Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

Archivos para Eterno

UNA VIDA ÍNTEGRA

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

UNA VIDA INTEGRA

Leer: Salmo/Tehilim 15.1/5 – 15:1HaShem, ¿quién habitará en tu tabernáculo?
¿Quién morará en tu monte santo? 15:2 El que anda en integridad y hace justicia, Y habla verdad en su corazón. 15:3 El que no calumnia con su lengua, Ni hace mal a su prójimo, Ni admite reproche alguno contra su vecino. 15:4 Aquel a cuyos ojos el vil es menospreciado, Pero honra a los que temen a HaShem. El que aun jurando en daño suyo, no por eso cambia; 15:5 Quien su dinero no dio a usura, Ni contra el inocente admitió cohecho. El que hace estas cosas, no resbalará jamás

INTRODUCCIÓN: En el  Sefér de los Tehilim/libro de Salmos, el rey David describe la vida de integridad que deben cultivar los creyentes. Di-os quiere que busquemos cada vez más la autenticidad, la rectitud y la honestidad.

Para desarrollar y mantener un estilo de vida de integridad, necesitamos:

Basar nuestra fe en lo que enseña la Biblia. Las verdades fundamentales sobre las cuales debemos construir nuestra vida son: la necesidad que tiene la humanidad de un Salvador; nuestra incapacidad de salvarnos a nosotros mismos; la muerte de Mashiaj a nuestro favor; la salvación por fe solamente; y el don gratuito del Abba/Padre de la vida eterna. Nuestra identidad y prioridades deben fluir de nuestra posición de hijos adoptados por Di-os.

Establecer relaciones con personas que valoren la vida cómo creyentes. La influencia de los creyentes maduros nos fortalece en nuestra dedicación y obediencia al Elohim Eterno.

Reconocer nuestros errores. Todo el mundo falla, pero como creyentes debemos confesar a Di-os cualquier pecado conocido y evitar hacer lo incorrecto (1 Juan 1.9). También será necesario pedir perdón a los demás.

Someternos al señorío de Mashiaj. El Adoní Yeshúa nos manda a negarnos a nosotros mismos y a seguirlo (Marcos/Meir 8.34). El compromiso sincero con él nos ayudará a enfrentar las tentaciones y a elegir lo recto.

CONCLUSIÓN: Vivimos en una cultura que aplaude los valores y las actitudes pecaminosas. Dios conoce nuestra lucha por resistir la tentación y elegir hacer lo recto, y por eso envió a su Espíritu Santo para que nos enseñe a vivir con integridad.

REFLEXIÓN: Pídale a él que le ayude a ser más como la persona descrita en el Salmo/Tehilim 15. Qué seámos la clase de persona que Di-os quiere que nosotros seámos.

CÓMO SER UNA PERSONA PACIENTE

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

CÓMO SER UNA PERSONA PACIENTE

Leer: Hechos 24.1/16 – 24:1 Cinco días después, descendió el sumo sacerdote Ananías con algunos de los ancianos y un cierto orador llamado Tértulo, y comparecieron ante el gobernador contra Pablo. 24:2 Y cuando éste fue llamado, Tértulo comenzó a acusarle, diciendo: Como debido a ti gozamos de gran paz, y muchas cosas son bien gobernadas en el pueblo por tu prudencia, 24:3 oh excelentísimo Félix, lo recibimos en todo tiempo y en todo lugar con toda gratitud. 24:4 Pero por no molestarte más largamente, te ruego que nos oigas brevemente conforme a tu equidad. 24:5 Porque hemos hallado que este hombre es una plaga, y promotor de sediciones entre todos los judíos por todo el mundo, y cabecilla de la secta de los nazarenos. 24:6 Intentó también profanar el templo; y prendiéndole, quisimos juzgarle conforme a nuestra ley. 24:7 Pero interviniendo el tribuno Lisias, con gran violencia le quitó de nuestras manos, 24:8 mandando a sus acusadores que viniesen a ti. Tú mismo, pues, al juzgarle, podrás informarte de todas estas cosas de que le acusamos. 24:9 Los judíos también confirmaban, diciendo ser así todo. 24:10 Habiéndole hecho señal el gobernador a Pablo para que hablase, éste respondió: Porque sé que desde hace muchos años eres juez de esta nación, con buen ánimo haré mi defensa. 24:11 Como tú puedes cerciorarte, no hace más de doce días que subí a adorar a Jerusalén; 24:12 y no me hallaron disputando con ninguno, ni amotinando a la multitud; ni en el templo, ni en las sinagogas ni en la ciudad; 24:13 ni te pueden probar las cosas de que ahora me acusan. 24:14 Pero esto te confieso, que según el Camino que ellos llaman herejía, así sirvo al Di-os de mis padres, creyendo todas las cosas que en la ley y en los profetas están escritas; 24:15 teniendo esperanza en Di-os, la cual ellos también abrigan, de que ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos. 24:16 Y por esto procuro tener siempre una conciencia sin ofensa ante Di-os y ante los hombres. 

INTRODUCCIÓN: El Shaliaj Shaúl/Apóstol Pablo demostró el poder de la paciencia cuando fue llevado a juicio ante Festo. En vez de dejar que los falsos argumentos de sus acusadores turbaran su tranquila conducta, el apóstol enfrentó con paciencia el proceso legal permaneciendo fiel al HaShem.

Se abstuvo de atacar a sus opositores o de denunciar la injusticia de las acusaciones. Su pacífica actitud encontró aceptación por parte del gobernador, y le dio la oportunidad de tener después una audiencia para presentarle el evangelio (Hechos 24.24/25).

Debido a que nuestra “carne” se inclina hacia la impaciencia, necesitamos buscar al Eterno por medio de la oración, y pedirle que tome el control

  • Nuestras emociones. Si la Ruáj Ha Kodesh/el Espíritu Santo controla nuestras emociones y reacciones, nos sentiremos más calmados. Entonces él nos dará el poder para responder de una manera agradable a Di-os.
  • Nuestras palabras. Es vital que le pidamos al Elohim Eterno que nos ayude a controlar nuestras palabras. Una palabra adecuada puede calmar una situación; hablar en actitud defensiva o gritar airadamente puede empeorar la situación (Proverbios 15.18). La Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo responderá nuestras oraciones y nos dará lo que necesitemos.
  • Nuestras palabras. Es vital que le pidamos a HaShem que nos ayude a controlar nuestras palabras. Una palabra adecuada puede calmar una situación; hablar en actitud defensiva o gritar airadamente puede empeorar la situación (Proverbios 15.18). La Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo responderá nuestras oraciones y nos dará lo que necesitemos.

CONCLUSIÓN: La paciencia requiere de autocontrol y del deseo de agradar a Di-os. Shaúl/Pablo tuvo necesidad de ambos cuando compareció ante Festo y el rey Agripa. A pesar de la injusticia se mantuvo firme, sin perder el control.

REFLEXIÓN: Imagine lo que Di-os hará por medio de usted cuando crezca en la virtud de la paciencia.

VENCER LOS OBSTÁCULOS

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER

(COSTA RICA) 

VENCER LOS OBSTÁCULOS 

Leer: Josué 6.1/5 – 6:1 Ahora, Jericó estaba cerrada, bien cerrada, a causa de los hijos de Israel; nadie entraba ni salía. 6:2 Mas HaShem dijo a Josué: Mira, yo he entregado en tu mano a Jericó y a su rey, con sus varones de guerra. 6:3 Rodearéis, pues, la ciudad todos los hombres de guerra, yendo alrededor de la ciudad una vez; y esto haréis durante seis días. 6:4 Y siete sacerdotes llevarán siete bocinas de cuernos de carnero delante del arca; y al séptimo día daréis siete vueltas a la ciudad, y los sacerdotes tocarán las bocinas. 6:5 Y cuando toquen prolongadamente el cuerno de carnero, así que oigáis el sonido de la bocina, todo el pueblo gritará a gran voz, y el muro de la ciudad caerá; entonces subirá el pueblo, cada uno derecho hacia adelante.  

INTRODUCCIÓN: El Eterno tiene un plan hermoso para la vida de cada creyente. Pero, para frustrar los propósitos de Di-os, El Ietzer Hará (La Mala Inclinación) y el HaSatán salpica de obstáculos nuestro camino.

Hay numerosas clases de estorbos, tales como un jefe difícil, la oposición de familiares, y problemas económicos. Cualquier cosa que bloquee el objetivo deseado, puede causar ansiedad y gran frustración. Pero recuerde que ningún obstáculo podrá afectarle si Di-os no lo permite.

Piense en el ejército de Josué, que no estaba a la altura del de Jericó. Y la gran muralla alrededor de la ciudad que parecía imposible de atravesar. Pero Di-os había prometido a los israelitas la tierra, y Josué lo creyó. No se inmutó por lo que parecía inconquistable. En vez de eso, reconoció el poder del Eterno y buscó su dirección.

Antes de que Josué se diera cuenta de que Di-os estaba obrando, el Eterno estaba preparando la ciudad para su destrucción al infundir temor en los reyes de la región. La instrucción de Di-os consistía en un plan de batalla dudoso, pero Josué obedeció, y el pueblo de Di-os triunfó.

CONCLUSIÓN: Esperar puede ser difícil pues podemos comenzar a preguntarnos si Di-os hará algo, y entonces abandonar la tarea. Pero, como sucedió con Josué, Di-os ya estaba preparando el terreno. No importa lo que él elija para manejar el problema, su solución es siempre la que más nos conviene.

Cada vez que usted enfrente un obstáculo, podrá experimentar mucha angustia. Pero aun en medio del dolor, puede tener plena confianza en Di-os.

REFLEXIÓN: La parte más importante de cada día es el tiempo que usted pasa a solas con el Abba Kadosh/Padre Santo. Él le alentará con su amor, y le dará dirección.

HAMBRE & SED DE DI-OS

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER

(COSTA RICA) 

HAMBRE & SED DE DI-OS 

Leer: Salmo/Tehilim  63.1/5 – 63:1 Di-os, Di-os mío eres tú;
De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, En tierra seca y árida donde no hay aguas, 63:2 Para ver tu poder y tu gloria, Así como te he mirado en el santuario. 63:3 Porque mejor es tu misericordia que la vida; Mis labios te alabarán. 63:4 Así te bendeciré en mi vida; En tu nombre alzaré mis manos. 63:5 Como de meollo y de grosura será saciada mi alma, Y con labios de júbilo te alabará mi boca
 

INTRODUCCIÓN: El Eterno nos ha dado una diversidad de apetitos, que son esenciales para nuestra supervivencia física. Pero también ha creado en nuestros corazones hambre espiritual.

David era un hombre que reconoció y sintió este anhelo por HaShem. En los salmos lo encontramos meditando, ofreciendo alabanzas, o clamando a Di-os. Su mayor gozo era estar en comunión íntima con su Abba Kadosh/Padre Santo.

El hambre y sed de Di-os es el deseo de conocer y acercarse más a Él. Lamentablemente, este anhelo está aletargado en la vida de muchos creyentes. Son salvos, pero no tienen un firme deseo de aumentar su conocimiento de Di-os.

Uno de los problemas es que nuestra sociedad está llena de todo tipo de cosas que se apoderan de nuestros intereses y afectos. Estos placeres e intereses compiten con Di-os por nuestra atención, exigiendo nuestro tiempo y esfuerzos.

CONCLUSIÓN: La buena noticia es que el anhelo de Di-os puede ser despertado si estamos dispuestos a cambiar nuestras prioridades e intereses. Aunque cultivar el deseo de HaShem  toma tiempo, el gozo que experimentaremos es duradero, y las recompensas, eternas. Usted querrá tener una relación más rica con Di-os.

De hecho, cuando su hambre y sed de Di-os se despierte, Elohim le abrirá su corazón y su mente para que tenga mayor compresión y deseo de Di-os.

Si tenemos ansias del Shaddai, Él nos dará gozo y despertará un anhelo más profundo de Él en nuestra alma. A diferencia del hambre y sed  físico, el deseo de Di-os nos satisface, pero, paradójicamente, nos deja con hambre.

REFLEXIÓN: Cuanto más satisfechos estamos con HaShem, más queremos de Él.

¿QUÉ PIENSA DI-OS ACERCA DE LA GUERRA?

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER

(COSTA RICA)

¿QUÉ PIENSA DI-OS ACERCA DE LA GUERRA?

Leer: Romanos 13.1/4 – 13:1 Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Di-os, y las que hay, por Di-os han sido establecidas. 13:2 De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Di-os resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. 13:3 Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; 13:4 porque es servidor de Di-os para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Di-os, vengador para castigar al que hace lo malo.

INTRODUCCIÓN: La guerra es un tema muy controversial, tanto dentro como fuera de la keilá. De manera que, quienes siguen a HaShem y al Mashiaj Yeshúa harían bien en escudriñar las Sagradas Escrituras y preguntarse: ¿Qué piensa el Elohim sobre la guerra? Para lograr tener una comprensión adecuada, debemos considerar que la guerra es una consecuencia natural del pecado.

Algunos conflictos se alimentan de intenciones siniestras, pero otros son una batalla entre el bien y el mal. Di-os aborrece el derramamiento de sangre, pero si el mal no es resistido con fuerza, los inicuos se impondrán.

El Elohim Eterno estableció el gobierno como un medio de auspiciar el bien y restringir el mal. La posición de autoridad proviene directamente de Él. Sin embargo, algunos gobernantes abusan del poder y actúan perversamente, haciendo que la guerra sea inevitable. Cuando los malos atacan, negarse a combatirlos es renunciar a la responsabilidad de proteger a los inocentes y castigar a los perversos.

CONCLUSIÓN: La Biblia ofrece evidencia de que Di-os a veces usa la guerra para lograr sus propósitos. Él ordenó a los israelitas que pelearan por la posesión de la tierra que les había prometido (Deuteronomio/Devarím 20.1-17/18 (20:1 Cuando salgas a la guerra contra tus enemigos, si vieres caballos y carros, y un pueblo más grande que tú, no tengas temor de ellos, porque HaShem tu Di-os está contigo, el cual te sacó de tierra de Egipto.) (20:17 sino que los destruirás completamente: al heteo, al amorreo, al cananeo, al ferezeo, al heveo y al jebuseo, como HaShem tu Di-os te ha mandado; 20:18 para que no os enseñen a hacer según todas sus abominaciones que ellos han hecho para sus dioses, y pequéis contra HaShem vuestro Di-os.).

También utilizó la guerra para juzgar y castigar a las naciones impías  Jeremías 25 12/14 (25:12 Y cuando sean cumplidos los setenta años, castigaré al rey de Babilonia y a aquella nación por su maldad, ha dicho HaShem, y a la tierra de los caldeos; y la convertiré en desiertos para siempre. 25:13 Y traeré sobre aquella tierra todas mis palabras que he hablado contra ella, con todo lo que está escrito en este libro, profetizado por Jeremías contra todas las naciones. 25:14 Porque también ellas serán sojuzgadas por muchas naciones y grandes reyes; y yo les pagaré conforme a sus hechos, y conforme a la obra de sus manos.) , e incluso para disciplinar a su propio pueblo. Jeremías 5.15/17 (5:15 He aquí yo traigo sobre vosotros gente de lejos, oh casa de Israel, dice HaShem; gente robusta, gente antigua, gente cuya lengua ignorarás, y no entenderás lo que hablare. 5:16 Su aljaba como sepulcro abierto, todos valientes. 5:17 Y comerá tu mies y tu pan, comerá a tus hijos y a tus hijas; comerá tus ovejas y tus vacas, comerá tus viñas y tus higueras, y a espada convertirá en nada tus ciudades fortificadas en que confías.)

Al pensar en este tema, recuerde que el propósito de Di-os es la destrucción de la maldad, no de las personas.

REFLEXIÓN: En la batalla final, HaShem y Su Mashiaj derrotarán el pecado y la muerte, cesarán las guerras, y reinará la justicia (Apocalipsis 19.11/1619 – 11 Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea.
19:12 Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo.
19:13 Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. 19:14 Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. 19:15 De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Di-os Todopoderoso.
19:16 Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.). Hasta ese día, estaremos en la tierra para hacer nuestra parte en la derrota del mal.

¿PUEDE USTED CONFIAR EN SU CONCIENCIA?

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER

(COSTA RICA)

¿PUEDE USTED CONFIAR EN SU CONCIENCIA?

