Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

Archivo para Gozo

LA ACTIVIDAD DE DI-OS

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

LA ACTIVIDAD DE DI-OS

Leer: Salmo 66 – 1 Aclamad a Dios con alegría, toda la tierra. 2 Cantad la gloria de su nombre; Poned gloria en su alabanza. 3 Decid a Di-os: !!Cuán asombrosas son tus obras! Por la grandeza de tu poder se someterán a ti tus enemigos. 4 Toda la tierra te adorará, Y cantará a ti; Cantarán a tu nombre. Selah
5 Venid, y ved las obras de Di-os, Temible en hechos sobre los hijos de los hombres. 6 Volvió el mar en seco; Por el río pasaron a pie; Allí en él nos alegramos. 7 El señorea con su poder para siempre; Sus ojos atalayan sobre las naciones; Los rebeldes no serán enaltecidos. Selah 8 Bendecid, pueblos, a nuestro Di-os, Y haced oír la voz de su alabanza. 9 El es quien preservó la vida a nuestra alma, Y no permitió que nuestros pies resbalasen. 10 Porque tú nos probaste, oh Di-os; Nos ensayaste como se afina la plata. 11 Nos metiste en la red; Pusiste sobre nuestros lomos pesada carga. 12 Hiciste cabalgar hombres sobre nuestra cabeza; Pasamos por el fuego y por el agua, Y nos sacaste a abundancia. 13 Entraré en tu casa con holocaustos; Te pagaré mis votos, 14 Que pronunciaron mis labios Y habló mi boca, cuando estaba angustiado. 15 Holocaustos de animales engordados te ofreceré, Con sahumerio de carneros; Te ofreceré en sacrificio bueyes y machos cabríos. Selah 16 Venid, oíd todos los que teméis a Di-os, Y contaré lo que ha hecho a mi alma. 17 A él clamé con mi boca, Y fue exaltado con mi lengua. 18 Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, El Señor no me habría escuchado. 19 Mas ciertamente me escuchó Di-os; Atendió a la voz de mi súplica. 20 Bendito sea Di-os, Que no echó de sí mi oración, ni de mí su misericordia.

INTRODUCCION: Las huellas de HaShem pueden detectarse a lo largo de la historia. A veces, su actividad es dramáticamente evidente, como cuando separó las aguas del mar Rojo, pero en otras ocasiones ella nos resulta imperceptible. Sin embargo, hay bendiciones para quienes desarrollan el discernimiento espiritual para ver lo que Di-os está haciendo.

Las ideas preconcebidas acerca de cómo trabaja HaShem pueden impedirnos percibir su obra. Cuando él responde nuestras oraciones, nos regocijamos y reconocemos fácilmente su intervención en favor nuestro.

Pero, ¿qué pasa cuando no nos da lo que pedimos? Con demasiada frecuencia llegamos a la conclusión de que él no está haciendo nada. El salmista reconoció que el Eterno obra de varias maneras, a veces dando una gran liberación (Versículos. 5/6) y, otras, por medio de situaciones dolorosas (Versículos. 10/12).

Otro problema que puede impedir que veamos la mano de Di-os en nuestras vidas, es la falta de atención. Las exigencias de un estilo de vida agitado claman por nuestro tiempo y concentración, dejando poco espacio para momentos de quietud en su presencia.

Sin períodos de meditación y oración, nuestros sentidos espirituales se embotan. Pero quienes leen la Biblia con regularidad aprenderán a reconocer la actividad de Di-os en sus vidas, porque Elohim actúa siempre de acuerdo con su Palabra.

CONCLUSION: Los ojos enfocados en HaShem se abren a una nueva perspectiva. Su fe crecerá al comenzar a discernir la actividad de Di-os en su vida.

REFLEXION: El gozo y la emoción de ver su participación en las cosas grandes y pequeñas, le motivará a alabarle y darle gracias, incluso en los momentos difíciles.