Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

Archivo para adam

LA COMUNIÓN CON DI-OS

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA) 

LA COMUNIÓN CON DI-OS 

Leer: Filipenses 3.7/10 – 7 Pero cuantas cosas eran para mí ganancias, las he estimado cómo pérdida por amor de Mashiaj 8 Y ciertamente, aun estimo las cosas cómo pérdida por la superioridad del conocimiento del Mashiaj Yeshúa, mi Adón, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por estiércol, para ganar a Mashiaj, 9 y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia que es de Di-os por la fe que obedece; 10 a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejantes a él en su muerte. 

INTRODUCCIÓN: Di-os creó al hombre y a la mujer para que se relacionaran con Él. El tipo de comunión que disfrutaron Adám y Eva con HaShem, es también la que estaba destinada para nosotros. Pero después de entrar el pecado en el mundo, todo cambió. La relación que Di-os quería tener con la humanidad se rompió, y esa dañada condición ha pasado de una generación a otra.

Pero, como sabemos, ese no es el final de la historia. Di-os envió a su Hijo Yeshúa Ha Mashiaj a morir en nuestro lugar para que nuestros pecados pudieran ser perdonados, y para restablecer nuestra relación con Él. Por la fe en Mashiaj, somos adoptados en la familia de Di-os y pertenecemos a Él para siempre, tal como Él quiso que fuera originalmente.

Pero, ¿qué sucede, entonces, si después de ser salvos, no profundizamos en nuestra relación con Él? Algunos creyentes pueden perder su fervor inicial por el Elohim Eterno; dejar de leer la Biblia y de asistir con regularidad a la Keila/Congregación.

Quizás otros tratan de concentrarse en el Shaddai, pero dejan que los asuntos terrenales los distraigan. Con el tiempo, algunos creyentes se sienten bien con lo que les resulta cómodo y familiar.

Tristemente, desaprovechan el profundo gozo que Di-os quiere darles. Pero aquellos que hagan de HaShem la prioridad de su vida, tendrán una relación más profunda que sobrepasa cualquier vínculo terrenal.

CONCLUSIÓN: La comunión con Di-os hizo que el alma de David quedara “satisfecha como de un suculento banquete” (Salmo/Tehilim 63.5 NVI). Shaúl/Pablo veía sus logros como nada en comparación con “la excelencia del conocimiento de Mashiaj Yeshúa” (Filipenses 3.8).

REFLEXIÓN: Acérquese al Abba Kadosh/Padre Santo, y experimente la bendición de conocerle.

Anuncios

BASAR NUESTRAS EXPECTATIVAS EN LO QUÉ ES VERDADERO

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

BASAR NUESTRAS EXPECTATIVAS EN LO QUÉ ES VERDADERO

Leer: Marcos/Meir 9.30/32 – 30 Y después de salir de allí, caminaba por la Galil y no quería que ninguno lo supiera, 31 porque deseaba enseñar a sus talmidim acerca de su misión como Mashiaj ben Yosef y les decía El ben Adam está siendo traicionado y lo asesinarán pero después de muerto, a los tres días resucitará. 32 Pero ellos no entendían lo dicho y tenían temor de preguntarle.

INTRODUCCIÓN: Formarse expectativas sobre la base de ideas preconcebidas, es una práctica muy común; hasta los discípulos no vieron una verdad importante debido a esto.

Yeshúa les dijo una y otra vez que sería crucificado y que resucitaría después de tres días. Sus oídos físicos oyeron sus palabras, pero el mensaje no pudo penetrar en sus corazones y sus mentes.

Aunque estaban convencidos de que él era el Mesías, sus suposiciones en cuanto a cómo y cuándo vendría su reino, les impidieron escuchar “el otro plan” de Mashiaj.

Estaban buscando a un salvador que destronara a Roma y que estableciera su reino en la tierra en el tiempo de ellos. Las palabras de Yeshúa en cuanto a su muerte y resurrección eran muy contrarias a lo que ellos esperaban, y por eso no podían aceptarlas.

Puesto que no habían entendido la promesa de la resurrección, cuando su Mesías murió, sus sueños se desvanecieron. Rápidamente cayeron en la desesperanza y la incredulidad (Lucas/Hilel 24.10/11 – 10 Y las que dijeron estas cosas a los shaliajim fueron Miriam de Magdala y Yojana, y Miriam bat Ya´akov y los demás que estaban con ellas. 11 Pero a ellos, estas palabras le parecieron ridiculez y no la creían).

Desde nuestra perspectiva actual, sabiendo el resultado y el propósito de la venida de Yeshúa a la tierra, podríamos preguntarnos: ¿Cómo pudieron ellos ser tan torpes?

Pero antes de juzgarlos con demasiada dureza, recordemos que nosotros, también, muchas veces tenemos ideas predeterminadas acerca de cómo debe Dios actuar en nuestras vidas y en el mundo.

CONCLUSIÓN: Los caminos de Di-os no siempre coinciden con nuestra manera de pensar, porque él actúa desde una perspectiva eterna, y nosotros con frecuencia vemos solo lo inmediato. Debemos recordar que sus caminos son mejores.

REFLEXIÓN: De haber él seguido los planes de los discípulos, no habría perdón de pecados. Desechemos nuestras expectativas, y confiemos en Di-os y en Sú Mashiaj.

EL MODELO DEL SERVICIO A IMITAR

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

EL MODELO DEL SERVICIO A IMITAR

Leer: Mateo/Mattityahú 20.25/28 – 20:25 Entonces Yeshúa, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. 20:26 Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, 20:27 y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; 20:28 como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

INTRODUCCIÓN: Según la manera de pensar del mundo, los grandes hombres son lo que tienen autoridad, prominencia y poder. Aunque Yeshúa Ha Mashiaj tenía todo eso, lo dejó para convertirse en un siervo (Isaías 42.1He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento; he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones.).

El Mashiaj Yeshúa se entregó por completo para cumplir el plan de redención de su Padre Santo, a pesar de que los beneficiarios, es decir, nosotros, no éramos dignos. Di-os es santo y justo, y no puede estar en presencia del pecado. Por tanto, tiene que separarse de quienes están manchados por él. Eso incluye a toda la humanidad (Romanos 3.23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Di-os,).

Toda persona nace cautiva a los deseos de la carne (Romanos 6.16/18 – 6:16 ¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia? 6:17 Pero gracias a Di-os, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados; 6:18 y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia.).

Cuando alguien dice que está viviendo de acuerdo con “sus propias reglas”, en realidad está al servicio de lo que apetece su naturaleza humana. El castigo por ese falso sentido de libertad es la muerte (Romanos 6.23 Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Di-os es vida eterna en Mashiaj Yeshúa Adoní (Señor) nuestro.).

El supremo acto de servicio del Mashiaj Yeshúa fue dar su vida en rescate por muchos (Mateo/Mattityahú 20.28 como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.). La palabra rescate se refiere al precio pagado para liberar a alguien —Mashiaj compró voluntariamente nuestra libertad. Había solo una manera de que Di-os pudiera quitar nuestra culpa y permanecer fiel a su propia ley: que alguien sin pecado tuviera que pagar nuestra deuda de pecado.

CONCLUSIÓN: El sacrificio de Yeshúa Ben Yosef nos salvó de la condena que merecíamos. En vez de eso, recibimos el regalo de la gracia, y hemos sido declarados inocentes. Además, pasamos de ser esclavos, ¡a ser hijos del Shaddai Todopoderoso! Yeshúa Ha Mashiaj cumplió el propósito del Padre con fidelidad. Renunció a su derecho, para llevar el peso de nuestra iniquidad, y sufrir la dolorosa separación de su Padre Celestial. El Salvador no se reservó nada para sí mismo, y de ese modo estableció un excelente ejemplo de lo que es ser un siervo, para que lo imitemos.

REFLEXIÓN: ¿Está usted dispuesto a imitar y a seguir las pisadas del Rebe Ha Kodesh? ¿Está usted dispuesto a obedecer las leyes y mandamientos establecidos por el Padre Celestial así como lo hizo Yeshúa Ben Adam? Con sencillez y humildad le invito a seguir el ejemplo del Rebe Ha Kodesh.

OBEDIENCIA Y SUFRIMIENTO DEL MASHIAJ

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

OBEDIENCIA Y SUFRIMIENTO DEL MASHIAJ

Leer: Hebreos 5.7/8 – 5:7 Y Mashiaj, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente. 5:8 Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia;

INTRODUCCIÓN: ¿Se ha preguntado usted alguna vez por qué tuvo Yeshúa Ben Adam que sufrir tanto cuando estuvo aquí en la tierra? Uno podría esperar que el Ben Elohim (Hijo de Di-os) vivo tuviera una vida cómoda y una muerte tranquila. Después de todo, ¿no habría pagado su sangre nuestros pecados, aunque hubiera sido derramada sin dolor y sufrimiento?

Pero Mashiaj Ben Adam (El hijo del hombre) vino a la tierra no solo para morir por nuestros pecados, sino también para identificarse con nosotros —con excepción del pecado— en cada área de nuestras vidas. Y eso incluye el sufrimiento (Hebreos 2.17/18 -2:17 Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Di-os se refiere, para expiar los pecados del pueblo. 2:18 Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados.).

¿Cómo podía un Salvador que nunca había padecido dolor ayudarnos en nuestro sufrimiento? Además, cuando para nosotros es difícil obedecer al Elohim Eterno, necesitamos la ayuda de Aquél que aprendió la obediencia por las cosas que sufrió.

Pero, a diferencia de nosotros, el Mashiaj Yeshúa no pasó de rebelde a obediente. Más bien, experimentó de manera personal la senda que tenemos nosotros que andar cuando Di-os nos llama a hacer algo difícil o doloroso. Yeshúa Ben Yosef luchó en su humanidad con la tarea que tenía ante él: la muerte en la cruz.

A pesar de que el Padre escuchó su clamor, el plan no fue cambiado, y Yeshúa lo sufrió todo en absoluta sumisión, tal como lo había hecho con cada “tarea” divina a lo largo de su vida terrenal.

CONCLUSIÓN: La única razón por la que usted y yo tenemos la salvación, es porque el Mashiaj Yeshúa hizo siempre lo que agradaba a su Padre; de haberse él rebelado en esta área, toda esperanza para la humanidad perdida habría sido revocada. Si su obediencia en el sufrimiento dio como resultado un beneficio tan grande, imagine lo que está reservado para nosotros si hacemos lo que Di-os quiere.

REFLEXIÓN: En él Mashiaj habita la plenitud de la Divinidad, no porque sea una Divinidad, sino porque su vida siempre se condujo exclusivamente según los atributos y designios del Padre Celestial.

Todas las características del Abba Kadosh que hemos de imitar, porque Yeshúa Ha Mashiaj las llevó con dignidad y por ello fue investido con toda autoridad.