Francisco Javier Blog

Sólo otro weblog de WordPress.com

MOLDEÁDOS POR EL GRAN ALFARERO

DESDE EL ESCRITORIO DEL PASTOR: FRANCISCO JAVIER MESÉN (COSTA RICA)

MOLDEADOS POR EL GRAN ALFARERO

Leer: Jeremías 18:1/6

18:1 Palabra de HaShem que vino a Jeremías, diciendo:
18:2 Levántate y vete a casa del alfarero, y allí te haré oír mis palabras.
18:3 Y descendí a casa del alfarero, y he aquí que él trabajaba sobre la rueda.
18:4 Y la vasija de barro que él hacía se echó a perder en su mano; y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció mejor hacerla.
18:5 Entonces vino a mí palabra de HaShem, diciendo:
18:6 ¿No podré yo hacer de vosotros como este alfarero, oh casa de Israel? dice HaShem. He aquí que como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano, oh casa de Israel.

INTRODUCCIÓN: Si usted ha observado alguna vez el trabajo de un alfarero, como lo hizo Jeremías en el pasaje de hoy, sabe lo maravilloso que es ver a una masa de barro convertida en una preciosa vasija. La perfecta demostración de Dios al profeta fue que la nación de Israel —al igual que toda persona desde el comienzo del mundo— fue hecha por Su mano. Todos somos, entonces, masas de barro humanas esperando el toque del gran Alfarero.

Cuando el barro es puesto en el torno, el alfarero tiene un plan específico en mente. Lo mismo pasa con nosotros;
Di-os ya ha determinado cómo piensa trabajar en nuestras vidas, y qué papel debemos jugar en la formación de su reino (Efesios 2.10 Porque somos hechura suya, creados en Mashiaj Yeshúa para buenas obras, las cuales Di-os preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.).

Él nos moldea con Sus manos para que nuestro carácter comience a parecerse al de Su Hijo Yeshúa. Cada creyente será moldeado de forma diferente para que pueda realizar el servicio que Di-os desea. Pero, a pesar de nuestra diferente preparación, todos tenemos la marca de nuestro Alfarero.

Con demasiada frecuencia nos ponemos a ver los talentos y las capacidades de quienes nos rodean, y quisiéramos ser más como ellos. Pero hemos sido hechos exactamente para los propósitos que Di-os tiene para nosotros, y Él no se equivoca. Si pasamos el tiempo deseando tener los talentos que no se adecuan al plan de Di-os, o si nos negamos a usar los dones espirituales que Él nos ha dado, desperdiciamos Sus esfuerzos y nuestra oportunidad de servirle.

CONCLUSIÓN: El gran Alfarero está complacido con la manera que diseñó nuestra vida, y con las capacidades que nos ha dado. Para honrar al Alfarero como debemos hacerlo las vasijas que somos, debemos someternos a ser moldeados y usados como Él quiere.

REFLEXIÓN: A veces hay que estrellar el vaso para sacarle el aire y volverlo hacer, ¿Estás dispuesto a ser moldeádo por el Gran Alfarero? , ¿Quieres dejarte moldear o hacer lo que te venga en gana? Le decimos a
Di-os: "Quebrántame, Transfórmame, Moldeáme a Tú imagen Señor" ¿En verdad queremos ser cóm Él?

Etiquetas: www.franciscojavierministri…, www.myspaces.com/pastorfcoj…

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: