Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

NUESTRA MEDIDA DE AMOR

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

LA MEDIDA DE NUESTRO AMOR

Leer: Juan/Yohanán 14.15/24 – 14:15 Si me amáis, guardad mis mandamientos. 14:16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 14:17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. 
14:18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros. 14:19 Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis. 14:20 En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros. 14:21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. 14:22 Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo? 14:23 Respondió Yeshúa y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. 14:24 El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió. 
 

INTRODUCCIÓN: Cuando estudiaba los versículos de hoy, me hallé culpable de no estar a la altura de las expectativas de Yeshúa Ben Yosef. Es fácil decir: “Elohim, yo te adoro”, pero ha habido momentos en los que he usado estas palabras oponiendo resistencia al mismo tiempo a algo que Él estaba tratando de grabar en mi corazón. Es cierto el viejo dicho: “las acciones hablan más fuerte que las palabras.”

La medida de nuestro amor es la obediencia a las ordenanzas y a los preceptos de Di-os. Obedecer sus instrucciones es tan importante, que nuestro Rebe Ha Kodesh hizo hincapié en este punto tres veces en el pasaje de hoy (vs. 15, 21, 23).

Tampoco era un concepto nuevo para los talmidim/discípulos.

Estaban familiarizados con la conexión bíblica entre el amor y la obediencia (Nehemías 1.5 Y dije: Te ruego, oh HaShem, Di-os de los cielos, fuerte, grande y temible, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos; Daniel 9.4 Y oré a HaShem mi Di-os e hice confesión diciendo: Ahora, Adonay, Di-os grande, digno de ser temido, que guardas el pacto y la misericordia con los que te aman y guardan tus mandamientos;).

Di-os ha subrayado siempre que la manera de mostrar nuestra devoción es haciendo lo que Él dice (Deuteronomio/Devarím 8.11 Cuídate de no olvidarte de HaShem tu Di-os, para cumplir sus mandamientos, sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy; Deuteronomio/Devarím 10.12 Ahora, pues, Israel, ¿qué pide HaShem tu Di-os de ti, sino que temas a HaShem tu Di-os, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a HaShem tu Di-os con todo tu corazón y con toda tu alma; Deuteronomio/Devarím 13.3/4 – 13:3 no darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños; porque HaShem vuestro Di-os os está probando, para saber si amáis a HaShem vuestro Di-os con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma. 13:4 En pos de HaShem vuestro Di-os andaréis; a él temeréis, guardaréis sus mandamientos y escucharéis su voz, a él serviréis, y a Él seguiréis.).

Yo podría predicar muchos sermones, ministrar, orar y no amar a Di-os, el compromiso a medias puede parecer muy apropiado a otros, pero el Shaddai, el Eloha Omnipotente sabe la diferencia. Los creyentes podemos levantar nuestras manos en adoración, servir con ahínco, apoyar a los ministros, e incluso hablar como todo un gigante espiritual.

CONCLUSIÓN: Pero si no estamos obedeciendo los mandatos de Di-os contenidos en su Santa Palabra, lo más que le estamos demostrando es amor tibio. Las obras sin fe no prueban nada. Amar a HaShem significa obedecerle.

Lo que voy a decirle puede que te vaya a doler: Si usted no obedece la Palabra de Di-os, no ama a Di-os, ni al Mashiaj. Él le dijo a Josué/Ieoshúa que meditara en la Toráh de día y noche (Josué 1.8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.).

REFLEXIÓN: Hoy tenemos la Biblia, yo leo la Biblia cada día, porque esta es la única manera de mantenerme fiel y de demostrarle mi amor al Padre Celestial, pero la leo con unas gafas judías para entenderla mejor.

Anuncios

1 comentario»

  Shaliaj wrote @

NUESTRA MEDIDA DE AMOR SE MIDE POR CUANTO OBEDECMOS A LOS MANDAMIENTOS DE DI-OS, CUMPLIR Y OBEDECER A LOS MANDAMIENTOS DE DI-OS ES NUESTRA MEDIDA DE AMOR ¿CUÁNTO AMAS A DI-OS?, ¿CUMPLES Y OBEDECES A SUS PALABRAS? ES IMPORTANTE DI-OS NOS AMA SIN MMEDIDA. ¿CUÁNTO LE AMAS TÚ?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: