Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

EL AMOR IMPOSIBLE DE DI-OS HECHO POSIBLE

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

EL AMOR IMPOSIBLE DE DI-OS HECHO POSIBLE

Leer: Gálatas 5.22/23 – 22 Mas las obras que resultan cuando obedecemos al espíritu de Mashiaj, son evidentes: amor, gozo, shalom, longanimidad, benignidad, bondad, fidelidad 23 mansedumbre, dominio propio, de tales cosas, no hay nada prohibido en la ley divina para vosotros.

INTRODUCCIÓN: Cuando un Doctor de la Toráh le preguntó a nuestro Rebe Ha Kodesh: Yeshúa cuál era el mandamiento más grande, él dijo: “Amarás al Eterno tu Di-os con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo/Mattityahú 22. 37/40). ¡Qué ejercicio tan abrumador!

Es muy interesante ver que el primer mandamiento es amar a Di-os con todo nuestro ser y el segundo no deja de serlo, pues de esos dos mandamientos cuelga toda la Toráh y los profetas.

¿Cómo se puede amar a Di-os y aborrecer a nuestros hermanos judíos? No se puede, lo mismo lo diría al revés ¿Cómo puede un judío cumplir la Toráh sí aborrece a los cristianos evangélicos? Pues no, hay que amar a nuestras personas más cercanas, próximas ese es nuestro prójimo.

Para ninguno de nosotros es posible vivir a la altura de esta obligación con nuestras propias fuerzas, pero HaShem ha provisto una manera para que los creyentes logren lo imposible.

La presencia interior de la Ruáj Ha Kodesh/el  Espíritu Santo obra para producir su fruto en nosotros, y el primero en la lista es el amor (Gálatas 5.22). De hecho, las otras ocho cualidades son solo descripciones de su expresión.

Cada vez que demostramos bondad, paciencia o benignidad, vemos al amor del Elohim Eterno actuando a través de nosotros, sobre todo cuando la otra persona ha sido poco amable y no merece tal trato agradable.

Este fruto no se produce al tratar de armarnos de buena voluntad para con alguien insoportable o difícil de tratar.

CONCLUSIÓN: Pensemos en el proceso más como la savia que corre a través de la rama de una vid. La rama no produce uvas, sino la savia.

Asimismo, la Ruáj/el Espíritu fluye en nuestro interior produciendo el amor de Di-os en nosotros, para que podamos transmitirlo a Él y a los demás.

El amor ágape es la razón por la que podemos amar a alguien que nos trate mal; es Di-os quien lo hace, no nosotros. Incluso la adoración que rendimos al Elohim Eterno no es algo que podemos producir en nuestro corazón sin su ayuda.

REFLEXIÓN: Aunque la orden de amar es grande y titánica, la gracia de Di-os lo hace posible, entre otras palabras Di-os hace posible lo imposible.

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: