Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

¿POR QUÉ PERMITE DI-OS EL MAL?

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

¿POR QUÉ PERMITE DI-OS EL MAL?

Leer: Génesis/Bereshit  2.15/17 – 2:15 Tomó, pues, HaShem Di-os al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase. 2:16 Y mandó HaShem Di-os al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; 2:17 más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. 

INTRODUCCIÓN: Cuando los creyentes explican cómo y cuándo entró el mal en el mundo, la mayoría de las veces señalan la tentación de la serpiente. Pero hay que remontarse un poco más atrás, cuando Di-os plantó el árbol de la ciencia del bien y del mal. Al dar a Adán y Eva una opción entre la obediencia y la rebeldía, HaShem permitió que el mal entrara a su creación perfecta.

Posiblemente usted se esté haciendo la pregunta que inquieta a muchas personas, creyentes o no. ¿Por qué un Di-os Todopoderoso permite el mal? Se han dado algunas respuestas insatisfactorias, por ejemplo, que a HaShem no le importa, o que Él es incapaz de impedir el mal. Estas respuestas contradicen lo que Di-os dice acerca de sí mismo en la Biblia (Romanos 5.8 “Más Di-os muestra su amor más íntimo hacia nosotros, en que siendo culpables, Mashiaj murió representándonos”; Salmo/Tehilim 47.8  “Reinó Di-os sobre las naciones; Se sentó Di-os sobre su santo trono.”), porque nuestro Abba Kadosh/Padre Santo ejerce autoridad absoluta sobre este mundo.

Di-os tuvo un propósito al dejar que el mal entrara en el mundo. El árbol era un laboratorio de prueba. Adán y Eva tuvieron que elegir entre la rebeldía y el amor, la justicia y la maldad, entre la desobediencia y la obediencia. Ya que el Shaddai Todopoderoso deseaba el amor de los seres humanos que creó, tuvo que darles una opción.

CONCLUSIÓN: El auténtico amor se da libremente. Las alternativas eran: olvidarse de todo el proceso de la creación, o programar a la humanidad como robots para que le dieran gloria y alabanza.

El Elohim Eterno nos da dos garantías en cuanto al mal.

  • Primero: su propósito no es que pequemos (Santiago 1.13 “Por otro lado, nadie que está siendo tentado, diga: “Estoy siendo tentado por Di-os”, porque Di-os ni puede ser tentado por el mal ni él provoca al pecado a nadie). Él desea que vivamos rectamente, para que el mal no pueda encontrar lugar en nuestros corazones.
  • Segundo: cuando somos tocados por el mal, Él hará que la experiencia sea para nuestro bien (Romanos 8.28 “Y sabemos que a los que aman a Di-os, que son llamados en conformidad con Sus planes, todas las cosas ayudan para bien.”).

REFLEXIÓN: El pecado original del hombre fue haber puesto en su boca palabras que el Eterno no había dicho. Génesis/ Bereshit 3:3 pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Di-os: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. (Di-os le dijo “no comeréis” el hombre agregó ni le tocaréis)  Tengamos cuidado de no poner en nuestras bocas palabras que Di-os no ha dicho.

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: