Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

EL PROPÓSITO DEL QUEBRANTAMIENTO

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER

(COSTA RICA)

 EL PROPÓSITO DEL QUEBRANTAMIENTO

Leer: Juan/Yohanán 12.20/26 – 12:20 Había ciertos griegos entre los que habían subido a adorar en la fiesta. 12:21 Estos, pues, se acercaron a Felipe, que era de Betsaida de Galilea, y le rogaron, diciendo: Señor, quisiéramos ver a Yeshúa. 12:22 Felipe fue y se lo dijo a Andrés; entonces Andrés y Felipe se lo dijeron a Yeshúa. 12:23 Yeshúa les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo del Hombre sea glorificado. 12:24 De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. 12:25 El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará. 12:26 Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.

INTRODUCCIÓN: Quisiera hacerle una simple pregunta: ¿Desea usted lo mejor de Di-os para su vida? ¿Espera convertirse en la persona que Él quiso que fuera cuando le creó, con la capacidad de lograr todo lo que el Eterno ha planeado?

Es muy probable que su respuesta sea afirmativa a ambas preguntas. Pero, ¿está dispuesto a que el Elohim haga lo que sea para que usted someta totalmente su vida a Él?

Esta tercera pregunta muchas veces no recibe un rotundo “sí”.

Sin embargo, para que podamos disfrutar de lo mejor de las bendiciones de Di-os y llegar a ser las personas que él quiere que seamos, tenemos que rendirle nuestra voluntad. Permítame ser el primero en reconocer que esto no es fácil.

Todos tenemos ciertos deseos y hábitos que, simplemente, no queremos dejar. El pasaje de hoy nos enseña que morir a nosotros mismos es necesario para poder vivir realmente para Di-os.

Como es de esperarse, eso es inevitablemente doloroso. Sería mucho más fácil si pudiéramos tomar la decisión de renunciar a nuestra terca voluntad.

CONCLUSIÓN: Pero, de acuerdo a la Palabra de HaShem, cuando nos convertimos en creyentes seguimos manteniendo patrones de conducta pecaminosos que pueden estar muy arraigados.

Di-os tiene que permitir muchas dificultades en nuestras vidas, para quebrantar las tendencias de nuestra mala inclinación, la vieja “carne”. Solo entonces podremos rendir nuestro corazón al Shaddai Todopoderoso sin reservas.

Aunque es difícil de entenderlo, nuestro Abba Kadosh/Padre Santo permite el dolor debido a su gran amor. Así como un padre no quiere que su hijo pase calamidades y sufra, Di-os no disfruta con nuestras dificultades.

 REFLEXIÓN: Pero desea tanto que tengamos una vida plena en Mashiaj, que permite que las dificultades nos moldeen.

 

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: