Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

Archivo para octubre, 2009

EL PROCESO DEL PERDÓN

DESDE EL ESCRITORIO DEL PASTOR: FRANCISCO JAVIER MESÉN (COSTA RICA)

EL PROCESO DEL PERDÓN

Leer: Mateo/Mattityahú 6.9/15

6:9 Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.
6:10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.
6:11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.
6:12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.
6:13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.
6:14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre Celestial;
6:15 mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.

INTRODUCCIÓN: Perdonar a quienes nos han herido seriamente, es una de nuestras "tareas" más difíciles. El tener simplemente el deseo de obedecer a Di-os, o de decir las palabras correctas, no cumple necesariamente la tarea. Los viejos recuerdos y el dolor pueden permanecer todavía en la mente, generando sentimientos de ira e injusticia.

Aunque tenemos la responsabilidad de tomar pronto la iniciativa después de haber sido heridos, perdonar las heridas profundas es un proceso. Hay que empezar de inmediato para evitar que se desarrolle una raíz de amargura. Pero recuerde que cuanto más profunda sea la herida, más tiempo necesitará para poder perdonar. Nunca se desanime, porque el Señor estará con usted en cada paso del camino.

Arrepentirse ante Di-os es el inicio del proceso. Venga ante él, confesando cualquier resentimiento y reconociéndolo como pecado. Al poner su ira y su dolor delante del Eterno, permita que él comience a sanar su corazón destrozado.

A veces, el proceso puede también implicar el ir a la persona ofensora y confesar su actitud pecaminosa hacia ella. éste es un momento, no para acusar o detallar las faltas de la otra persona, sino simplemente para reconocer las suyas. Aunque la falta cometida contra usted puede parecer mayor que su actitud rencorosa, evite la tentación de "jerarquizar" las faltas. Deje el juicio a Di-os.

CONCLUSIÓN: El perdón da libertad de la turbación que acompaña al resentimiento. Al ocuparse del proceso, usted comenzará a ver con ojos de compasión a la persona que le hirió. Al final, podrá dar gracias a Di-os por la oportunidad de aprender a perdonar y de vivir en su gracia abundante.

IMPEDIMENTOS DEL PERDÓN

DESDE EL ESCRITORIO DEL PASTOR: FRANCISCO JAVIER MESÉN (COSTA RICA)

IMPEDIMENTOS DEL PERDÓN

Leer: Mateo 18.21/35

18:21 Entonces se le acercó Pedro (Kéfa) y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?
18:22 Yeshúa le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.
18:23 Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos.
18:24 Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos.
18:25 A éste, como no pudo pagar, ordenó su señor venderle, y a su mujer e hijos, y todo lo que tenía, para que se le pagase la deuda.
18:26 Entonces aquel siervo, postrado, le suplicaba, diciendo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.
18:27 El señor de aquel siervo, movido a misericordia, le soltó y le perdonó la deuda.
18:28 Pero saliendo aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y asiendo de él, le ahogaba, diciendo: Págame lo que me debes.
18:29 Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.
18:30 Mas él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda.
18:31 Viendo sus consiervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y fueron y refirieron a su señor todo lo que había pasado.
18:32 Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste.
18:33 ¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti?
18:34 Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía.
18:35 Así también mi Padre Celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.

INTRODUCCIÓN: El perdón puede definirse como dejar el resentimiento contra alguien, y renunciar al derecho de desquitarse. Mientras que, la falta de perdón exige que el culpable pague por el mal que hizo.

Según estas definiciones, el no perdonar parece ser lo justo, y perdonar, injusto. ésta es la razón por lo que resulta tan difícil perdonar. El perdón está en contra de la conciencia de lo que es justo, que nos ha sido dada por Di-os.
Sin embargo, ¡Di-os nos llama a perdonar a quienes no lo merecen!

Para evitar ofrecer perdón, nos repetimos una y otra vez el daño sufrido, hasta que nuestro deseo de venganza y el dolor que sentimos parecen totalmente justificados. Convencidos de nuestro derecho de estar enfadados, exigimos el pago, pensando que ¡no dar a una persona el castigo que merece, es injusto!

El Padre Celestial enfrentó el mismo dilema. Toda la humanidad había pecado y merecía la separación eterna de Él. Pero Di-os no podía perdonar el pecado arbitrariamente, porque entonces dejaría de ser justo. Nuestro perdón es posible sólo porque la justicia divina fue satisfecha por el pago que hizo el Hijo por nuestros pecados. Ahora Di-os es libre para perdonarnos legítimamente.

CONCLUSIÓN: Cuando aceptamos el perdón de Di-os, renunciamos a guardar resentimiento. Un corazón que no perdona es muy desdichado, porque está alejado de Di-os, quien es la fuente de toda paz y felicidad.

REFLEXIÓN: ¿El pensar en alguna persona, o verla, despierta en usted sentimientos de dureza? Aferrarse a un resentimiento le mantendrá prisionero de la turbación emocional, pero renunciar al mismo le hará libre. Yeshúa ha dado la llave del perdón. Tómela, abra la puerta del calabozo, y salga a la luz.

LA RESPUESTA JUSTA AL ENOJO

DESDE EL ESCRITORIO DEL PASTOR: FRANCISCO JAVIER MESÉN (COSTA RICA)

LA RESPUESTA JUSTA AL ENOJO

Leer: Proverbios 14.29 El que tarda en airarse es grande de entendimiento;
Mas el que es impaciente de espíritu enaltece la necedad. ;
16.32 Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte;
Y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad.

INTRODUCCIÓN: Vivimos en un mundo caído donde reina el pecado, la injusticia está generalizada, y los conflictos se multiplican. Por tanto, hay abundantes oportunidades para pecar cuando nos enojamos. Aunque no podemos cambiar muchas de estas situaciones, sí podemos modificar nuestras respuestas.

Dificultades económicas, desastres naturales y guerras causan frustraciones, pero las dificultades con las personas pueden presentar problemas aun mayores. Cuando somos heridos por las palabras o las acciones de alguien, podemos sentirnos tentados a lanzar una respuesta irritada. Pero, como creyentes, debemos seguir el ejemplo de Yeshúa, "quien cuando le maldecían, no respondía con maldición… sino encomendaba la causa al que juzga justamente" (1a.Pedro 2.23 quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente; ).

Los versículos de hoy, del libro de Proverbios, enfatizan el valor de ser lentos para la ira. Esto es particularmente importante cuando se enfrenta un ataque verbal. El escuchar con calma nos protege de hablar impulsivamente, y nos da la oportunidad de pedirle al Di-os Eterno ayuda para responder como Yeshúa lo haría.

Una respuesta tranquila y afable puede apaciguar una situación tensa; pero si no nos tomamos el tiempo para procesar lo que se dijo, pocos de nosotros seríamos capaces de responder con sabiduría. Los tardos para la ira pueden entender la situación y los motivos ocultos, que una persona impulsiva jamás comprenderá.

CONCLUSIÓN: Una respuesta así no es natural, ya que Aquel que la ejemplifica es sobrenatural. Las prioridades tienen que cambiar si queremos imitar a Yeshúa. El amor y la comprensión deben sustituir la necesidad de defendernos; preservar la relación debe ser más importante. Deje que Mashiaj sea su defensor y protector.

PENSAMIENTOS PARA LA FELICIDAD DE LA FAMILIA

DESDE EL ESCRITORIO DEL PASTOR: FRANCISCO JAVIER MESÉN (COSTA RICA)

PENSAMIENTOS PARA LA FELICIDAD DE LA FAMILIA.

1). Acéptate, Reconoce Tús limitaciones, pero crece y camina. No te detengas.

2). Compruéba por Tí mismo lo qué se siente al compartir, al dar.

3). Crea siempre horizontes de esperanza para Tí y para los demás, no seas un cenizo, siempre hay salida.

4). Cúlparte y Cúlpa, Preocúparte y Preocúpate porel mal camino. Mejor Reflexiona y ocúpate.

5). Decide Tú la actitud que quieres tener hacia la vida. Dale un significado. Elige la Felicidad, cómo una alternativa
posible.

6).Déja el pasado negativo en el pasado y no trates de cambiar a los demás, sino de cambiar Tú Respeto de las personas y las cosas.

7). Escoge a personas agradables que te contagien la Felicidad.

8). Eres dueño del universo de el día y la noche, de los bosques, del mar y de la tierra, hazlos tuyos en un abrazo de amor a través de las criaturas.

9). Eres Tú quién pone los caballos de potencia al amor. Los caballos son Tús pensamientos, Tenacidad: Tú Esperanza. Eres y te conviertes en lo que piensas, no seas negativo.

10). Feliz Sí, pero Hoy. Ahora en este Momento, Totalmente Feliz.

11). La Alegría es el Oxígeno del Alma, Respírala; siempre de manera espontanéa, contagiála a los demás.

12). La Felicidad está dentro de Tí. No la busques en el exterior, sino dentro de Tí.

13). No confundas: bondad con estupidéz, no permitas que te chantajeen, ni te manipulen o te traten de organizar la vida. Tú eres dueño de Tú destino.

14). No te quedes sólo en Tí, Amplia sin límites Tú conciencia y Tú corazón; tanto con Todos los seres humanos que quepan en Tú corazón.

15). Pon Todo Tú Esmero en la Conquista de los enemigos internos, Líberate de las dependencias emocionales.

16). Por favor encierra el hacha primitiva del odio, rencor, resentimientos, venganza que pertenecen a la prehistoria.

17). Sólo puedes elegir Tú manera inteligente y sensata de caminar por la vida: Elige bien los ingredientes: Amor, Discernimiento, Ecuanimidad, Maduréz & Sabiduría.

18). Tú Eres la Mejor Obra Creativa, Creáte a Tí mismo cada día.

19). Tú Felicidad dependerá siempre de la cantidad de Tús dependencias, a menos dependencia más felicidad.

20). Tús Caminos y Tús Metas son una misma cosa: Son Amor, Servicio. La Felicidad es una consecuencia de ello.

Génesis/Bereshit 12.3 "En Tí serán benditas Todas las familias de la tierra"

CÓMO MANEJAR EL ENOJO

DESDE EL ESCRITORIO DEL PASTOR: FRANCISCO JAVIER MESÉN (COSTA RICA)

CÓMO MANEJAR EL ENOJO

Leer: Colosenses 3.8/17

3:8 Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca.
3:9 No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos,
3:10 y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno,
3:11 donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Mashiaj es el todo, y en todos.
3:12 Vestíos, pues, como escogidos de Di-os, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia;
3:13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Mashiaj os perdonó, así también hacedlo vosotros.
3:14 Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.
3:15 Y la paz de Di-os gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.
3:16 La palabra de Mashiaj more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.
3:17 Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Adoní Yeshúa, dando gracias a Di-os Padre por medio de él.

INTRODUCCIÓN: Los creyentes estamos llamados a dejar de lado "ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas" (Colosenses 3.8). El mandamiento es claro, pero la manera de lograr y mantener este propósito puede parecer confusa y abrumadora.

El primer paso es reconocer el enojo en nuestros corazones. Esto puede parecer innecesario a quienes expresan con facilidad sus sentimientos, pero para aquellos que han enterrado su ira en lo más profundo de su ser, será necesario un prolongado tiempo de autoanálisis delante el Di-os Eterno. Aunque oculto, el cáncer del resentimiento ha estado creciendo e infestando lentamente el corazón.

Hay que dejar, entonces, que la aguda espada de la Palabra de Dios haga una cirugía (Hebreos 4.12 Porque la palabra de Di-os es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.).

El paso siguiente es reconocer que el enojo es pecado, y comenzar a ocuparse de el. Puesto que la ira es a menudo una respuesta a una herida recibida, se debe tener cuidado de no excusarla ni defenderla en nombre de la justicia. Aunque alguien haya pecado contra usted, aferrarse a la ira como respuesta, es pecado.

La Biblia nos dice que no debemos pagar mal por mal, sino que venzamos con el bien el mal (Romanos 12.17 No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres. Romanos 12.21 No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal. ).

El manejo de un estilo de vida irascible no es opcional; hay que dejar la ira. No podemos esperar vivir en la nueva naturaleza que Di-os ha creado para nosotros, conservando al mismo tiempo nuestro "derecho" a estar enojados y guardar resentimientos.

CONCLUSIÓN: La solución de Di-os al problema del enojo, es ser más como Yeshúa. Nuestra responsabilidad es revestirnos de su carácter. El Di-os Todopoderoso nos invita a cooperar con él en este proceso de transformación. Con cada paso de obediencia que demos, la paz del Mashiaj crecerá, y la ira se reducirá.

EL ENOJO CONTAGIOSO

DESDE EL ESCRITORIO DEL PASTOR: FRANCISCO JAVIER MESÉN (COSTA RICA)

EL ENOJO CONTAGIOSO

Leer: Proverbios 22.24/25
22:24 No te entremetas con el iracundo,
Ni te acompañes con el hombre de enojos,
22:25 No sea que aprendas sus maneras,
Y tomes lazo para tu alma.

INTRODUCCIÓN: El enojo además de causar estragos en el cuerpo y en el alma, alcanza a todos lo que estén cerca. Los estallidos de ira y el resentimiento silencioso no se limitan sólo a la persona que los padece.

El espíritu de enojo es contagioso. Pasa de una persona a otra, y de una generación a la siguiente. Los lugares de trabajo pueden convertirse en ambientes tensos, llenos de palabras y actitudes dañinas. La ira convierte a los hogares en campos de batalla y de hostilidad. Incluso las iglesias sufren por causa de la chismografía maliciosa,
y de conflictos por causa de preferencias personales.

Di-os nos creó para vivir en comunión unos con otros, pero la ira puede envenenar nuestras relaciones.
Por desgracia, los más cercanos a nosotros son los que más sufren. Los niños aprenden a responder a las situaciones de la vida viendo el ejemplo de sus padres, desarrollando sus mismas conductas e iguales ejemplos de comportamiento.

Tenemos que reflexionar seriamente sobre qué tipo de actitudes estamos transmitiendo a nuestros hijos.

CONCLUSIÓN: Afortunadamente, Di-os está dedicado a cambiar los corazones. Así como aprendemos a airarnos viendo el ejemplo de una persona, podemos aprender a actuar correctamente caminando estrechamente con Di-os. Yeshúa nos llama a venir y a aprender de él, para hallar descanso para nuestras almas.
(Mateo 11.28/ 29:
11:28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.
11:29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;).

El Rabí pudo haber dicho: "Aprendan de mí, que soy el más grande pensador de este siglo", lo pudo haber dicho, porqué lo era, pero lo que dijo es: "Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón" esto es para imitar los pasos de nuestro Maestro: Yeshúa.

REFLEXIÓN: ¿Qué prefiere usted: la ira que ciega, o la paz de Di-os? Ambas requieren un sacrificio. Para mantener el enojo, quizás tenga que renunciar a algunas amistades y a un legado piadoso para su descendencia. Pero, para tener paz, pídale al Di-os Eterno & Todopoderoso que le ayude a dejar en su altar su resentimiento, sus derechos personales y sus agravios.

LAS CONSECUENCIAS DEL ENOJO

DESDE EL ESCRITORIO DEL PASTOR: FRANCISCO JAVIER MESÉN

(COSTA RICA)

LAS CONSECUENCIAS DEL ENOJO

Leer: Proverbios 19.19 El de grande ira llevará la pena;
Y si usa de violencias, añadirá nuevos males.

INTRODUCCIÓN: El enojo es una emoción común que surge cuando uno enfrenta amenazas, insultos o injusticias. Di-os mismo siente enojo, y nos ha dado esta misma capacidad. Sin embargo, por nuestra naturaleza caída, a menudo respondemos de una manera pecaminosa cuando este poderoso sentimiento nos domina.

Una respuesta pecaminosa frecuente es aferrarse a la ira hasta que ésta se convierte en parte de nuestro carácter. Se aloja en lo más profundo de nosotros, y comienza a torcer los pensamientos y a agitar las emociones. La paz y la alegría están claramente ausentes, porque éstas no pueden convivir con la ansiedad y la frustración que acompañan al disgusto.

Después de envenenar al carácter, el espíritu de enojo afecta a otras relaciones. Se lanzan palabras hirientes, incluso contra quienes no son la causa de la ira, y se levantan escudos de autoprotección para evitar cualquier herida. Lamentablemente, los resultados de esta conducta son una relación tensa y el aislamiento.

Aunque el enojo puede dañar el carácter y la relación con otras personas, su consecuencia más trágica es el rompimiento del compañerismo con Di-os.

CONCLUSIÓN: La ira no sólo obstaculiza su obra en y a través de los creyentes, sino que también aflige el corazón del Padre Celestial. él desea colmar a sus hijos de bendiciones, pero los puños cargados de ira no pueden recibir la riqueza de la persona y el llamado de Di-os.

REFLEXIÓN: ¿Está usted albergando algún sentimiento de ira o enojo en su corazón? éste podría estar tan metido dentro de su alma, que no está consciente de su presencia. Pídale a Di-os que le revele cualquier resentimiento oculto que haya en usted. Deshágase de él (enojo), y aprópiese de las riquezas del Mashiaj.