Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

Archivo para mayo, 2011

CAMINAR EN LA PALABRA

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

CAMINAR EN LA PALABRA

Leer: Salmo/Tehilim 119.97/104 – 97 ¡Oh cuánto amo tu Ley! Todo el día ella es mi meditación. 98 Tus mandamientos me hacen más sabio que mis enemigos, porque están siempre conmigo 99 Tengo más entendimiento que todos mis maestros, porque Tus testimonios son mi meditación. 100 Comprendo más que los ancianos, porque he guardado Tus preceptos. 101 De todo mal, he apartado mis pies, para poder cumplir Tu palabra. 102 No me he apartado de Tus juicios, porque Tú me instruiste. 103 ¡Cuán dulces son Tus palabras a mi paladar! Sí más dulces que la miel en la boca. 104 De Tus preceptos obtengo comprensión, por lo que odio todo camino falso.

INTRODUCCIÓN: Cada uno de nosotros diariamente tomamos muchas decisiones, y la mayoría de las veces lo hacemos de prisa, dejando poco tiempo para analizar los pros y los contras pues confiamos en nuestros sentimientos.

Pero los creyentes que deseen andar con sabiduría en medio de los peligros de este mundo, necesitan algo más confiable que el instinto basado en la carne. Necesitamos entendimiento y principios de parte de Di-os que nos guíen, y nos hagan discernir, por eso debemos meditar en su Palabra.

Digo con mucha  frecuencia en mis escritos y mensajes acerca de meditar en las Sagradas Escrituras, por una buena razón. La Biblia es la clave para conocer a Di-os Eterno y seguir su voluntad.

Los creyentes no pueden, simplemente, desatender el pasar tiempo meditando en su Palabra. Si usted quiere estar seguro de lo que piensa Di-os acerca de un tema, consulte este Libro de vida, para llenar su mente con la verdad.

CONCLUSIÓN: Todos tenemos un filtro en la mente, formado por lo que nos enseñaron siendo niños, los hábitos que nos hemos formado, y la información que aceptamos como verdad.

Las cosas nuevas que aprendemos pasan a través de ese filtro, el cual las asimilará o rechazará. Pues bien, el HaSatán, al igual que los comerciales que pasan en la televisión que desean robar nuestra atención, tiene el mismo objetivo de filtrarse para ganar terreno en nuestra mente y en nuestro espíritu.

Algunos de los dardos que el HaSatán lanza a nuestra mente parecen inofensivos e incluso buenos; es por eso que confiar en los sentimientos es tan peligroso.

REFLEXIÓN: Para los creyentes, es esencial apegarse a la verdad bíblica, porque eso identifica y rechaza lo pecaminoso e inaceptable para los hijos de Di-os.

CÓMO ANDAR CON SABIDURÍA

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

CÓMO CAMINAR CON SABIDURÍA

Leer: Proverbios 28.26 “El que confía en su propio corazón es necio, Más el que camina en sabiduría será librado.”

INTRODUCCIÓN: Los creyentes debemos andar por fe, 2ª.Corintios 5.7 “De modo que si alguna esta en Mashiaj nueva criatura es, las cosas viejas pasaron ya, he aquí todas son hechas nuevas”, lo pasado debe quedar atrás.

Sin embargo, con tantas voces clamando que sigamos los caminos del mundo, a veces nos resulta difícil escuchar y poner en práctica la sabiduría divina. Por ejemplo, es difícil no pensar en nuestro impulso natural de negar misericordia, a pesar de que el Elohim Eterno exige que perdonemos (Efesios 4.32 “Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Di-os también os perdonó a vosotros en Mashiaj).

Sabiduría divina es la capacidad de ver las cosas como las ve el Eterno, y de responder según los principios bíblicos; pero este discernimiento no es automático. Sí, la Ruáj Ha Kodesh/el Espíritu Santo vive en los creyentes para impulsarlos a obrar bien, pero cada uno deberá decidir si hace o no lo correcto.

Si alguien quiere andar con sabiduría, deberá comprometerse a mantenerse en el camino correcto, es decir, decidir en su corazón: “Voy a obedecer a Di-os, pase lo que pase”. Agradar a Di-os y conformarnos a su imagen, es siempre lo que hay que hacer.

La determinación de honrar a Di-os transforma la manera en que los creyentes tomamos decisiones. En vez de seguir mis instintos o mis impulsos, elijo la perspectiva del Elohim Eterno en cualquier situación.

CONCLUSIÓN: Además, antes que confiar en el consejo de otras personas, elijo ir a la Biblia para confirmar lo que Di-os me está diciendo. Y en consecuencia será más fácil escuchar la tranquila voz de la Ruáj Ha Kodesh/el Espíritu Santo, y se desvanecerá esa confusión del mundo.

Usted tiene un misericordioso Abba Kadosh/Padre Santo que honra el compromiso sincero de andar conforme a su voluntad. Di-os asume la responsabilidad de dar a sus hijos la sabiduría que buscan, y de ayudarlos a seguir andando en el camino correcto (Proverbios 3.5/6 “Fíate de HaShem de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, Y Él enderezará tus veredas).

REFLEXIÓN: Obedecer al Abba Kadosh es siempre la mejor decisión.

DI-OS TIENE EL CONTROL DE TODO

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

DI-OS TIENE EL CONTROL DE TODO

Leer: Isaías/Iesiyahú  45.5/7 – 45:5 Yo soy HaShem, y ninguno más hay; no hay Di-os fuera de mí. Yo te ceñiré, aunque tú no me conociste, 45:6 para que se sepa desde el nacimiento del sol, y hasta donde se pone, que no hay más que yo; yo HaShem, y ninguno más que yo, 45:7 que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo HaShem soy el que hago todo esto.

INTRODUCCIÓN: Reconozco que, muchas veces, no entendemos el por qué pasan cosas malas. Aun así, creo que Di-os tiene un propósito para todo lo que hace o permite. Mi fe se basa en la doctrina bíblica que dice que el Eterno es Soberano (“Todos los confines de la tierra se acordarán del Eterno y volverán a Él, y todas las familias de las naciones. Te adorarán. Salmo/Tehilim 22.28). Él tiene el control absoluto de este universo, del clima natural y político de esta tierra, y de mi vida y la suya.

Cuando estamos en medio de una prueba, es difícil resistirse a clamar: “Di-os, ¿por qué está sucediendo esto?” Algunas veces tenemos la respuesta, y otras veces no. De lo que sí podemos estar seguros es que nada sucede por casualidad o accidente. Él tiene un propósito, aun para nuestras experiencias más dolorosas. Además, tenemos esta promesa del Eterno en el Código Real: “A los que aman a Di-os, todas las cosas les ayudan a bien” (Romanos 8.28).

Es muy difícil, por no decir imposible, ver con antelación cómo utilizará el Eterno el mal o el daño para nuestro propio beneficio. Nuestra limitada perspectiva humana no nos permite captar o ver su plan superior.

CONCLUSIÓN: Pero puedo asegurarle la verdad de esa promesa bíblica, porque la buena obra del Abba Kadosh/Padre Santo se hace visible en mis dolores, dificultades y deficiencias. Muchos de nosotros hemos experimentado cómo Él ha convertido mi lamento en alegría, y también he cosechado abundantes bendiciones y beneficios de mis horas más oscuras.

Debemos aceptar que lo que hace Di-os no siempre parece tener sentido, para nosotros. El Naví Ieshayahú/Isaías enseña que: “Sus caminos y sus pensamientos son más altos que los nuestros” (Ieshayahú/Isaías 55.9).

REFLEXIÓN: Pero podemos confiar en que Di-os tiene el control absoluto de todo, no importa cuán alocado parezca nuestro mundo, El Shaddai Todopoderoso trabaja con una precisión absoluta.

¿POR QUÉ PERMITE DI-OS EL MAL?

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

¿POR QUÉ PERMITE DI-OS EL MAL?

Leer: Génesis/Bereshit  2.15/17 – 2:15 Tomó, pues, HaShem Di-os al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase. 2:16 Y mandó HaShem Di-os al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; 2:17 más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. 

INTRODUCCIÓN: Cuando los creyentes explican cómo y cuándo entró el mal en el mundo, la mayoría de las veces señalan la tentación de la serpiente. Pero hay que remontarse un poco más atrás, cuando Di-os plantó el árbol de la ciencia del bien y del mal. Al dar a Adán y Eva una opción entre la obediencia y la rebeldía, HaShem permitió que el mal entrara a su creación perfecta.

Posiblemente usted se esté haciendo la pregunta que inquieta a muchas personas, creyentes o no. ¿Por qué un Di-os Todopoderoso permite el mal? Se han dado algunas respuestas insatisfactorias, por ejemplo, que a HaShem no le importa, o que Él es incapaz de impedir el mal. Estas respuestas contradicen lo que Di-os dice acerca de sí mismo en la Biblia (Romanos 5.8 “Más Di-os muestra su amor más íntimo hacia nosotros, en que siendo culpables, Mashiaj murió representándonos”; Salmo/Tehilim 47.8  “Reinó Di-os sobre las naciones; Se sentó Di-os sobre su santo trono.”), porque nuestro Abba Kadosh/Padre Santo ejerce autoridad absoluta sobre este mundo.

