Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

LA SABIDURÍA FINANCIERA

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

LA SABIDURÍA FINANCIERA

Leer: Filipenses 4.11/19 – 11 No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación 12 Sé vivir con estrechez y sé tener en abundancia; así para estar saciado como para tener hambre, así para tener suficiente como para tener necesidad, en todo y por todo he aprendido la lección clave: 13 Todo lo puedo en quien me fortalece 14 Sin embargo, bien hicisteis en participar conmigo en mi tribulación. 15 Y sabéis también vosotros filipenses, que al principio de la predicación de la promesa de redención, cuando salí de Macedonia, ninguna comunidad participó conmigo en razón de dar y recibir, sino vosotros solamente. 16 pues aun a Tesalónica me enviasteis una y otra vez para mis necesidades. 17 No es que busque el regalo, sino que busco fruto que abunde en vuestra cuenta. 18 Pero todo lo he recibido, y tengo abundancia; he suplido plenamente, habiendo recibido de Epafrodito lo que enviasteis; olor fragante, sacrificio acepto, agradable a Di-os. 19 Mi Di-os pues suplirá todo lo que os falta conforme  a sus riquezas en gloria en Mashiaj Yeshúa.

INTRODUCCIÓN: Como buenos administradores, Di-os le confía a cada creyente una parte de sus recursos. Y como cualquier supervisor sabio, el Elohim Eterno le da directrices a sus administradores para que hagan el mejor uso del dinero que le pertenece a Él.

  • Cubrir nuestra necesidades —Di-os prometió suplir nuestras necesidades (Filipenses 4.19). La manera que tenemos de proveernos de cosas esenciales como alimento, ropa, vivienda, transporte y educación, es comprándolas con lo que el Eterno provee.
  • Hacer del diezmo una prioridad —La decisión más sabia de un creyente en cuanto a la administración del dinero, es apartar regularmente para la keilá la primera parte de sus ingresos. Cuando promueve la obra de Di-os y es fiel, Di-os protege el otro 90% (Deuteronomio 26.2; Malaquías3.10/11).
  • Invertir en los planes de Di-os para nuestra vida —Después, debemos utilizar el dinero para cumplir con los propósitos que tiene Di-os para nosotros y para nuestra familia. En vez de “mantenerse a la deriva” por la vida, el creyente debe buscar la voluntad de Di-os. HaShem podrá dirigirle a invertir en educación, iniciar un negocio, o adquirir un producto específico, que realmente necesite.
  • Responder al llamado de Di-os al bendecir a otros—Hacer: Tzedaká: Dar a los necesitados es una inversión en el reino de Di-os. Si bien no debemos fomentar la vagancia, un acto de misericordia con el pobre es como un préstamo a HaShem (Proverbios 19.17).

 CONCLUSIÓN: Los buenos administradores le preguntan a Di-os: “¿Cuál es tu voluntad en cuanto al dinero que me has dado?” Usted quedará maravillado del gozo que da vivir conforme a los preceptos bíblicos. Incluso un poco de dinero le parecerá más que suficiente cuando lo usa de la manera que el Shaddai quiere.

REFLEXIÓN: De HaShem es la Tierra y su plenitud el mundo y los qué en él habitan dice el Salmo/Tehilim 24.1, los recursos nuestros, no son nuestros, sino de el Shaddai Todopoderoso.

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: