Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

Archivo para noviembre, 2010

RAZONES PARA TENER CONFIANZA EN DI-OS

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

RAZONES PARA TENER CONFIANZA EN DI-OS

Leer: Proverbios 3.5/6 – 3:5 Fíate de HaShem de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. 3:6 Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas.

INTRODUCCIÓN: Resulta fácil confiar en el Elohim Eterno cuando las circunstancias son agradables. Pero en los tiempos de dificultad, descansar en él puede ser un reto. Sin embargo, eso es precisamente lo que Di-os le dijo a David que hiciera: “Invócame en el día de la angustia; te libraré” (Salmo/Tehilim 50.15).

Como vimos ayer, podemos confiar en Adonay gracias a su amor por nosotros. A este amor divino lo vemos demostrado claramente en la Biblia, por el carácter del Padre Celestial, la muerte expiatoria del Salvador, y la adopción del creyente como hijo de Di-os.

Otra razón por la que podemos confiar en nuestro Padre Celestial, es por su sabiduría infinita (Romanos 11.33 ¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Di-os! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos! ). Él sabe siempre qué es lo mejor para nosotros, y sus juicios son perfectos. No entendemos todo lo que hay en el plan de Di-os; en comparación con todo el claro panorama que él tiene de nuestras vidas, vemos solo una imagen limitada de la realidad. Por tanto, es posible que lo que él decida para nosotros no tenga sentido en ese momento.

CONCLUSIÓN: También podemos depender del Shaddai Todopoderoso, porque Él es soberano. En otras palabras, todo lo que él decide hacer en su amor y su sabiduría, es capaz de realizarlo. Nada es un impedimento para Di-os. Él tiene el control total de todas las cosas; hasta HaSatán tiene que conseguir su permiso antes de actuar (Job 1.9/12).

REFLEXIÓN: Es comprensible que no nos guste en absoluto la adversidad, y que podamos sentirnos tentados a preguntar: “¿Por qué, Di-os?” Sin embargo, al reconocer que Di-os actúa con amor, sabiduría y soberanía, podemos saber que él ha permitido la situación, y que tiene en mente nuestro bien. Por tanto, podemos sustituir el “¿por qué?” por gratitud y confianza.

¿SE PUEDE CONFIAR EN DI-OS?

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

¿SE PUEDE CONFIAR EN DI-OS?

Leer: Romanos 4.16/21 – 4:16 Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros. 4:17 (como está escrito: Te he puesto por padre de muchas gentes) delante de Di-os, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen. 4:18 El creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia. 4:19 Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años), o la esterilidad de la matriz de Sara. 4:20 Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Di-os, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Di-os, 4:21 plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido;

INTRODUCCIÓN: Como todos sabemos muy bien, muchas veces la vida nos enfrenta a circunstancias inesperadas o dolorosas. A veces, estas situaciones nos dejan con una sensación de miedo, desánimo y frustración. Por tanto, cabe preguntarse si el Di-os Eterno es realmente confiable.

En esos dolorosos momentos, podemos descansar en esta verdad esencial: el Di-os Eterno es perfecto en su amor.

Consideremos 1 Juan 1.5: “Di-os es luz, y no hay ningunas tinieblas en él”. Dicho de otra manera, todo lo que nuestro Padre Celestial hace es justo. Y si él es un Di-os de amor, entonces es imposible que el Padre Santo trate mal a uno de sus hijos. Podemos estar seguros de que todo lo que él pone o permite en nuestra vida es bueno, y de que sus motivos son perfectamente puros.

Yeshúa demostró el profundo cuidado por nosotros cuando ofreció su sangre en la cruz; no hay mayor demostración de amor que dar la vida por otra persona (Juan/Yohanán 15.13). Nuestra deuda de pecado solo podía ser pagada con un sacrificio perfecto (Deuteronomio/Devarím 17.1). Yeshúa, el cordero perfecto, estuvo dispuesto a morir en nuestro lugar para que pudiéramos tener una relación eterna con el Padre Celestial.

CONCLUSIÓN: Si Di-os nos dio a su Hijo —el regalo más precioso y grandioso posible— para ocuparse de nuestra mayor necesidad, entonces podemos confiar en que él nos dará todo lo que necesitemos en la vida.

REFLEXIÓN: Cuando surjan dificultades, recuerde lo mucho que Di-os le ama. Él lo demostró al dar voluntariamente a su Hijo para que llevara el castigo por nuestros pecados. Aunque las circunstancias sean dolorosas, usted puede tener la confianza de que está en las manos capaces y compasivas del Padre Celestial, gracias a su amor.

NO DESECHAR LA PALABRA DE YAHWÉH

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

NO DESECHAR LA PALABRA DE YAHWÉH

Leer: Salmo/Tehilim 119.119.6/16 – 119:6 Entonces no sería yo avergonzado, Cuando atendiese a todos tus mandamientos.119:7 Te alabaré con rectitud de corazón Cuando aprendiere tus justos juicios. 119:8 Tus estatutos guardaré; No me dejes enteramente. 119:9 ¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra. 119:10 Con todo mi corazón te he buscado; No me dejes desviarme de tus mandamientos.119:11 En mi corazón he guardado tus dichos, Para no pecar contra ti. 119:12 Bendito tú, oh HaShem; Enséñame tus estatutos.119:13 Con mis labios he contado Todos los juicios de tu boca.
119:14 Me he gozado en el camino de tus testimonios Más que de toda riqueza. 119:15 En tus mandamientos meditaré; Consideraré tus caminos.
119:16 Me regocijaré en tus estatutos; No me olvidaré de tus palabras.

INTRODUCCIÓN: La Hermana Basilia en Ciudad de Panamá compró un camarote nuevo para ella y su hija, me lo dio para armarlo. Después de echar una mirada a las instrucciones, puso el folleto a un lado, y comencé a armarlo.

Unas horas después, ya frustrado, recogí humildemente las instrucciones y seguí los pasos para armar el camarote.

Lo hice en poco tiempo, y la hermana Basilia y su hija Lili estaban felices de ver su camarote armado.

Yo sabía que el fabricante tenía un plan para armar el juguete. Pero por considerarme un hombre inteligente, pensé que yo también podría hacerlo. Muchas personas hacen lo mismo en cuanto a las Sagradas Escrituras. En vez de tratar a la Palabra de Di-os como un manual para la vida, la miran de vez en cuando y no están seguros de qué hacer después.

La Biblia es como el diagrama que el Padre Celestial nos ha dado de sí mismo. Di-os enseña a los creyentes quién es Él, qué piensa, y cómo actúa. Conocer los caminos del Eterno nos garantiza decisiones sabias que lo honran a Él.

CONCLUSIÓN: La Biblia es también el manual de Di-os para la vida. Insisto en que se lea cada día, porque los creyentes no pueden tener éxito o victoria espiritual sin ella. En el pasaje de hoy, leemos que si una persona quiere tener una vida recta, debe cumplir con los preceptos de la Palabra de Di-os. Por supuesto, la única manera de saber cuáles son, es escudriñando, estudiando, leyendo y meditando en la Biblia.

REFLEXIÓN: La Palabra de Di-os es nuestra posesión más valiosa. Desecharla es tan insensato como tirar una billetera llena de dinero. Entre las riquezas de la Biblia están historias que nos enseñan cómo servir al Eterno, y los principios sobre cómo agradarle. Y tiene un tesoro de enseñanzas para tener una vida con propósito.

LA PAGA DEL PECADO

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER MESÉN (COSTA RICA)

LA PAGA DEL PECADO

Leer: Romanos 6.21/23 – 6:21 ¿Pero qué fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte. 6:22 Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Di-os, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna. 6:23 Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Di-os es vida eterna en Mashiaj Yeshúa Adoní nuestro.

INTRODUCCIÓN: Di-os Padre Celestial envió a su Hijo a tomar nuestro castigo muriendo en nuestro lugar. Si los creyentes no lo entienden, dudarán de su salvación. No podemos ser lo suficientemente buenos para ganar el cielo. El hombre nace con una naturaleza corrompida; por eso, a veces pecaremos, no importa cuánto tratemos de no hacerlo. La Biblia compara nuestros intentos de hacer el bien con trapos de inmundicia (Isaías 64.6 Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento.).

Dejada a su propia suerte, la humanidad tiene una sola opción en cuanto al pecado: morir en él y pasar la eternidad separada de Di-os. Pero el Padre Celestial amó tanto al mundo, que decidió castigar a su Hijo en nuestro lugar (Juan/Yohanán 3.16 Porque de tal manera amó Di-os al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.). Fue un duro precio a pagar.

El Di-os santo no puede mirar la suciedad del pecado; por eso, cuando Yeshúa se hizo pecado por toda la humanidad, el Padre Celestial tuvo que abandonarlo (2ª.Corintios 5.21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Di-os en él.).

El sufrimiento físico de la crucifixión fue terrible, pero nada comparable con el desgarrador horror de ver al Padre darle la espalda. El desolado Mesías clamó: “Di-os mío, Di-os mío, ¿por qué me has abandonado?” (Marcos/Meir 15.34 Y a la hora novena Yeshúa clamó a gran voz, diciendo: Eloi, Eloi, ¿lama sabactani? que traducido es: Di-os mío, Di-os mío, ¿por qué me has desamparado?).

CONCLUSIÓN: El Mashiaj  aceptó el castigo máximo para que nosotros no tuviéramos que sufrirlo. Cuando Pablo dice que la paga del pecado es muerte, se refiere a la separación eterna de Di-os (Romanos 6.23 Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Di-os es vida eterna en Mashiaj Yeshúa Adoní nuestro.). Somos salvos y vivimos para siempre con el Eterno por lo que Yeshúa hizo.

REFLEXIÓN: El Salvador tomó nuestro lugar y aceptó el castigo por el pecado que correspondía a la humanidad. Él y El Padre hicieron el costoso trabajo de la salvación para que podamos cosechar los beneficios y las recompensas de la fe. Si usted cree que Yeshúa es el Hijo de Di-os, y que él murió por sus pecados, entonces es salvo.

CÓMO RESISTIR LOS ATAQUES DEL ADVERSARIO

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER MESÉN (COSTA RICA)

CÓMO RESISTIR LOS ATAQUES DEL ADVERSARIO

Leer: Efesios 6.10/17 – 6:10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. 6:11 Vestíos de toda la armadura de Di-os, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. 
6:12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. 
6:13 Por tanto, tomad toda la armadura de Di-os, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. 6:14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,
6:15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. 6:16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 6:17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Di-os; 

INTRODUCCIÓN: Todo creyente enfrenta tentaciones. Tómese un momento para recordar una situación particularmente tentadora que implicaba algo que desagradaría a Di-os. ¿Se dio cuenta usted de que estaba involucrado en una batalla satánica? El adversario es real. La Biblia dice que él es un acusador y adversario.

Por definición, un ataque es un asalto intencional a una persona, con el propósito de causarle un daño espiritual, físico, material o emocional. HaSatán quiere frustrar el propósito del Eterno en la vida de los creyentes para robarles el gozo y la paz, y finalmente negarle a Di-os la adoración que él merece.

Como en cualquier guerra, conocer el plan del enemigo nos ayuda a prepararnos para el ataque.

Primero: estemos conscientes de que el campo de batalla está en nuestra mente. Para andar de una manera obediente con Di-os, primero tenemos que estar seguros de que nuestros pensamientos están sometidos a su Espíritu. Esto significa la entrega diaria, y dedicar tiempo a la Palabra de Di-os.

Segundo: HaSatán nos tienta en momentos de vulnerabilidad. Tenga cuidado cuando tenga hambre, esté enojado, solo, triste, o cansado.

Tercero: el adversario es un engañador; no reconoceremos la trampa como una treta maligna. Parecerá buena, y probablemente lucharemos con la duda.

CONCLUSIÓN: Como creyentes, debemos andar íntimamente con Di-os. HaSatán desea tentarnos con acciones destructivas que nos roban el plan de Di-os de darnos una vida buena y plena.

REFLEXIÓN: Manténgase conectado con el Salvador, lea la Biblia, ore y tenga comunión con otros creyentes. Estas son las armas que utilizamos contra el adversario en la guerra espiritual.

MANTENERSE FIRMES CÓMO YESHÚA

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER MESÉN (COSTA RICA)

MANTENERSE FIRMES CÓMO YESHÚA

Leer: Juan/Yohanán 10.7/10 – 10:7 Volvió, pues, Yeshúa a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas.10:8 Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas. 10:9 Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. 
10:10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. 

INTRODUCCIÓN: En nuestra rutina diaria, es fácil pensar de manera mundana, y nada espíritual. Cuando nuestros pensamientos se alejan de Di-os, podemos llegar a ser peligrosamente independientes. En tales situaciones, lo que sigue es una batalla espiritual con grandes riesgos. La victoria exige más que mantenerse a flote cada día. Esta guerra requiere nuestra activa e intencionada confianza en Di-os.

Primera de Pedro 5.8 nos advierte: “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar”. El enemigo conoce nuestra naturaleza y debilidades, él susurra dudas y engaños para lograr su propósito.

Sabemos que la victoria final es de Di-os, pero las trampas de HaSatán todavía engañan a muchos. ¿Cómo podemos evitar caer en la tentación que nos aleja de Di-os, y que lleva a la destrucción?

Yeshúa fue tentado durante su ayuno de 40 días en el desierto. Piense en la manera como se mantuvo firme contra el enemigo. Permaneció conectado a su Padre Celestial y sometido a su voluntad. De igual manera, nosotros podemos rendirnos cada día a la voluntad del Padre Celestial, muriendo a nuestros planes y deseos.

CONCLUSIÓN: Observemos que cuando nuestro Rebe Ha Kadosh Yeshúa enfrentaba una tentación, resistía al HaSatán con las Escrituras. Yeshúa citó la Toráh en la tentación en el desierto. La mejor arma para luchar contra la mentira es la verdad. Y podemos imitar a Yeshúa, quien sabía que tenía autoridad sobre HaSatán, y le ordenó huir.

REFLEXIÓN: No deje que el mundo le lleve a manejar su vida a su manera. Se está librando una batalla, y usted tiene un enemigo cuyo objetivo es apartarlo del camino de Di-os, destruir su vida y robar la gloria de Di-os. Nuestro Rey tiene la victoria, pero debemos permanecer alerta y conectados a su verdad.

EL CAMINO AL QUEBRANTAMIENTO

DESDE EL ESCRITORIO DEL ROEH: FRANCISCO JAVIER MESÉN (COSTA RICA)

EL CAMINO AL QUEBRANTAMIENTO

Leer: Isaías 57:15 Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados. 

INTRODUCCIÓN: El concepto humano de la palabra “quebrantado” puede significar algo que se ha roto, o alguien que no se sienta bien. Pero en el reino de Di-os, la palabra se refiere a un elemento clave del proceso de la santificación, que es beneficioso para nosotros.

En el momento de la salvación, recibimos una nueva naturaleza que desea agradar a Di-os, pero todavía conservamos nuestras viejas actitudes egoístas. Estos hábitos, actitudes y valores arraigados tienen un tema común: un deseo interior de actuar apartados de Di-os.

Para convertirnos en buenos servidores del Eterno, debemos renunciar a nuestra propia justicia que dice: “Yo sé lo que es correcto”; a nuestra terquedad que afirma: “Sé qué es lo mejor para mí”; y a nuestro egocentrismo que declara: “Lo más importante es lo que yo quiero”.

El quebrantamiento es uno de los instrumentos de Di-os para reemplazar nuestras actitudes egoístas por las del Mashiaj. Durante este difícil pero tan importante proceso, el Espíritu Santo (Ruáj Ha Kodesh) trabaja para eliminar todo obstáculo que impida nuestra total entrega al señorío de Mashiaj y la obediencia a él.

¿Por qué nos resistimos a renunciar a nuestro plan por el de Di-os? Porque a veces estamos tan enredados en las cosas del mundo, que no queremos dejarlas. En otras ocasiones podemos temer lo que sucederá si seguimos la voluntad de Di-os.

CONCLUSIÓN: Si nos resistimos a la dirección del Espíritu Santo (Ruáj Ha Kodesh), nuestra relación con el Padre Celestial sufrirá, y nuestra influencia y servicio se verán afectados negativamente. Pero si cooperamos con el proceso de transformación, descubriremos que el poder de Di-os para cambiar vidas será notorio durante nuestro quebrantamiento.

REFLEXIÓN: Elohim habita con el quebrantado y humilde de espíritu, Di-os habita en la altura y santidad ¿Qué significa eso? Que debemos arrepentirnos y humillarnos delante de Di-os para poder elevarnos.