Di-os tuvo un propósito al dejar que el mal entrara en el mundo. El árbol era un laboratorio de prueba. Adán y Eva tuvieron que elegir entre la rebeldía y el amor, la justicia y la maldad, entre la desobediencia y la obediencia. Ya que el Shaddai Todopoderoso deseaba el amor de los seres humanos que creó, tuvo que darles una opción.

CONCLUSIÓN: El auténtico amor se da libremente. Las alternativas eran: olvidarse de todo el proceso de la creación, o programar a la humanidad como robots para que le dieran gloria y alabanza.

El Elohim Eterno nos da dos garantías en cuanto al mal.

  • Primero: su propósito no es que pequemos (Santiago 1.13 “Por otro lado, nadie que está siendo tentado, diga: “Estoy siendo tentado por Di-os”, porque Di-os ni puede ser tentado por el mal ni él provoca al pecado a nadie). Él desea que vivamos rectamente, para que el mal no pueda encontrar lugar en nuestros corazones.
  • Segundo: cuando somos tocados por el mal, Él hará que la experiencia sea para nuestro bien (Romanos 8.28 “Y sabemos que a los que aman a Di-os, que son llamados en conformidad con Sus planes, todas las cosas ayudan para bien.”).

REFLEXIÓN: El pecado original del hombre fue haber puesto en su boca palabras que el Eterno no había dicho. Génesis/ Bereshit 3:3 pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Di-os: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. (Di-os le dijo “no comeréis” el hombre agregó ni le tocaréis)  Tengamos cuidado de no poner en nuestras bocas palabras que Di-os no ha dicho.

CUÁNDO UNA NACIÓN LE DA LA ESPALDA A DI-OS

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

CUÁNDO UNA NACIÓN LE DA LA ESPALDA A DI-OS

Leer: 2ºCrónicas 33.1/25

INTRODUCCIÓN: Ezequías era un rey temeroso de Di-os, que llevó a cabo una reforma entre los israelitas. Pero, su hijo Manasés fue un gobernante impío. Aunque había visto a su padre andar con Di-os y vivir conforme a las Sagradas Escrituras, decidió ignorar a HaShem.

Manasés adoró dioses falsos, incluso al punto de sacrificar a sus hijos en el fuego para exaltar a Moloc. Practicó muchas vilezas, entre ellas la brujería y la hechicería, y desvió a Israel provocando así la ira de Di-os. El rey, junto con el pueblo, pagó un alto precio por su rebelión.

Esta historia enseña que el Elohim Eterno no toleró el desprecio de una nación. Pensemos ahora en nuestro país. Nosotros, también, somos una nación que ha dejado a Di-os de lado, dado la espalda al único Di-os verdadero, y abrazando ídolos. Quizás no sean estatuas de piedra, pero adoramos el dinero, la destreza en los deportes, la fama y el estatus social, por nombrar solo algunos.

CONCLUSIÓN: Muchos países fueron fundados sobre principios bíblicos para garantizar la libertad de adoración. Pero con el tiempo, hemos sacado al Elohim Eterno  de muchos aspectos de la vida pública.

La oración en las escuelas, por ejemplo, fue considerada inconstitucional. La que una vez fue una “nación bajo Di-os” se ha convertido en un país que tolera un número cada vez mayor de pecados, y que desprecia la verdad absoluta.

Si un país le vuelve la espalda a Di-os, su juicio será inevitable, a menos que se arrepienta y lo haga su Adonay otra vez, Di-os nunca quiso que su pueblo adorara ídolos, sí hay algo que el Eterno castiga es la idolatría, cada lugar que adora ídolos ha sido castigado por Di-os.  ¿Por qué? Porqué Di-os no comparte su Gloria con nadie.

REFLEXIÓN: Como creyentes, nuestra responsabilidad es orar para que Di-os acerque de nuevo el corazón de nuestra nación a Él, y para que el verdadero evangelio que proclamó nuestro Rebe Ha Kodesh: Yeshúa Ha Mashiaj, se extienda por toda nuestra tierra.

LA BRÚJULA DE DI-OS PARA EL CORAZÓN Y LA MENTE

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

LA BRÚJULA DE DI-OS PARA EL CORAZÓN Y LA MENTE

Leer: Proverbios 3.7/12 – 3:7 No seas sabio en tu propia opinión; Teme a HaShem, y apártate del mal; 3:8 Porque será medicina a tu cuerpo, Y refrigerio para tus huesos. 3:9 Honra a HaShem con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; 3:10 Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mosto. 3:11 No menosprecies, hijo mío, el castigo de HaShem, Ni te fatigues de su corrección; 3:12 Porque HaShem al que ama castiga, Cómo el padre al hijo a quien quiere.

INTRODUCCIÓN: Ayer hablamos de la importancia de depender de la Oración y de la Palabra de Di-os como nuestra brújula a lo largo de la vida. Obedecer las instrucciones de HaShem cambiará la conducta y desafiará nuestra manera de pensar, actitudes y deseos. Él nos lleva a pensar de manera diferente sobre nosotros mismos y las dificultades que enfrentemos.

Por naturaleza, queremos determinar nuestro rumbo en la vida. Eso parece ser el único camino lógico para llegar adonde queremos ir. Pero ser sabios a nuestros propios ojos es orgullo. Para combatir esta tendencia, el Elohim Eterno nos dice que le temamos a Él y nos apartemos del mal (v. 7). Este “temor” no es miedo al Abba Kadosh/Padre Santo, sino una actitud de respeto que nos motiva a obedecerle, tanto para nuestro bien como para su gloria.

Por naturaleza, queremos guardarnos todo nuestro dinero. El deseo de vivir mejor, o el temor a no tener suficiente, nos llevan a aferrarnos a todo lo que ganamos. Pero nuestra brújula: la oración y Sú palabra nos lleva a honrar a Di-os dándole la primera parte de todo lo que tenemos, confiando en que Él suplirá nuestras necesidades (vs. 9/10).

CONCLUSIÓN: Por naturaleza, no nos gusta la disciplina de Di-os. Su dolorosa reprobación parece demostrar que no nos ama. Pero nuestro Abba Kadosh/Padre Santo dice que su disciplina es la evidencia que confirma su amor y gozo en nosotros como sus hijos (vs. 11/12).

A veces, por nuestro deseo de seguir al Shaddai Todopoderoso, nos centramos en ser obedientes, pero olvidamos sus instrucciones en cuanto a nuestras actitudes y maneras de pensar.

REFLEXIÓN: Para mantenernos en el camino de Di-os, tenemos que corregir el rumbo de nuestros corazones y mentes, y darle a HaShem el primer lugar en nuestra vida.

EL IMPACTO DE LA TEFILÁH (ORACIÓN)

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

EL IMPACTO DE LA TEFILAH (ORACIÓN)

Leer: 1ª.Tesalonisenses 5.17/18 – 17 Orad sin cesar 18 Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Di-os para con vosotros en Mashiaj Yeshúa

INTRODUCCIÓN: La oración es el alma de una relación estrecha con el Abba Kadosh/Padre Santo, pero muchas veces los creyentes tenemos dudas en cuanto a su poder y eficacia.

No dude en llevar sus preguntas a HaShem, profundizar en la palabra de Di-os en busca de respuestas, y buscar el consejo de un mentor espiritual confiable. La oración es demasiado importante para ser descuidada.

¿Fracasarán los planes de Di-os si oramos? Di-os no está subordinado a los creyentes, ni depende de sus oraciones. El tiempo que invertimos en hablar con Él nos involucra en la obra que está haciendo en nuestras vidas y en el mundo, pero seguirá adelante sin nosotros. El trabajar junto a HaShem es un privilegio.

¿Tiene algún efecto mi oración (o la falta de ella) sobre lo que Di-os hace? La Biblia sugiere que la respuesta a esta pregunta es sí y no, dependiendo de la situación.

Hay casos en los que el propósito de Di-os es definitivo. Él tiene el control y ha determinado el mejor plan. En el Antiguo Pacto, el Elohim Eterno profetizaba a menudo lo que iba a hacer, y después hacía que ocurriera.

CONCLUSIÓN: En otros casos, “no tenéis lo que deseáis, porque no pedís” (Santiago 4.2). Hay algunas cosas buenas que Él no nos da hasta que se lo pidamos en oración. Pero por ser un Padre misericordioso, Él también derrama sobre nosotros bendiciones que ni siquiera habíamos pensado pedirle.

Las oraciones del creyente tienen un impacto tremendo, sobre todo en su propia fe y vida. ¿Comprende usted qué privilegio tan maravilloso es arrodillarse ante el Shaddai Todopoderoso, Abba kadosh/Padre Santo y saber que Él escucha y responderá?

REFLEXIÓN: Lamentablemente en muchos lugares presentan a un Di-os castigador y lleno de ira, paro la verdad es que a Di-os le encanta ser bueno con sus hijos y responder sus oraciones.