado el corazón y la vida. La muerte de Yeshúa Ben Yosef en la cruz pagó el castigo por nuestro pecado, y destruyó su poder sobre nosotros.

Al recibir a Yeshúa Ha Mashiaj como Salvador, cada uno de nosotros se convirtió en una nueva creación, con un corazón sensible a la dirección de la Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo, y una mente que desea intensamente conocer mejor al Abba Kadosh/Padre Santo.

También recibimos el poder de la Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo para negarnos a nuestros deseos egoístas y obedecer a HaShem. Con el corazón limpio, podemos comenzar a darnos cuenta de las capacidades que nos ha dado el Elohim Eterno.

La mejor manera de mantener el corazón limpio, es meditar en la Biblia. Ella actúa como un espejo en el que nos vemos como Di-os nos ve.

Por medio de ella, descubrimos los aspectos en los que hemos sido fieles, y en los que no. Expresar arrepentimiento sincero nos limpia y nos concede el perdón de Di-os (1ª.Juan 1.9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.).

CONCLUSIÓN: El corazón dirige nuestra mente, voluntad y emociones. Si nos esforzamos por mantenerlo puro, nos será más fácil discernir el plan del Eterno Baruj Hu, someter nuestra voluntad a la suya, y obedecerle.

Para llegar a ser la persona que Di-os quiere que seamos, es necesario relacionarnos con Él y desear obedecer su Palabra. Aparte del Mashiaj Yeshúa, no podemos lograr nada de valor duradero (Juan/Yohanán 15.5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.).

REFLEXIÓN: Cooperar con la obra transformadora de la Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo nos ayudará a mantener el corazón limpio.

CUÁNDO LA FE VACILA

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA) 

CUÁNDO LA EMUNÁH VACILA 

Leer: Santiago 1.5/8 – 5 Y si alguno carece de sabiduría para comprender esto, pídala a Di-os, dador de todos con abundancia y sin reproches, y le será concedida. 6 pero pida con emunah sin dudar para nada; porque el que duda es semejante a una ola del mar que es llevada y zarandeada por el viento. 7 Ni siquiera se imagine tal hombre que siendo inestable, por vivir con dos almas en todo su estilo de vida. 8 que recibirá cosa alguna del Eterno. 

INTRODUCCIÓN: Si creemos que Di-os es quien Él dice ser, y que hará lo que ha prometido, ¿por qué vacilamos en nuestras oraciones? En vez de ejercer una fe audaz, venimos a HaShem “con la esperanza” de que nos escuchará y responderá nuestras peticiones, pero sin la confianza de que lo hará. Con esta manera de pensar no podemos esperar recibir nada de Él.

Una razón por la que somos tan propensos a dudar, es que no somos capaces de ver a Di-os obrando en nuestras circunstancias. Le pedimos, y no pasó nada. Pero el Eterno no es un mozo de hotel que salta a hacer lo que le pedimos. Él ve el pasado, el presente y el futuro, y sabe el momento adecuado para cada respuesta.

Su mano ya está en acción en beneficio nuestro, disponiendo las situaciones para llevar a cabo su voluntad, abrir los corazones, y prepararnos para recibir lo que Él quiere dar.

Otro motivo de incertidumbre es la ignorancia. Si no conocemos los caminos del Elohim, nos sentiremos decepcionados por su respuesta. Muy a menudo nuestras oraciones están acompañadas de expectativas de cómo va Él a actuar.

CONCLUSIÓN: Por eso, cuando Él no interviene de acuerdo con nuestro plan o con el método que esperábamos, comenzamos a dudar. Pero poner nuestra fe en nuestro Abba Kadosh y confiar en sus caminos buenos y perfectos nos da estabilidad mientras esperamos su respuesta.

Para vencer las dudas dedique tiempo para aprender los principios y los caminos de Di-os. Entonces comenzará a entender lo que Él quiere lograr en su vida.

REFLEXIÓN: Examine su pasado desde una perspectiva bíblica; su fe crecerá cuando vea las maneras inesperadas como el Shaddai respondió sus oraciones.