Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

LA BRÚJULA DE DI-OS PARA LA MENTE Y EL CORAZÓN

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

LA BRÚJULA DE DI-OS PARA LA MENTE Y EL CORAZÓN

Leer: Proverbios 3.7/12 – 3:7 No seas sabio en tu propia opinión;
Teme a HaShem, y apártate del mal; 3:8 Porque será medicina a tu cuerpo, Y refrigerio para tus huesos. 3:9 Honra a HaShem con tus bienes,
Y con las primicias de todos tus frutos; 3:10 Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mosto. 3:11 No menosprecies, hijo mío, el castigo de HaShem, Ni te fatigues de su corrección; 3:12 Porque HaShem al que ama castiga, Como el padre al hijo a quien quiere.

INTRODUCCIÓN: Ayer hablamos de la importancia de depender de la Palabra de Di-os como nuestra brújula a lo largo de la vida. Obedecer las instrucciones del Señor cambiará la conducta y desafiará nuestra manera de pensar, actitudes y deseos. Él nos lleva a pensar de manera diferente sobre nosotros mismos y las dificultades que enfrentemos.

Por naturaleza, queremos determinar nuestro rumbo en la vida. Eso parece ser el único camino lógico para llegar adonde queremos ir.

Pero ser sabios a nuestros propios ojos es orgullo. Para combatir esta tendencia, el Eterno nos dice que le temamos a Él y nos apartemos del mal (vs. 7). Este “temor” no es miedo al Abba Kadosh/Padre Santo, sino una actitud de respeto que nos motiva a obedecerle, tanto para nuestro bien como para su gloria.

Por naturaleza, queremos guardarnos todo nuestro dinero. El deseo de vivir mejor, o el temor a no tener suficiente, nos llevan a aferrarnos a todo lo que ganamos. Pero nuestra brújula [la Biblia] nos lleva a honrar a Di-os dándole la primera parte de todo lo que tenemos, confiando en que Él suplirá nuestras necesidades (vs. 9/10).

Por naturaleza, no nos gusta la disciplina de Di-os. Su dolorosa reprobación parece demostrar que no nos ama. Pero nuestro Abba Kadosh/Padre Santo nos dice que su disciplina es la evidencia que confirma su amor y gozo en nosotros como sus hijos (vs. 11/12).

CONCLUSIÓN: A veces, por nuestro deseo de seguir a HaShem, nos centramos en ser obedientes, pero olvidamos sus instrucciones en cuanto a nuestras actitudes y maneras de pensar.

REFLEXIÓN: Para mantenernos en el camino de Di-os, tenemos que corregir el rumbo de nuestros corazones y mentes.

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: