Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

EL AMOR & LA GUERRA

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER

(COSTA RICA)

EL AMOR & LA GUERRA

Leer: Lucas/Hilel 5.27/31 – 5:27 Después de estas cosas salió, y vio a un publicano llamado Leví, sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo: Sígueme. 5:28 Y dejándolo todo, se levantó y le siguió. 5:29 Y Leví le hizo gran banquete en su casa; y había mucha compañía de publicanos y de otros que estaban a la mesa con ellos. 5:30 Y los escribas y los fariseos murmuraban contra los discípulos, diciendo: ¿Por qué coméis y bebéis con publicanos y pecadores? 5:31 Respondiendo Yeshúa, les dijo: Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. 

INTRODUCCIÓN: Un aspecto de confusión acerca de la guerra, es la clara discrepancia entre las palabras de Yeshúa y la aprobación de la guerra por parte de Di-os en el Antiguo Pacto. ¿Pueden compaginarse estas enseñanzas diferentes? ¿Cómo puede el Di-os que dijo a Israel que destruyera a los cananeos, ser el mismo que dijo por medio de Yeshúa Ha Mashiaj:: “Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen” (v. 27)?

Para aclarar esta cuestión, debemos distinguir entre las órdenes dadas a naciones, y las instrucciones dadas a personas. HaShem ha dado ciertas responsabilidades a los gobiernos. Los llama ministros de Di-os para el bien, y los ha encargado de castigar el mal (Romanos 13.4). Pero a las personas les dice: “No os venguéis vosotros mismos” (12.19).

En la guerra se mata a personas, pero esto no es lo mismo que asesinato. Un soldado en el campo de batalla cumple sus obligaciones bajo la autoridad de su gobierno (Romanos 13.1/2). El asesinato, por el contrario, es la respuesta vengativa de una persona a la ira o a los celos, y está motivada por el deseo de destruir a otra persona.

CONCLUSIÓN: Cuando los gobiernos castigan el mal, los inocentes son protegidos, pero cuando los individuos buscan su propia venganza, se destruyen a sí mismos y también a otros. En el capítulo 6 de Lucas, Yeshúa estaba hablando acerca de conflictos personales, no de guerras nacionales.

¿Nos apresuramos a dar batallas personales, pero somos lentos en afirmar el castigo del mal como nación? Algunas veces, la única manera para que un país tenga paz, es ir a la guerra, pero nunca tendremos paz interior si estamos en guerra con las personas que nos han hecho algún daño.

REFLEXIÓN: “Poned la mira en las cosas de arriba” Colosenses 3.2

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: