Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

Archivo para junio, 2011

ESPERAR EN DI-OS

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA) 

ESPERAR EN DI-OS 

Leer: Salmo/Tehilim 37.1/9 – 37:1 No te impacientes a causa de los malignos, Ni tengas envidia de los que hacen iniquidad. 37:2 Porque como hierba serán pronto cortados, Y como la hierba verde se secarán.
37:3 Confía en HaShem, y haz el bien; Y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad. 37:4 Deléitate asimismo en HaShem, Y él te concederá las peticiones de tu corazón. 37:5 Encomienda a HaShem tu camino, Y confía en él; y él hará. 37:6 Exhibirá tu justicia como la luz,
Y tu derecho como el mediodía. 37:7 Guarda silencio ante HaShem, y espera en él. No te alteres con motivo del que prospera en su camino,
Por el hombre que hace maldades. 37:8 Deja la ira, y desecha el enojo;
No te excites en manera alguna a hacer lo malo. 37:9 Porque los malignos serán destruidos, Pero los que esperan en HaShem, ellos heredarán la tierra.

 

INTRODUCCIÓN: Esperar en Di-os muchas veces no es fácil, es una disciplina espiritual importante en nuestro caminar de fe. La vida del rey David nos enseña el valor de obedecer el plan de HaShem, y el peligro de adelantarnos a Él.

Cuando David era un joven pastor de ovejas, el Naví Shmuél/el profeta Samuel lo ungió como el próximo rey de Israel. Sin embargo, no se convirtió en su gobernante durante muchos años.

Esperar que el Di-os Eterno lo pusiera en el trono se hizo más difícil, porque el rey en vigor, Shaúl/Saúl, se volvió en contra de David, y en varias ocasiones trató de asesinarlo.

Pese a la oportunidad que tuvo de tomar el asunto en sus propias manos y matar a su enemigo, David se contuvo. Tampoco permitió que nadie atacara a Saúl (1°Samuel 24.1/7). Esperó en Di-os, y fue muy bendecido por su obediencia.

El rey David supo también lo que era seguir adelante sin el Shaddai Todopoderoso. Un año decidió no unirse a sus tropas en la batalla, aunque la guerra era uno de sus deberes (2°Samuel 11.1).

CONCLUSIÓN: Durante el tiempo que se quedó en casa, se fijó en Betsabé, la esposa de Urías, y la codició. Actuando de conformidad con sus deseos, engendró un hijo con ella, mandó a matar a Urías, se convirtió en asesino y luego trató de ocultar su pecado. ¡Vaya el desastre que hizo de su vida! En vez de obedecer el plan de Di-os y ser bendecido, experimentó el castigo divino y mucho dolor.

Como creyentes, queremos obedecer al Elohim Eterno, pero puede haber situaciones en las que un deseo intenso nos impulse hacia adelante sin esperar su dirección.

REFLEXIÓN: Al igual que David, experimentaremos las bendiciones de la obediencia, o el dolor de la desobediencia, esto está en nuestras manos.

¿CÓMO ESPERAR LA RESPUESTA A NUESTRA ORACIÓN?

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

¿CÓMO ESPERAR LA RESPUESTA A NUESTRA ORACIÓN?

Leer: Salmo/Tehilim 33.20/22 –  33:20 Nuestra alma espera a HaShem;

Nuestra ayuda y nuestro escudo es él.33:21 Por tanto, en él se alegrará nuestro corazón, Porque en su santo nombre hemos confiado.33:22 Sea tu misericordia, oh HaShem, sobre nosotros, Según esperamos en ti.

 

INTRODUCCIÓN: La Biblia enseña claramente que nuestro Padre Celestial escucha y responde la oración. Sin embargo, todos tenemos momentos en los que, aunque le pedimos a Di-os que actúe de inmediato, no lo hace.

¿Cuáles son algunas de las razones?

A veces, el Elohim Eterno ve que nuestra atención está mal dirigida. Nuestra relación con él debe tener prioridad sobre cualquier asunto terrenal (Marcos/Meir 12.30). Pero la mente y la oración pueden estar tan concentradas en la necesidad, que nuestra mirada se aparta de Él.

Di-os puede demorar su respuesta hasta que nos reenfoquemos en Él.

En otras situaciones, Di-os se tarda porque el momento no es el adecuado para conceder nuestra petición.

También hay tiempos en los que el Shaddai Todopoderoso quiere ensanchar y desarrollar nuestra fe. Una de las maneras de lograrlo es hacernos estar a la expectativa de su respuesta.

La Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo obrará en esos tiempos de espera para madurarnos y producir el fruto de la santidad (Gálatas 5.22/23).

CONCLUSIÓN: Otras razones son la motivación equivocada al pedir (Santiago 4.3) y la práctica de un pecado constante. Ninguno de nosotros da la talla cuando se trata del patrón de santidad de Di-os, pero hay quienes persisten en un estilo de vida de desobediencia.

HaShem puede demorar su respuesta para poder impulsarlos a confesar sus pecados y volverse a él.

REFLEXIÓN: Esperar en HaShem no resulta fácil, pues la fe y la confianza son necesarias (He 11.1). Si la respuesta de Di-os a su petición tarda, verifique que:

1) Sí verdaderamente su enfoque esté puesto en Él.

2) Sí su motivación para pedir honra a Di-os.

3) Sí usted no está practicando un pecado constante.

EL PODER LA RUÁJ HA KODESH EN ACCIÓN

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA) 

EL PODER LA RUÁJ HA KODESH EN ACCIÓN 

Leer: Romanos 8.26/27 – 26 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues no sabemos como orar por esto de tal manera que sea lo más conveniente, pero el espíritu intercede a nuestro favor con gemidos indecibles. 27 Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del espíritu, porque intercede a favor de los apartados en común acuerdo con Di-os. 

INTRODUCCIÓN: La Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo mora en el creyente desde que éste es salvo; eso significa que su poder es asequible a partir de ese momento (Efesios 1.13). Di-os creó una manera sencilla para que tengamos acceso a ese poder cada día.

Primero: Debemos aceptar que nuestra naturaleza pecaminosa nos impide hacer la voluntad de Di-os. No importa qué tan capaces seamos, nuestras fuerzas y sabiduría no son suficientes. A veces, los creyentes se sienten orgullosos por el bien que han hecho o por el número de años que han sido salvos. Imagine cuánto más pudiéramos servir al Elohim Eterno si humildemente dejáramos que Di-os obrara por medio de nosotros.

Segundo: Debemos rendir toda nuestra vida a la guía y gobierno de la Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo. Es decir, conducir nuestro andar espiritual —y también nuestra profesión, finanzas, familia y relaciones— como Di-os quiere. La Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo de Di-os no liberará su poder sobrenatural en una vida que sigue en rebeldía.

Tercero: Debemos ejercer fe, lo que significa demostrar convicción y confianza en HaShem. La fe es el switch que libera el poder de la Ruáj/El Espíritu. Es como decir: “Creo que tienes un plan, Shaddai Todopoderoso, así que voy a creer en que me darás lo que necesito para hacer tu voluntad”. Entonces, él moverá cielo y tierra para satisfacer su necesidad, cualquiera que ella sea.

CONCLUSIÓN: Pero no es suficiente memorizar y revisar los pasos. Hay que hacer de estos principios un modo de vida. Acostúmbrese a pensar: “Yo no puedo, pero Di-os sí; me someteré a su voluntad, porque sus planes son para mi bien y para su gloria”. Esa es la clase de vida que brota con el poder de la Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo.

REFLEXIÓN: El poder de la Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo en acción es para traer cosas muy buenas a nuestra vida. 

EL PODER DE LA RUÁJ HA KODESH/EL ESPÍRITU SANTO

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

EL PODER DE LA RUÁJ HA KODESH/EL ESPÍRITU SANTO

Leer: Efesios 4.14/21

INTRODUCCIÓN: Una vez en un seminario, en Costa Rica, llegó el grupo: “Palabra en Acción”, preguntaron ¿Qué sueñas en el ministerio?, Yo dije quiero llegar a cantar y ministrar como fulano de tal,  quiero decirte que no debes ser igual que él, sino llegar a ser mejor que él”.

Yo había creído creyendo una mentira: que los creyentes debían de fatigarse tratando de hacer lo bueno todo el tiempo. Por fortuna, este grupo no había terminado. “Di-os nunca tuvo la intención de que fueras mejor, porque tú no puedes hacer mejor tu carne”, dijo. “Pero la Ruáj Ha Kodesh/el Espíritu Santo, que vive en ti, te permitirá serlo”.

El Grupo tenía razón. Mi carne no ha cambiado una pizca. Pero la Ruáj Ha Kodesh/el Espíritu Santo libera su poder sobrenatural en mi vida, y me encuentro más allá de lo que es inherente a la naturaleza del hombre. Y es por esa razón que él habita en cada seguidor de Di-os.

Aunque las obras de la Ruáj Ha Kodesh/ Espíritu Santo son muchas, cuatro de ellas son básicas para la vida de fe:

*Capacita a la voluntad para que seguir hasta el fin haciendo lo correcto.

*Dinamiza los cuerpos físicos para servir a HaShem.

*La Ruáj/El Espíritu ilumina la mente para que los creyentes comprendan las cosas de Di-os.

*Vivifica las emociones para sentir y expresar el fruto del Espíritu (Gálatas 5.22/23).

CONCLUSIÓN: El grupo “Palabra en Acción”  me enseñó una verdad importante: la carne es deficiente. Solo la Ruáj Ha Kodesh/el Espíritu Santo que vive en nosotros tiene el poder y la sabiduría para vivir en victoria. Es por eso que Di-os nos lo dio a nosotros.

REFLEXIÓN: Por la Ruáj/el Espíritu cosechamos todos los beneficios de una vida recta y consagrada a Di-os, así como lo fue nuestro Rebe Ha Kodesh: Yeshúa Ha Mashiaj.

DI-OS ES NUESTRO GUARDADOR

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

DI-OS ES NUESTRO GUARDADOR

Leer: Salmo/Tehilim 121. 3/8

INTRODUCCIÓN: Aprendimos que Di-os es nuestro protector. El canto de David en el Salmo/Tehilim 121 presenta también al Elohim Eterno como nuestro guardador.

“Ni se dormirá el que te guarda” (v. 3b). Muchos niños pequeños sienten miedo en la oscuridad. Si se despiertan cuando todos los demás están durmiendo, pueden sentirse solos y asustados. Nuestro Di-os no necesita dormir; Él está siempre alerta y atento a nuestro clamor, aunque nuestros sentimientos nos digan lo contrario.

“HaShem es tu guardador… El guardará tu alma” (vs. 5/7). Cuando los padres tienen que dejar a sus hijos, escogen a una persona de confianza para encargarla de su cuidado; se espera que ésta los proteja y alimente. ¡Cuánto más dedicado y capaz es nuestro Abba Kadosh/Padre Santo!

Además de preservarnos física y espiritualmente, controla los malos pensamientos, las palabras dañinas y el proceder incorrecto. Su Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo da advertencias para protegernos del mal, y también guía para que crezcamos en una dirección agradable a Di-os.

“HaShem  guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre” (v. 8). Di-os es el Amo y Creador del Universo.

CONCLUSIÓN: Él está con nosotros siempre nos está protegiendo, señalando el camino y enseñando. Nos acompaña y guía, aun en las tareas pequeñas que parecen insignificantes, en lo cotidiano y en lo sencillo está el Shaddai Todopoderoso.

Cuando crecemos, muchos sentimos tristeza y un poco de temor al dejar la seguridad del hogar de nuestros padres. Pero nunca dejamos el amor y el cuidado precioso de nuestro Abba Kadosh/Padre Santo.

REFLEXIÓN: Di-os es nuestro guardador, y Él cuida de nosotros mejor que cualquier madre o padre terrenales.

DI-OS NUESTRO PROTECTOR

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

DI-OS NUESTRO PROTECTOR

Leer: Salmo/Tehilim 121.1/3 – 121:1 Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro?121:2 Mi socorro viene de HaShem, Que hizo los cielos y la tierra.121:3 No dará tu pie al resbaladero, Ni se dormirá el que te guarda.

INTRODUCCIÓN: En el Salmo 121, David habla de la seguridad que él encuentra en el Eterno. Hoy miraremos con atención varios versículos para entender mejor nuestra seguridad.

“Alzaré mis ojos a los montes; ¿de dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de HaShem” (vs. 1/2). Cuando se escribió esto, había ladrones que vivían en las montañas, acechando a viajeros inocentes que se convertirían en sus víctimas inocentes.

El trabajo de David como pastor de ovejas lo llevaba a zonas peligrosas, donde no solo los ladrones sino también los animales salvajes constituían una amenaza, y él tenía que defender a las ovejas de su padre de los ladrones y de los animales salvajes.

Nuestra vida puede ser como un territorio montañoso. ¿Se pregunta usted qué peligros acechan el futuro? El Elohim es nuestro ayudador; solo Él puede protegernos. Los seres queridos pueden dar ayuda hasta cierto punto, pero Di-os lo sabe todo, y tiene todo el poder necesario para socorrernos.

“No dará tu pie al resbaladero” (vs. 3a). Di-os ha provisto todo lo que necesitamos para evitar el pecado. La Ruáj Ha Kodesh/El Espíritu Santo nos dirige y nos da poder; la Palabra de Di-os alumbra nuestro camino para que no resbalemos.

CONCLUSIÓN: Pero, a veces, elegimos pecar. El Di-os Todopoderoso podría impedir que desobedezcamos, pero Él no interfiere con nuestro libre albedrío. Lo que hace es sostenernos, dándonos el poder para andar en sus caminos.

Estos primeros versículos se centran en el poder del Shaddai Todopoderoso de protegernos. Ya sea que la fuente del problema sean otros, las circunstancias externas, o nuestro propio pecado, podemos encontrarnos en peligro y atemorizados.

REFLEXIÓN: Afortunadamente, tenemos un Di-os que nos conduce a la seguridad.

UNA AGENDA BALANCEADA & EQUILIBRADA

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

UNA AGENDA BALANCEADA & EQUILIBRADA

Leer: Proverbios 16.1/3 – 16:1 Del hombre son las disposiciones del corazón; Mas de HaShem es la respuesta de la lengua. 16:2 Todos los caminos del hombre son limpios en su propia opinión; Pero HaShem pesa los espíritus. 16:3 Encomienda a HaShem tus obras, Y tus pensamientos serán afirmados.

 INTRODUCCION: Cuando a algún aspecto le falta equilibrio, nuestra relación con HaShem y con los demás es afectada, reduciendo nuestra eficacia como servidores de Mashiaj.

*Aunque el Elohim Eterno no aprueba la pereza, tampoco quiere que estemos demasiado absorbidos por nuestra profesión.

*El tiempo con la familia y los amigos también es esencial porque ellos son parte importante de los planes de Di-os para nuestras vidas

*La Biblia también ordena que nos reunamos con otros creyentes para la adoración (Hebreos 10.24/25 – 10:24 Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; 10:25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.).

Aunque hay quienes tienen limitaciones que les impiden hacerlo, la mayoría de nosotros no tenemos ninguna excusa para no ir a la keila (congregacion) por estar demasiado ocupados

*Nuestra principal prioridad debe ser tener un tiempo a solas con HaShem cada día, para desarrollar nuestra relación con él y recibir orientación.

*Si queremos lograr los planes de Di-os para nosotros, tenemos que cuidar de nuestros cuerpos, apartando un tiempo para el ejercicio, el descanso y la recreación.

CONCLUSION: Todos estos aspectos necesitan espacio en su vida, pero yo no puedo decirle cómo distribuir su tiempo. El Elohim tiene planes específicos para cada persona, y él es el único que puede dirigir con precisión su agenda. Busque su orientación, escuche su voz, y haga los cambios que él traiga a su mente.

El Di-os Eterno quiere que alcancemos nuestro máximo potencial, para llegar a ser las personas que él quiere que seamos, y para que realicemos las tareas que ha dispuesto para nosotros. En nuestra sociedad, debemos tener una agenda equilibrada si queremos vivir de acuerdo con los propósitos de Di-os. 

REFLEXION: Necesitamos tener una agenda balanceada y equilibrada para poder agradar y servir a Di-os.