Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

CÓMO COMPRENDER Y ENTENDER LA BIBLIA

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

CÓMO COMPRENDER Y ENTENDER LA BIBLIA

Leer: 1ª.Corintios 2.12/16 – 12 Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Di-os, para que sepamos lo que Di-os nos ha concedido, 13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. 14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Di-os, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. 15 En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie. 16 Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Más nosotros tenemos la mente de Mashiaj.

INTRODUCCIÓN: Hay muchas personas que a veces las escucho decir: “Simplemente no entiendo la Biblia”. Este es un comentario que oigo muy a menudo, incluso de muchos creyentes. Es comprensible que aquellos sin Di-os y sin Mashiaj no puedan entender los conceptos bíblicos, pero ¿por qué tienen dificultades para hacerlo quienes conocen a Di-os?

Algunas personas piensan que una educación en el seminario es la respuesta, pero he conocido a varios pastores y maestros que no entienden realmente la Palabra de Di-os. Conocían los hechos, pero carecían de entusiasmo por la Biblia o por el Elohim Eterno.

La clave no es la educación, sino la obediencia. Cuando nos guiamos por lo que leemos, el Santo Libro “cobra vida”, y empezamos a escuchar y entender la voz de Di-os.

En cambio, si no hemos obedecido lo que Él ya nos ha revelado, ¿por qué va a darnos sus verdades más profundas? “La comunión íntima de HaShem es con los que le temen” (Salmo/Tehilim 25.14), y quienes le temen son aquellos que obedecen sus mandamientos; a ellos se les ha dado la promesa de tener “buen entendimiento” (Salmo/Tehilim 111.10).

Vivir en desobediencia al Shaddai nubla nuestros ojos, disminuye nuestra capacidad de escuchar, y opaca nuestro entendimiento. Aunque tengamos pleno acceso a la mente de Yeshúa Ha Mashiaj, nuestro apego a nuestro proceder pecaminoso nos impide aprovechar los ricos tesoros de sabiduría que se encuentran en la Palabra de Di-os.

CONCLUSIÓN: Al leer la Biblia, esté atento a los mandatos de Di-os. Luego, confiando en la Ruáj Ha Kodesh/el Espíritu Santo, haga lo que él le diga. Si usted obedece su voz, el Shaddai Todopoderoso le revelará verdades profundas, y su comprensión aumentará. Muy pronto, el tiempo que le dedique a la Biblia se convertirá en un placer en vez de una obligación.

REFLEXIÓN: Debemos tratar de entender las Sagradas Escrituras desde el punto de vista en que se escribió: el hebreo, pero para eso debemos ponernos unas gafas judías.

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: