Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

LA GRACIA NUESTRA SEGUNDA OPORTUNIDAD

DESDE EL ESCRITORIO DEL PASTOR: FRANCISCO JAVIER MESÉN (COSTA RICA)

LA GRACIA: NUESTRA SEGUNDA OPORTUNIDAD

Leer: Romanos 5.1/6

5:1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Di-os por medio de nuestro Señor Yeshúa;
5:2 por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Di-os.
5:3 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia;
5:4 y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza;
5:5 y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Di-os ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.
5:6 Porque Mashiaj, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos.

INTRODUCCIÓN: La Escritura pinta un panorama sombrío de la humanidad: está muerta en pecados, bajo la ira de Dios, y sujeta a la separación eterna de él (Efesios 2.1/3). Pero, por medio de la cruz del Mashiaj, el Di-os Eterno nos da una segunda oportunidad de tener una relación estrecha con él. Cuando ponemos nuestra fe en el Mashiaj, él derrama su amor incondicional: su gracia sobre nosotros.

Por su gracia, hemos sido justificados por fe. La justificación es la declaración de Di-os de que no somos culpables ante sus ojos. Cuando recibimos la salvación, la muerte de Yeshúa en la cruz es contada como pago por nuestros pecados. Toda nuestra desobediencia: pasada, presente y futura, es totalmente perdonada.

El medio para obtener esta gracia es a través de una fe genuina en Di-os y en el Mashiaj. ¿Cómo es esta fe? Es una fe que acepta el veredicto del Señor de que somos pecadores; que no podemos salvarnos a nosotros mismos, y que necesitamos un Salvador. Es una fe que cree que Yeshúa pagó por nuestros pecados con su muerte; que Di-os aceptó su pago a nuestro favor, y que somos perdonados y hechos miembros de su familia. Si tenemos una fe genuina, le daremos nuestra lealtad y le serviremos de corazón.

La gracia también nos da paz con el Di-os Eterno. Antes de ser salva, la persona era su enemiga, y estaba bajo sentencia de muerte eterna. Pero, después de poner su fe en el Mashiaj, es adoptada en la familia de Di-os y tiene su favor para siempre.

CONCLUSIÓN: Por la gracia, se nos ha dado una segunda oportunidad. En vez del castigo eterno que merecíamos, hemos recibido aceptación por la fe en Mashiaj (Romanos 15.7) y hechos miembros de la familia de Di-os (Romanos 8.15). Aproveche plenamente esta segunda oportunidad siguiendo al Di-os Todopoderoso fervientemente.  La gracia es una llave, un regalo, qué hay que cuidar. Muchas veces lo que predica la Iglesia Cristiana sobre la gracia es una desgracia, porqué se valen de ello para manipular a la gente y hacer lo qué se le da la gana.

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: