Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

SIMPLES ACTOS DE OBEDIENCIA

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

SIMPLES ACTOS DE OBEDIENCIA

Leer: Lucas/Hilel 5.1/7 – 5:1 Aconteció que estando Yeshúa junto al lago de Genesaret, el gentío se agolpaba sobre él para oír la palabra de Di-os. 5:2 Y vio dos barcas que estaban cerca de la orilla del lago; y los pescadores, habiendo descendido de ellas, lavaban sus redes.  5:3 Y entrando en una de aquellas barcas, la cual era de Simón, le rogó que la apartase de tierra un poco; y sentándose, enseñaba desde la barca a la multitud. 5:4 Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. 5:5 Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red. 5:6 Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. 5:7 Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían. 

INTRODUCCIÓN: En estos versículos hay muchos principios bíblicos. Obedecer a Di-os en las cosas pequeñas puede traer bendición a muchos.

El pasaje de hoy ilustra este principio. Shimón/Simón Kéfa/Pedro, un pescador experimentado, había trabajado toda la noche sin pescar nada.

 Estaba en la playa terminando su trabajo cuando Yeshúa se le acercó. El Mashiaj quería hablar desde su barca a la multitud que estaba en la orilla de la playa.

A pesar de una larga e infructuosa noche de trabajo, Kéfa/Pedro aceptó que Yeshúa Ha Mashiaj utilizara la embarcación. La multitud fue bendecida por ver y escuchar predicar al Mashiaj.

Las peticiones que Di-os nos hace pueden llegarnos en momentos no oportunos o inesperados. Podemos sentirnos tentados a dejar que otra persona responda a su llamado, pensando que no importa quién sea el que obedezca. Pero recuerde que los planes de Di-os son para nuestro bien (Jeremías 29.11 Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice HaShem, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.).

Más tarde, Yeshúa  hizo una segunda petición a Kéfa/Pedro: que dirigiera la barca a aguas más profundas, y que echara las redes. El pescador expresó las pocas probabilidades de pescar algo, pero hizo lo que el Mashiaj le pidió.

La obediencia de Kéfa/Pedro dio como resultado abundancia para la multitud, los demás pescadores, sus familias, y él mismo.

Pedro no obedeció para ser recompensado, pero eso es precisamente lo que sucedió. Sus simples actos de obediencia llevaron a mayores oportunidades de servicio y a ocasiones de bendición abundante.

CONCLUSIÓN: Algunos actuamos como si la obediencia en las cosas pequeñas carecieran de importancia, pero la historia de Kéfa/Pedro nos enseña lo contrario. Comprometámonos a obedecer las instrucciones del Elohim Eterno en todo, confiando en que toda obediencia será para nuestro bien.

REFLEXIÓN: Toda promesa de Di-os normalmente está condicionada, Di-os promete bendecir a aquellos que obedezcan su voz, Mateo/Mattityahú 6.33 nos dice: “Más buscad primeramente el Reino de Di-os y su justicia y todas estás cosas os serán añadidas (Bendiciones).

 

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: