Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

Archivo para febrero, 2011

EL LLAMADO DEL CREYENTE

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

 EL LLAMADO DEL CREYENTE

Leer: Hechos 1.6/8 – 1:6 Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo? 1:7 Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; 1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. 

INTRODUCCIÓN: Cada uno de nosotros tenemos una historia que contar, acerca de cómo nos acercamos a Di-os, de Su gran Amor e Inmensa Gracia y Misericordia.

Cada creyente tiene una historia. Usualmente, cuanto más nos rendimos a Di-os, mayor es nuestra capacidad de ver su mano en nuestra vida. Y cuanto más lo vemos obrar, más fuerte es nuestro deseo de compartir con otros todo lo que él ha hecho.

Lo mismo puede decirse de los primeros discípulos. Un pequeño grupo de personas se reunió alrededor del Mashiaj Yeshúa antes de su ascensión. Oyeron su mandato de llevar el evangelio a todo el mundo, hacer discípulos y bautizar a personas de todas las naciones.

Esto, de seguro, parecía una tarea abrumadora para un puñado de seguidores, pero obedecieron. Sus experiencias personales con el Rebe Ha Kodesh, sin duda, los motivó a compartir las buenas nuevas, y también a tener confianza en la promesa de la presencia y el poder de HaShem.

CONCLUSIÓN: Nosotros, también, debemos tomar en serio la orden de Yeshúa Ha Mashiaj. Uno de nuestros supremos llamamientos como creyentes, es hablar de él a otros. Como sucedió con los primeros creyentes, nuestra propia experiencia con el Salvador es la historia más emocionante y convincente que podemos compartir.

REFLEXIÓN: ¿Está usted hablando a otros de Di-os? Amar a Di-os implica no solamente tener una relación personal con Di-os, sino también compartirlo con los demás. El mundo a su alrededor necesita el poder de Di-os. Deje que la Ruáj Ha Kodesh (El Espíritu Santo)  le guíe y le capacite para compartir de Di-os de manera efectiva con quienes le rodean.

Anuncios

DE SEPARADOS A RECONCILIADOS

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

DE SEPARADOS A RECONCILIADOS

Leer: 2ª.Corintios 5.14/21 – 5:14 Porque el amor de Mashiaj nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron; 5:15 y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos. 5:16 De manera que nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne; y aun si a Mashiaj conocimos según la carne, ya no lo conocemos así. 5:17 De modo que si alguno está en Mashiaj, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 5:18 Y todo esto proviene de Di-os, quien nos reconcilió consigo mismo por Mashiaj, y nos dio el ministerio de la reconciliación; 5:19 que Di-os estaba en Mashiaj reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. 5:20 Así que, somos embajadores en nombre de Mashiaj, como si Di-os rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Mashiaj: Reconciliaos con Di-os. 5:21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Di-os en él.

INTRODUCCIÓN: La separación, el rechazo y el distanciamiento son experiencias desagradables que, por lo general, tratamos de evitar a toda costa. Pero vivimos en un mundo caído, por lo que no podemos escapar de ellas totalmente.

El aislamiento de las otras personas es ya bastante malo, pero peor aun es que muchas personas viven alejadas del Abba Kadosh nuestro Padre Santo.

¡Qué trágica y sin sentido debe ser la vida cuando ella está separada por completo del Creador! Di-os plantó en cada uno de nosotros el deseo de relacionarnos con Él; por tanto, hasta que hallemos nuestra conexión con el Shaddai Di-os Todopoderoso, sentiremos siempre que falta algo.

Pero, a pesar de lo importante que es esa relación para nuestro bienestar, algo se interpone en su camino: ya sea por nuestros pensamientos o por nuestras acciones, todos hemos violado los mandamientos del Elohim Eterno (Romanos 3.23), y nuestro Di-os Kadosh (Santo) y Puro, no puede estar en la presencia del pecado. Romanos 6.23 dice que el castigo por el pecado es la muerte, que es la separación eterna del Elohim Eterno. Por tanto, siempre tendremos un vacío.

¡Qué panorama tan sombrío para la humanidad! Pero nuestro Abba Kadosh (Padre Santo) resolvió el problema al enviar a su Hijo para pagar nuestro castigo.  Mashiaj, un hombre,  que tenía los atributos del Abba Kadosh, vivió la vida perfecta, tomó toda nuestra iniquidad sobre sí mismo, sufrió una muerte espantosa en la cruz. Ya no somos condenados por nuestros pecados, porque él tomó nuestro lugar. Y tres días después, Resucitó y se levantó victorioso a la vida.

CONCLUSIÓN: La salvación está al alcance de todo el que cree y recibe este regalo extraordinario. Juan/Yohanán 3.16 describe la manera como esta reconciliación pone fin a nuestra separación.

REFLEXIÓN: ¿Ha dado usted el salto de la separación de Di-os a la reconciliación con Di-os? Usted es una persona privilegiada por Di-os.

NUESTRA TRANSFORMACIÓN

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

NUESTRA TRANSFORMACIÓN

Leer: Ezequiel 36.25/27 – 36:25 Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré. 36:26 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. 36:27 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra. 

INTRODUCCIÓN: Me maravilla la metamorfosis de la oruga. Un insecto baboso y erizado, que desaparece para convertirse en crisálida, y al poco tiempo surge una delicada y hermosa mariposa. Es algo maravilloso.

Nuestra transformación en el momento de la salvación es igualmente radical y milagrosa. De un corazón destinado a la muerte, pecaminoso y depravado, Di-os saca una criatura nueva que ha sido perdonada, hecha justa, y creada para tener el Espíritu de Di-os dentro de sí (2ª.Corintios 5.21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Di-os en él. ; Juan/Yohanán 14.17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. ).

¿Se ha preguntado usted alguna vez por qué, entonces, seguimos luchando con el pecado después de poner la fe en Yeshúa Ha Mashiaj como Salvador? ¿No deberían haber desaparecido todos los hábitos e inclinaciones de nuestro viejo corazón? La respuesta es que el término “nueva criatura” se refiere a nuestra posición en Mashiaj.

Es cierto que los creyentes son perdonados y que están eternamente seguros como hijos del Padre Celestial, pero seguimos viviendo en cuerpos carnales, y mientras estemos en la tierra habrá una batalla continua entre el espíritu y la carne.

Di-os nos transforma a lo largo de toda nuestra vida para que nos parezcamos cada vez más al Mashiaj. Su Ruáj (Espíritu) nos ayuda a combatir el pecado, y nos enseña cómo vivir. Este proceso, llamado santificación, es una peregrinación que durará hasta que seamos llamados a la patria celestial.

CONCLUSIÓN: Mientras que la salvación es un hecho que sucede una sola vez, la santificación es un proceso de toda la vida. Y aunque el Di-os Omnipotente nos ve a los creyentes como justos, todavía tenemos la capacidad de pecar.

Afortunadamente, el Espíritu de Di-os nos guía y nos da poder para ser más como Mashiaj, y si nos sometemos a Él, nuestra conducta y nuestros pensamientos cambiarán.

REFLEXIÓN: Nuestro Ietzer Hará (Mala Inclinación) debe ser vencido por obediencia y sometimiento al Elohim Eterno, así como lo hizo en las tentaciones del desierto nuestro Rebe Ha Kodesh: Yeshúa Ha Mashiaj, recuerda “Sin Santidad nadie verá a Elohim”.

EL MENSAJE QUE EL MUNDO NECESITA OÍR

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

EL MENSAJE QUE EL MUNDO NECESITA

Leer: Marcos/Meir 16.15/20 – 16:15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. 16:16 El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. 16:17 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; 16:18 tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.16:19 Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Di-os. 16:20 Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amén.

INTRODUCCIÓN: Sí yo le preguntara a usted cuál es la misión de la congregación, ¿qué respondería? Aunque la congregación realiza muchas tareas, su único mensaje para el mundo es el evangelio de Mashiaj. Todo lo demás que hacemos es simplemente una extensión de ese objetivo principal. El evangelio que ofrecemos a los perdidos es superior a toda filosofía mundana. Nunca caduca ni necesita ser enmendado; siempre es suficiente para satisfacer la mayor necesidad de la humanidad: su reconciliación con el Creador.

Aunque el mensaje es siempre el mismo, los métodos de darlo a conocer son muchos, entre ellos la palabra hablada, la música, los materiales impresos, y los medios electrónicos. Pero todos estos medios de comunicación requieren la participación individual del pueblo de Di-os. Cada creyente tiene la responsabilidad de utilizar sus dones espirituales, talentos y habilidades para ayudar a realizar la Gran Tarea de hablar de las cosas grandes que Di-os ha hecho en su vida.

Algunos creyentes piensan que este papel ha sido dado solo a evangelistas, misioneros, pastores u otras personas con un “trabajo ministerial”. Pero todos tenemos la responsabilidad de involucrarnos en la forma que podamos y en toda oportunidad que Di-os nos dé. No todo el mundo está llamado a ir al extranjero como misionero, pero todos podemos dar, orar y contar a amigos y familiares lo que el Di-os Todopoderoso ha hecho por nosotros.

CONCLUSIÓN: Si usted está realmente dedicado a sacar a la luz el evangelio, Di-os le revelará el trabajo que él le está llamando a hacer. El Di-os Omnipotente tiene un lugar para cada uno de nosotros; nadie es insignificante o inservible. El factor limitante no es la capacidad del Di-os Eterno de usarnos, sino nuestra disponibilidad a su llamamiento.

REFLEXIÓN: No es una carga, ni compromiso, ni responsabilidad, es más bien un privilegio poder servir al Di-os Todopoderoso.

SEÑOR DE VIVOS Y DE MUERTOS

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

SEÑOR DE VIVOS Y DE MUERTOS

Leer: Romanos 14.7/12 – 14:7 Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí. 14:8 Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos. 14:9 Porque Mashiaj para esto murió y resucitó, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven. 14:10 Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Mashiaj. 14:11 Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Di-os.14:12 De manera que cada uno de nosotros dará a Di-os cuenta de sí. 

INTRODUCCIÓN: En el Antiguo Pacto, como en el Nuevo Pacto, el título de Señor es el más utilizado para referirse a Di-os. Y a pesar de que rara vez utilizamos este otro término “jefe”, en nuestra vida diaria, todos estamos muy familiarizados con la palabra.

Eso es, básicamente, lo que significa Adonay. “Señor”: uno que tiene autoridad, poder y control.

La Palabra de Di-os describe a Yeshúa como la cabeza de la iglesia, el soberano de toda la creación, el Señor de señores, y el Rey de reyes (Colosenses 1.15/18 – 1:15 El es la imagen del Di-os invisible, el primogénito de toda creación. 1:16 Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. 1:17 Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; 1:18 y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia;; Apocalipsis 3.14 Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Di-os, dice esto:; 17.14 Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.).

La esfera del reinado de Mashiaj abarca todo lo que sucede en el cielo y en la tierra. Nadie, ni aun quienes niegan su existencia, pueden verse libres de su gobierno o estar fuera de su ámbito de autoridad.

Aunque el adversario trata de convencernos de que la libertad se encuentra en hacer lo que queremos, la verdadera libertad solo se adquiere mediante el sometimiento al tierno señorío de Di-os y de Su Mashiaj.

Ni siquiera la muerte puede librar a alguien de la autoridad del Hijo de Di-os. Él es el Señor tanto de los vivos como de los muertos. Toda persona debe decidir si rendirse al Di-os Eterno o rebelarse contra Él, pero sólo mientras viva tiene la oportunidad de tomar esta decisión.

Después de la muerte, reconocerá el señorío de Mashiaj al tener que rendir cuentas a él. Si no dobla su rodilla ante Yeshúa Ben David en vida, se verá obligado a doblarla en el día del juicio.

CONCLUSIÓN: ¿Se ha sometido usted al dominio de Mashiaj sobre su vida? Su autoridad produce ira o temor en las personas que todavía no se han rendido a él, pero quienes han experimentado su misericordia, confiado en su bondad, y rendido sus vidas a su autoridad, tienen el gozo de conocerle como el Señor de sus vidas.

REFLEXIÓN: ¿Ha sometido su vida al Señorío de Di-os y de Su Mashiaj?

SALVACIÓN & SEÑORÍO

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

SALVACIÓN Y SEÑORIO

Leer: Colosenses 2.6/10 – 2:6 Por tanto, de la manera que habéis recibido al Adoní Yeshúa andad en él; 2:7 arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracias. 2:8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Mashiaj. 
2:9 Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, 
2:10 y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad.

INTRODUCCIÓN: ¿Cómo pueden las personas que han puesto su fe en Mashiaj como su Salvador vivir en rebeldía contra Di-os, con actitudes y conductas impropias?

Al fin de cuentas, cuando una persona es salva, recibe una vida nueva; la conducta y los pensamientos pecaminosos son característicos de la vieja vida (Ietzer Hará: mala inclinación).

La salvación es un acto que Di-os lleva a cabo una sola vez en la vida de cualquier persona que reconoce que Mashiaj pagó sus pecados.

Esa persona tiene, entonces, la seguridad de un lugar en el cielo. Pero, ¿sabía usted que el Di-os Todopoderoso quiere aun más que esto para nosotros?

La Biblia enseña que él nos predestinó para ser “hechos conformes a la imagen de su Hijo” (Romanos 8.29/30). Este es su propósito final. La salvación es la puerta que abre el camino a este proceso, que se lleva a cabo por la Ruáj Ha Kodesh (El Espíritu Santo) que vive en nosotros.

Esta transformación requiere el sometimiento al señorío de Mashiaj. Él pagó por nosotros con su sangre, y como ahora le pertenecemos a Di-os, El Shaddai Di-os Omnipotente tiene el derecho a gobernar nuestras vidas. En otras palabras, le recibimos como Señor en el momento de la salvación, y ahora debemos andar en él (v. 6), dejando que tenga el control total de cada decisión, acción, palabra, motivo, actitud y pensamiento. Si no lo hacemos, nuestro crecimiento espiritual se atrofiará, y sucumbiremos a un estilo de vida pecaminoso.

CONCLUSIÓN: Si usted ve poco progreso en su vida espiritual, el problema se debe probablemente a un aspecto que se está reservando para sí mismo. Solo si lo entrega a Mashiaj y deja que el Di-os Eterno sea Señor de la totalidad de su vida, será enriquecido sobremanera cuando Él cambie su carácter, su perspectiva, sus actitudes y su conducta.

REFLEXIÓN: Yeshúa es el instrumento escogido por el Padre Celestial para ser el salvador del mundo. ¿Se somete usted al señorío de Mashiaj?

LA INFLUENCIA

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

LA INFLUENCIA

Leer: Daniel 1.1/21

INTRODUCCIÓN: Aunque nuestros círculos de influencia varían de tamaño, todos tenemos el poder de influenciar a otros para bien o para mal. Ya sea en casa, en la congregación, o en el mundo, nuestras vidas están a la vista de muchos.

La mayoría de las veces ni siquiera estamos conscientes de a quiénes afectamos con nuestras palabras, actitudes y acciones.

Daniel no tenía el propósito de impresionar a los demás, pero algo de su personalidad afectaba a todos los que tenían contacto con él, desde los servidores más humildes hasta reyes de imperios. Lo que hacía distinguir a este joven era su compromiso con sus convicciones.

Creía en la verdad absoluta de las Escrituras. Cuando fue llevado a Babilonia, se “propuso” no contaminarse con la comida del rey, porque sabía que comer carne ofrecida a los ídolos estaba prohibido por la ley mosaica.

Eran las convicciones de Daniel, no su entorno, las que determinaban su conducta. Nuestro mundo ofrece multitud de maneras de transigir en lo que sabemos que es correcto, pero si decidimos seguir nuestras convicciones, también podremos mantenernos firmes en obediencia a Di-os.

CONCLUSIÓN: Aunque este mundo incrédulo puede burlarse de nuestros valores y estilo de vida, su respeto por nosotros disminuye cuando vacilamos y cedemos a las tentaciones. Y lo peor es que nuestro testimonio como seguidores de Mashiaj se ve destruido.

La convicción en cuanto a la verdad de Di-os es como un ancla. Cuando soplen los vientos de la opinión, y las olas de la tentación nos golpeen, podremos saber con certeza la forma correcta de responder.

REFLEXIÓN: No vacile en su obediencia al Di-os Eterno. Su firme posición en defensa de lo correcto podrá influir poderosamente en los demás.