Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

Archivo para Adoní

UNA VIDA ÍNTEGRA

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

UNA VIDA INTEGRA

Leer: Salmo/Tehilim 15.1/5 – 15:1HaShem, ¿quién habitará en tu tabernáculo?
¿Quién morará en tu monte santo? 15:2 El que anda en integridad y hace justicia, Y habla verdad en su corazón. 15:3 El que no calumnia con su lengua, Ni hace mal a su prójimo, Ni admite reproche alguno contra su vecino. 15:4 Aquel a cuyos ojos el vil es menospreciado, Pero honra a los que temen a HaShem. El que aun jurando en daño suyo, no por eso cambia; 15:5 Quien su dinero no dio a usura, Ni contra el inocente admitió cohecho. El que hace estas cosas, no resbalará jamás

INTRODUCCIÓN: En el  Sefér de los Tehilim/libro de Salmos, el rey David describe la vida de integridad que deben cultivar los creyentes. Di-os quiere que busquemos cada vez más la autenticidad, la rectitud y la honestidad.

Para desarrollar y mantener un estilo de vida de integridad, necesitamos:

Basar nuestra fe en lo que enseña la Biblia. Las verdades fundamentales sobre las cuales debemos construir nuestra vida son: la necesidad que tiene la humanidad de un Salvador; nuestra incapacidad de salvarnos a nosotros mismos; la muerte de Mashiaj a nuestro favor; la salvación por fe solamente; y el don gratuito del Abba/Padre de la vida eterna. Nuestra identidad y prioridades deben fluir de nuestra posición de hijos adoptados por Di-os.

Establecer relaciones con personas que valoren la vida cómo creyentes. La influencia de los creyentes maduros nos fortalece en nuestra dedicación y obediencia al Elohim Eterno.

Reconocer nuestros errores. Todo el mundo falla, pero como creyentes debemos confesar a Di-os cualquier pecado conocido y evitar hacer lo incorrecto (1 Juan 1.9). También será necesario pedir perdón a los demás.

Someternos al señorío de Mashiaj. El Adoní Yeshúa nos manda a negarnos a nosotros mismos y a seguirlo (Marcos/Meir 8.34). El compromiso sincero con él nos ayudará a enfrentar las tentaciones y a elegir lo recto.

CONCLUSIÓN: Vivimos en una cultura que aplaude los valores y las actitudes pecaminosas. Dios conoce nuestra lucha por resistir la tentación y elegir hacer lo recto, y por eso envió a su Espíritu Santo para que nos enseñe a vivir con integridad.

REFLEXIÓN: Pídale a él que le ayude a ser más como la persona descrita en el Salmo/Tehilim 15. Qué seámos la clase de persona que Di-os quiere que nosotros seámos.

Anuncios

LA LIBERTAD EN MASHIAJ

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

LA LIBERTAD EN MASHIAJ

Leer: 1ª. Corintios 6.12/17 – 12 “Todas las cosas me son lícitas”, más no todas convienen. “Todas las cosas me son lícitas”, mas yo no me dejaré dominar de ninguna. 13 Los alimentos para el estómago, y el estómago para los alimentos; pero tanto al uno como a los otros destruirá Di-os. Pero el cuerpo no es para la impureza sexual, sino para el Adón y el Adón para el cuerpo. 14 Y Di-os que levantó al Adón, también a nosotros nos levantará con su poder. 15 ¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Mashiaj? ¿Quitaré pues los miembros de Mashiaj y los haré miembros de una ramera? ¡Ni se les ocurra pensarlo! 16 ¿O no sabéis que el que se une a una ramera, es un solo cuerpo con ella? Porque dice: “los dos vendrán a ser una sola carne” 17 Pero el que se une al Adón, un espíritu es con él.

INTRODUCCIÓN: En su primera carta a la iglesia en Corinto, Shaúl/Pablo dice que la libertad en Mashiaj es una responsabilidad seria. Sí, podemos comer lo que queramos, siempre y cuándo sea “Kosher” (apto/permitido) que no afecte nuestra salud, y que también podemos usar nuestro tiempo como deseemos, e ir tras actividades que disfrutemos. Sin embargo, como creyentes, estamos unidos inseparablemente a la keilá de Mashiaj. Esto significa que cuando muramos, resucitaremos para vivir con Él para siempre. De manera que, mientras vivamos en esta tierra, nuestros cuerpos y nuestras almas permanecen unidos a Mashiaj (1ª.Corintios 6.14/15). En pocas palabras, no nos pertenecen.

Como dueños temporales de estos cuerpos, tenemos la responsabilidad de saber qué es y qué no es bueno para ellos. Debemos ejercer disciplina con las libertades que Di-os nos ha dado, porque de nada sirve una “libertad” que haga inútiles a los creyentes, o que cause vergüenza y dolor.

Notemos la diferencia que hace el Shaliaj Shaúl/el Apóstol Pablo entre la libertad en Mashiaj y la libertad irreflexiva: la gracia y el perdón de Di-os cubren nuestros pecados, pero eso no nos da permiso para tener una conducta perjudicial.

CONCLUSIÓN: Como seguidores del Adoní Yeshúa, debemos dedicarnos a buscar tener una vida santa, no los placeres egoístas. Los creyentes son “vasos de barro” creados por Di-os para cumplir su propósito, y para darle honra y gloria a Él (2ª.Corintios 4.7). Por tanto, todo lo que viole al cuerpo humano no nos es lícito.

La verdadera libertad significa vivir sin las cadenas del pecado y del comportamiento destructivo. Yeshúa Ha Mashiaj pagó un precio para liberarle de esas cadenas. Por consiguiente, no esclavice su cuerpo a hábitos que causan daño.

REFLEXIÓN: Glorifique a Di-os con todo su ser: corazón, mente, alma y cuerpo.

EL MEJOR MATERIAL DE CONSTRUCCIÓN

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA) 

EL MEJOR MATERIAL DE CONSTRUCCIÓN 

Leer: 1ª.Corintios 3.12/15 –  12 Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, 13 la obra de cada uno se hará manifiesta porque el día la mostrará pues por fuego se manifiesta pues será el fuego lo que probará el tipo de obra que es cada uno. 14 si permanece la obra de alguno que sobreedificó, recibirá la recompensa. 15 Si la obra de alguno es destruida por el fuego, él sufrirá pérdida, si bien, él mismo será salvo, aunque así como se arrebata alguno de un incendio. 

INTRODUCCIÓN: Los creyentes construyen sus vidas sobre la Roca de la eternidad: Yeshúa Ha Mashiaj. Cada motivo, acción y palabra, son los materiales de nuestra casa espiritual. El Shaliaj Shaúl/el apóstol Pablo alertó a los creyentes que construyeran con cuidado porque, en el día del juicio, el fuego pondrá a prueba la calidad de la obra de cada persona. Esto no se refiere a un fuego literal, sino a la presencia purificadora de Mashiaj.

Cuando estemos en la presencia santa y justa del Salvador, toda madera, heno y hojarasca de nuestras vidas desaparecerán. Las cosas buenas hechas por la motivación incorrecta se desvanecerán junto con los pecados secretos y las malas actitudes. Solo lo que fue hecho y dicho en el nombre del Adoní Yeshúa permanecerá. Y en el momento que la paja haya desaparecido, veremos la justicia de Di-os. .

Al escuchar esta explicación hay quienes dicen: “Lo único que importa es que yo vaya al cielo”. Pero esa actitud es miope porque el juicio de los creyentes será en cuanto a recompensas. En la parábola del mayordomo infiel, Yeshúa explicó el concepto básico a sus talmidim/discípulos: “El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel” (Lucas/Hilel 16.10).

CONCLUSIÓN: Uno debe de cumplir y obedecer los mandamientos y hacer buenas obras para sembrar en el Olám Habá (Mundo Venidero/Vida Eterna)

Nuestro tiempo en la tierra es el comienzo de una eternidad sirviendo a HaShem y regocijándonos en Él. Di-os nos premiará con responsabilidades celestiales, conforme a nuestra fidelidad aquí. .

Las personas sabias planifican para el futuro (El avisado ve el mal y se esconde; Mas los simples pasan y llevan el daño. Proverbios 27.12). Sí yo quiero recibir al máximo la benevolencia de Di-os, y por eso estoy decidido a construir con materiales de la más alta calidad. Di-os quiere creyentes de calidad.

REFLEXIÓN: El privilegio de servir es solo el comienzo de las recompensas eternas que nos esperan en el cielo.

EL SERVICIO DEL SHADDAI

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

EL SERVICIO DEL SHADDAI

Leer: Deuteronomio/Devarím 8.3 “Te afligió, te hizo pasar hambre y te sustentó con maná, comida que ni tú, ni tus padres habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, sino de todo lo que sale de la boca de HaShem vivirá el hombre.”

INTRODUCCIÓN: Me llama mucho la atención que la palabra hebrea “Shaddai” significa el “amamantador”, “sustentador”, Di-os alimentó al pueblo judío en el desierto con maná y hoy día nos alimenta todos los días por medio de Su palabra.

Los niños son una bendición del Eterno ( Salmo/Tehilim. 127:3/5Herencia de HaShem son los hijos, cosa de estima el furo del vientre. Como saetas en manos del valiente, así son los hijos tenidos en la juventud. ¡Bendecido el hombre que llenó su alijaba de ellos! ).

La maternidad es un gran honor y un privilegio, pero también es sinónimo de servidumbre. Cada día las mujeres están llamadas a cumplir desinteresadamente las necesidades de sus familias.

Si están despiertos en la noche amamantando a un bebé, el gasto de su tiempo y dinero en-que-gracias adolescentes menos, o preparar la comida, las mamás continuamente poner a otros antes de ellos mismos.

A veces, esta constante porción puede ser agotadora e incluso desalentadora sobre todo-por un tiempo la madre en primer lugar.  

Pero usted puede tomar impulso real de HaShem.  

Uno de los mejores ejemplos de la servidumbre gracia se encuentra en Juan/Yohanán 13:3/16. Al arrodillarse para lavar discípulos pies de Él, el Adoní Yeshúa mostró que la clave para un verdadero liderazgo es la humildad. Y es la humildad que lleva a la recompensa eterna. 

A menos que usted está dispuesto a agacharse y ensuciarse las manos, se perderá la riqueza real de la maternidad. Al morir a sus propios deseos y derramando tu vida en alguien más, ser como Mashiaj y crear un legado que seguir para las generaciones venideras. ¿Qué mayor bendición podía uno esperar de un tzadik?  

Por supuesto, la motivación para servir a los demás no es obtener beneficios, pero cuando seguimos el plan de Elohim para nuestra vida, eso es lo que sucede. 

CONCLUSIÓN: Al darnos hijos, Di-os nos coloca en una posición de liderazgo y servicio. Él nos llama a dar la vida por alguien más bien-a abandonar nuestros propios deseos y poner los intereses de nuestros hijos primero. Sin embargo, de acuerdo a su diseño perfecto, es a través de este desinterés que puede llegar a ser verdaderamente cumplido. 

REFLEXIÓN: El servicio del Shaddai es alimentarnos a través de todo lo que nuestra vida necesita para crecer y llegar a ser el creyente que Di-os quiere que seámos.

EL GRAN ACTO DE AMOR

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

EL GRAN ACTO DE AMOR

Leer: Romanos 5.6/11 – 6 Porque Mashiaj, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. 7 Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. 8 Mas Di-os muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Mashiaj murió por nosotros. 9 Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. 10 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Di-os por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida. 11 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Di-os por el Adoní nuestro Yeshúa Ha Mashiaj, por quien hemos recibido ahora la reconciliación.

INTRODUCCIÓN: A veces tenemos una visión distorsionada de las cosas de Di-os, yo quisiera preguntarle algo muy simple: ¿Qué piensa usted cuando ve una imagen de Yeshúa en la cruz? La mayoría nos sentimos abrumados por el sufrimiento físico y emocional que soportó –los azotes, los golpes, las espinas, los clavos, las burlas, y la vergüenza. Nos horroriza la crueldad de los romanos y la dureza de corazón de algunos de los dirigentes judíos, pues recordemos que Anás y Caifás eran sacerdotes corruptos.

Sin embargo, durante la crucifixión estaba sucediendo más de lo que los ojos podían ver. Di-os Padre Celestial  estaba llevando a cabo su plan para salvar a la humanidad, por medio de Yeshúa Ha Mashiaj dando todo lo que necesitamos para la salvación.

  1. Justificación: Gracias al sacrificio de Yeshúa, ahora el Eterno declara inocentes a los creyentes. Aunque seguiremos pecando en esta vida terrenal, nuestra posición delante de Di-os es de justicia. Es una declaración legal que jamás puede ser revocada.
  2. Perdón: Di-os podía ahora eximirnos del castigo que merecíamos.
  3. Propiciación: El pago que hizo Yeshúa Ben Yosef satisfizo al Padre porque cumplió con su demanda de justicia, y eso le permitió a él perdonarnos.
  4. Reconciliación: La barrera de pecado que nos separaba del Abba/Padre fue quitada por la muerte de Yeshúa Ben Yosef en beneficio nuestro. Ahora somos hijos de Di-os; tenemos libre acceso a él y comunión con él.
  5. Redención: Yeshúa Ha Mashiaj pagó el precio total de la deuda que debíamos por nuestra transgresión: la muerte. El pago que hizo nos hace libres de la esclavitud del pecado.

CONCLUSIÓN: La crucifixión era la única manera de salvar a la humanidad perdida. De haber habido otra manera, la cruz habría sido una horrible exhibición de crueldad. Pero, ya que había tanto en juego, eso puede llamarse en verdad el acto de amor más grande, del Padre dando a su  Hijo.

REFLEXIÓN: Qué podríamos hacer hoy nosotros, sino cumplir y obedecer a los mandamientos de Di-os.

EL MASHIAJ ES DIGNO DE NUESTRA ESPERANZA EN HASHEM

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

EL MASHIAJ ES DIGNO DE NUESTRA ESPERANZA EN HASHEM

Leer: 1ª.Pedro/Kéfa 1.3/5 – 1:3 Bendito el Di-os y Padre de nuestro Adoní Yeshúa Ha Mashiaj, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Yeshúa Ha Mashiaj de los muertos, 1:4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, 1:5 que sois guardados por el poder de Di-os mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero. 

INTRODUCCIÓN: El tema de la resurrección de Mashiaj no es cuestionable teológicamente. Hay muchos que piensan que es suficiente creer que vivió y murió. Pero la restauración a la vida del Salvador es fundamental para lo que él dijo sobre su identidad, y para el creyente en Mashiaj por medio de la fe. Retomando nuestra pregunta de ayer, tenemos que preguntarnos qué hombre es éste que resucitó de los muertos.

La respuesta es que Yeshúa HaMashiaj  es el Hijo de Di-os, quien murió por nuestros pecados y resucitó, porque la muerte no tenía poder sobre él. La resurrección autenticó todo el ministerio de Yeshúa Ha Mashiaj. Él dijo e hizo cosas, desde el principio, para revelarse como el Mashiaj sufriente. Cuando el Cordero de Di-os, el Korbán/sacrificio perfecto por el pecado, venció la muerte, confirmó su identidad. ¿Quién sino el Creador podía volverlo por sí mismo a la vida? Baruj Hu al Santo Bendito Sea.

Podríamos también responder la pregunta diciendo que la clase de hombre que regresa de entre los muertos es digno de nuestra esperanza. Puesto que Yeshúa Ha Mashiaj confirmó el poder de Di-os para dar vida eterna a sus seguidores, su existencia terrenal no marcha hacia un fin, sino que es el primer capítulo de una hermosa e infinita relación con Di-os. Shaúl/Pablo dijo que en la muerte, los creyentes están ausentes de sus cuerpos y presentes al Señor (2ªCorintios 5.8). ¡Así que lo mejor está por venir!

CONCLUSIÓN: Aparte de la resurrección del Mashiaj Yeshúa, no hay esperanza. Quienes van tras su propia versión de inmortalidad no tienen ninguna seguridad de vida después de la muerte, porque no hay ninguna. Pero los creyentes enfrentan la muerte con la confianza de que nada puede separarlos del amor de Di-os. La muerte es apenas un corto viaje al hogar celestial.

REFLEXIÓN: Yeshúa Ha Mashiaj resucitó en el poder de la Ruáj Ha Kodesh, porque era un tzadik/justo. Baruj HaShem.

EL CUERPO DE MASHIAJ

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

EL CUERPO DE MASHIAJ

Leer: Efesios 4.11/16 – 11 Y él mismo estableció: unos apóstoles, otros, profetas, otros supervisores; otros pastores, y maestros, 12 a fin de educar a los escogidos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Mashiaj, 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno del Amado de Di-os, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Mashiaj; 14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera por todo viento de doctrina, por astucia de hombres que para engañar emplean sagazmente las artimañas del error. 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo aquel que es la cabeza, esto es, Mashiaj; 16 de quien todo el cuerpo, bien amarrado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente; según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.

INTRODUCCIÓN: Como vimos ayer, todas las personas que se reúnen para adorar en iglesias alrededor del mundo forman un solo cuerpo —el cuerpo de Mashiaj. El Adoní Yeshúa es la cabeza. Pablo lo describió como “el principio, el primogénito de entre los muertos” (Colosenses 1.18 y él es la cabeza del cuerpo que es la Congregación, él es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia). Yeshúa tiene prioridad en la Congregación y en la vida de cada creyente.

En el momento de la salvación, uno se convierte en parte del cuerpo, no importa cuáles sean las normas en cuanto a membrecía de las congregaciones locales. Al recibir al Salvador, la persona se hace una con Yeshúa.

Por tanto, si usted es creyente, es parte activa y viva de Mashiaj, quien está en actividad en la tierra por medio de sus seguidores.

La Congregación (Keilá) es los pies de Mashiaj para llevar el mensaje del evangelio, sus brazos para atender a los necesitados de amor, y sus manos para sostener a los débiles.

El cuerpo físico de Mashiaj sufrió dolor y persecución. De manera que la Congregación no puede esperar una existencia cómoda y fácil.

Ser Yeshúa para el mundo significa hacer sacrificios, ser ridiculizado y amar a nuestros enemigos (Hebreos 13.16 Y de hacer maasin tovin (hacer el bien) y de la ayuda mutua nos os olvidéis, porque tales sacrificios se agrada Di-os; Mateo/Mattityahú 5.44 En verdad os digo que por el bien de la paz, debéis actuar así: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced el bien a los que os aborrecen y orad por los que os calumnian y os persiguen, para que se arrepientan.).

CONCLUSIÓN: Di-os nos llamó a difundir el mensaje de las buenas nuevas: evangelio (Besorot), pero eso no significa que a la gente siempre le gustará lo que tenemos que decirle.

El pecado y la obligación de dar cuentas no son mensajes populares. Pero ser populares y caer bien no es el propósito. Estamos aquí para realizar el trabajo y la misión de Di-os, aunque hacerlo no sea cómodo.

La naturaleza espiritual de la Congregación está ligada a su misión. El evangelio no puede esparcirse sino por el poder y la sabiduría de Yeshúa Ha Mashiaj, la cabeza.

REFLEXIÓN: El cuerpo del creyente está unido con él por medio de su Ruáj Ha Kodesh (Espíritu Santo) que habita en ellos. El Elohim Eterno alcanza al mundo a través de su Keilá (Congregación) y sus miembros.