Leer: 1ª.Timoteo 1.5/7 – 1:5 Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida,  1:6 de las cuales cosas desviándose algunos, se apartaron a vana palabrería, 1:7 queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman. 

INTRODUCCIÓN: “Deje que su conciencia sea su guía”. Esta pizca de saber popular parece tener sentido, ya que nuestra conciencia está hecha para ayudarnos a discernir el bien del mal. Sin embargo, no se puede confiar siempre en el radar interno como guía; ése es el caso de los no creyentes, que no tienen el Espíritu Santo para que les indique la verdad y les guíe a tomar decisiones atinadas.

Y aunque los creyentes tenemos a la Ruáj de Elohim/ El Espíritu de Di-os morando en nosotros, debemos tener cuidado de no albergar pecado, ya que esto puede interferir con la manera de funcionar del sensor de nuestra moralidad.

Una conciencia digna de confianza es la programada con enseñanza bíblica. Los creyentes construyen un sistema de radar espiritual firme y sensible al aplicar la verdad de HaShem a sus vidas. Toman la resolución de pensar y actuar de maneras que honran y agradan al Eterno. Entonces, cuando aparezcan pensamientos o alternativas pecaminosas en ese radar, éste enviará una advertencia clara.

CONCLUSIÓN: La persona con una conciencia confiable tiene el deseo sincero de obedecer a Di-os. No se conforma con lo que parecer estar o verse bien, sino que busca la voluntad del Abba Kadosh. Es decir, no se basa únicamente en su conciencia, sino que incorpora todas las herramientas de la Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo a su vida diaria: la Biblia y la oración.

La conciencia no es nuestra guía; es una herramienta del Guía. La Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo no solo nos convence de pecado, sino que también trae a la mente los principios divinos, y nos lleva por el camino recto.

REFLEXIÓN: Él usa diversos instrumentos para conformarnos a la semejanza de Mashiaj (Romanos 8.29).

UN CORAZÓN LIMPIO

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA) 

UN CORAZÓN LIMPIO 

Leer: Salmo/Tehilim 119.9/11 – 119:9 ¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.119:10 Con todo mi corazón te he buscado; No me dejes desviarme de tus mandamientos.119:11 En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti. 

INTRODUCCIÓN: Lograr nuestro máximo potencial comienza con un corazón limpio que ame a Di-os y desee obedecerle. Sin embargo, todos hemos nacido con la inclinación a apartarnos de Di-os. Jeremías 17.9 dice que el corazón es engañoso y perverso.

La salvación nos ha cambiado el corazón y la vida. La muerte de Yeshúa Ben Yosef en la cruz pagó el castigo por nuestro pecado, y destruyó su poder sobre nosotros.

Al recibir a Yeshúa Ha Mashiaj como Salvador, cada uno de nosotros se convirtió en una nueva creación, con un corazón sensible a la dirección de la Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo, y una mente que desea intensamente conocer mejor al Abba Kadosh/Padre Santo.

También recibimos el poder de la Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo para negarnos a nuestros deseos egoístas y obedecer a HaShem. Con el corazón limpio, podemos comenzar a darnos cuenta de las capacidades que nos ha dado el Elohim Eterno.

La mejor manera de mantener el corazón limpio, es meditar en la Biblia. Ella actúa como un espejo en el que nos vemos como Di-os nos ve.

Por medio de ella, descubrimos los aspectos en los que hemos sido fieles, y en los que no. Expresar arrepentimiento sincero nos limpia y nos concede el perdón de Di-os (1ª.Juan 1.9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.).

CONCLUSIÓN: El corazón dirige nuestra mente, voluntad y emociones. Si nos esforzamos por mantenerlo puro, nos será más fácil discernir el plan del Eterno Baruj Hu, someter nuestra voluntad a la suya, y obedecerle.

Para llegar a ser la persona que Di-os quiere que seamos, es necesario relacionarnos con Él y desear obedecer su Palabra. Aparte del Mashiaj Yeshúa, no podemos lograr nada de valor duradero (Juan/Yohanán 15.5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.).

REFLEXIÓN: Cooperar con la obra transformadora de la Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo nos ayudará a mantener el corazón limpio.